Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/20/2007 12:00:00 AM

Se internacionaliza búsqueda del acuerdo humanitario entre Uribe y las Farc

En un breve tiempo, las Farc pasaron del aislamiento internacional a ser protagonistas de un tema que involucra a Hugo Chávez, de Venezuela; Rafael Correa, de Ecuador; Lula da Silva, de Brasil; y Nicolas Sarkozy, de Francia. Piedad Córdoba está en Estados Unidos.

Al menos es una paradoja. Una de las plataformas más fuertes a la que el presidente Álvaro Uribe ha dedicado gran parte de sus esfuerzos es la de buscar el aislamiento internacional de las Farc. Incluso, en más de un escenario –en Bruselas y en Nueva York, para citar dos casos– el jefe del Estado ha roto su círculo de seguridad para echarse a la calle y frentear a sus adversarios, explicándoles que en Colombia hay terrorismo y que su mayor exponente son las Farc.

Otro ejemplo. En esta semana viajó a Europa el caminante por la paz, el profesor Gustavo Moncayo. Consciente de los riesgos que implicaba su gira por la posible “ideologización” e “incomprensión” que muestre en los auditorios el marchante, el Ejecutivo se movió y mandó en una especie de contragira al subintendente de la Policía John Frank Pinchao que se le fugó al grupo armado tras ocho años de dolorosos cautiverio en la selva. La intención era mostrar a los espectadores europeos que la realidad no es como la pintan las Farc sino que los primeros responsables del drama de los secuestrados es el grupo armado y nadie más.

Sin embargo, con el ritmo vertiginoso que ha tomado la búsqueda del intercambio humanitario en especial a partir de la entrada en escena de la senadora Piedad Córdoba, el panorama ha cambiado drásticamente. En un breve lapso, las Farc pasaron de un profundo aislamiento internacional a ser protagonistas de un tema que ya involucra a los jefes de Estado Hugo Chávez, de Venezuela; Rafael Correa, de Ecuador; Lula da Silva, de Brasil; Nicolas Sarkozy, de Francia, y Daniel Ortega, de Nicaragua.

Por momentos pareciera que los puentes que se tienden entre las Farc y el gobierno del presidente Uribe se está edificando en todos lados, menos en Colombia. Una cosa que muy seguramente jamás se imaginó Uribe.

De la ofensiva a la diplomacia

Lo que comenzó hace cinco años como una ofensiva militar a las Farc para derrotarlas y obligarlas a negociar, va en que el presidente venezolano, Hugo Chávez, muy probablemente se sentará con el vocero guerrillero ‘Raúl Reyes’ para hablar de paz y después con ‘Manuel Marulanda Vélez’, en una conversación que el jefe de Estado ha dicho también tratarán temas de “geopolítica”.

Lo más concreto, sin embargo, es que la cúpula de la guerrilla hablará con Chávez del intercambio de secuestrados por subversivos presos, un hecho que ha lanzado una luz de optimismo pocas veces vista entre los familiares de los secuestrados.

El gobierno, no obstante, insiste en que su política siempre ha sido la misma y la decisión de las Farc, también: el primero no despejará ninguna zona del país para hablar, y los segundos no hablarán si no hay un despeje militar.

Este jueves se agregaron nuevos elementos que refuerzan esta tesis del gobierno. El comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, dijo que, entre otras cosas, no se despejaría ninguna zona porque había información certera de que la guerrilla aprovecharía esta oportunidad para atentar contra la vida del presidente Uribe.

Se suman Brasil y Ecuador

En este mismo día Venezuela, Nicaragua y Francia, países que han mostrado su interés por un diálogo en Colombia con las Farc, se sumaron ahora los presidentes de Brasil y Ecuador. El gobierno de Brasil “ya ofreció la posibilidad de un encuentro entre las Farc y Chávez en territorio brasileño. El presidente Luiz Inacio Lula da Silva apoya ese esfuerzo de mediación del presidente Chávez y confía en él como mediador de ese conflicto”, sostuvo el vocero brasileño, Marcelo Baumbach.

La situación por momentos parece salirse de control. Para citar un caso. Son excepcionales las veces en que estos Jefes de Estado censuran a las Farc. En cambio, van en aumento el número de reclamos al presidente Uribe. “¿Qué te cuesta despejar el Caguán?”, le dijo Uribe a través de la televisión, en su programa Alo, presidente. Y este jueves también Bernard Kouchner, ministro francés de Relaciones Exteriores y Asuntos Europeos de Francia, dijo que la gestión de Chávez hasta ahora era “maravillosa”. Y a reglón seguido anotó que, sin embargo, su gobierno quería saber “Si Uribe está a favor de la gestión de Chávez o no”. En otras palabras le exigió claridad al presidente colombiano en el asunto. Todo esto en vísperas del encuentro de los dos Jefes de Estado en Nueva York.

Piedad en Estados Unidos

Entre tanto, este jueves, a su regreso de Venezuela, Piedad Córdoba se reunió con el comisionado Restrepo antes de salir hacia Estados Unidos. “Tengo que ser muy seria y responsable, Venezuela ha colaborado muchísimo y el gobierno colombiano también (...) además, hay un nuevo mensaje muy positivo de las Farc que se debe mantener y cuidar”, dijo la congresista al recordar que ‘Raúl Reyes’ estaría dispuesto a viajar hasta Venezuela para hablar con el primer mandatario.

De otra parte, el gobierno central de Colombia no baja la guardia en su ofensiva contra las Farc y envía mensajes casi desafiantes en ese sentido: en las últimas horas fue extraditado Erminso Cabrera Cuevas, alias ‘Mincho’, un miembro de las Farc que posiblemente a la opinión pública no le dice nada, pero a la organización insurgente sí pues se trata del hermano de Fabián Ramírez, miembro del Secretariado.

Además, es el tercer miembro de las Farc importante que se ha enviado a Estados Unidos después de ‘Sonia’ y Simón Trinidad’, a quien precisamente la senadora Córdoba visitará en una cita de carácter humanitario. ‘Mincho’ tendrá que responder en una corte estadounidense por sindicaciones de delitos relacionados con narcotráfico.

Incluso el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, durante una ceremonia militar en Bogotá, dijo que “la voluntad para facilitar el intercambio no es una debilidad del gobierno (...) las Fuerzas Militares no van a bajar la guardia. ¡Y que tomen nota todas las Farc, la ofensiva será más fuerte y contundente!”.

Es decir que la guerra sigue en el país mientras que fuera se amplía el número de protagonistas diplomáticos que ahora tienen en sus agendas el tema de las Farc. ¿Bueno o malo? Sólo el tiempo y los resultados darán la respuesta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.