Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/09/07 00:00

Sergio Naranjo III

Sergio Naranjo III

Desarrollo

Semana.com: ¿Cuál será la orientación que dará al manejo de las Empresas Públicas de Medellín durante su administración?

S.N.: Nuestras acciones garantizarán que las Empresas Públicas continúen como Empresa Industrial y Comercial del Estado, propiedad exclusiva del Municipio de Medellín, con una dimensión social manifestada en el uso de los excedentes que transfiere a este ente territorial, con el objeto de invertirlos en el mejoramiento de la calidad de vida de nuestra gente.

EPM debe dedicarse a cumplir su objeto social, de acuerdo con lo consagrado en la constitución, en la ley y en sus estatutos y a garantizar la eficiencia, la cobertura y la calidad en la prestación de los servicios públicos domiciliarios, y el Municipio de Medellín a cumplir su función constitucional, manteniendo la necesaria responsabilidad con respecto al gasto social y a ser el soporte principal para promover el desarrollo económico, institucional y comunitario y, además, el bienestar de la población.

La gestión de las Empresas Públicas y en particular la política tarifaria estará enmarcada dentro de la legislación y la regulación vigentes y conciliará la visión económica y financiera de la empresa, de su permanencia en el tiempo y de proporcionar servicios de calidad, con la de tipo social y el mejoramiento de la calidad de vida. Buscaremos la creación de un Fondo de Solidaridad como lo establece la Ley 142 para subsidiar los consumos de los estratos bajos de la ciudad.

Además y muy importante, no puede sustentarse un crecimiento económico sobre la base del empobrecimiento colectivo, tenemos 81.000 familias desconectadas de los servicios públicos domiciliarios; para ellos tendremos un plan de financiación a 60 meses para la reconexión, sin intereses de mora ni cuota inicial, con el fin de que puedan volver a la legalidad, participen del desarrollo de la democracia local, se pongan al día y cese esa injusticia social.

El perfil de los integrantes de la Junta Directiva de las EPM será de la mayor altura para asegurar su excelente manejo y los niveles de calidad y de competitividad que le han sido propios en el pasado. Estructuraremos la Junta de EPM con la participación de empresarios, de la academia, de la Cámara de Comercio, de asociaciones de profesionales y de ligas de usuarios, cuyos miembros deberán acreditar unos requisitos mínimos y exigentes, a la altura de la segunda empresa más grande del país.

Con los principios empresariales que han regido a EPM desde su creación, como son el rigor jurídico, técnico, financiero y administrativo, me comprometo a recuperar la dinámica del crecimiento y la rentabilidad para asegurar su supervivencia, a mejorar las condiciones de las personas que laboran en la empresa fortaleciendo el clima organizacional, la cultura corporativa y la seguridad laboral. En este sentido nos comprometemos con la transparencia en la contratación del personal para que el cuerpo de empleados de la organización esté a la altura de las necesidades y de las posibilidades de la organización.

Las compras de la entidad estarán regidas por procesos claros e imparciales, como lo ordenan las normas y como lo esperan la comunidad y los proveedores de EPM.

Las Empresas Públicas de Medellín, como aporte social al desarrollo de los municipios antioqueños en donde tiene macroproyectos e inversiones regionales, buscará un mecanismo jurídico y financiero para llevar servicios públicos más baratos y de mejor calidad a los 125 municipios del departamento de Antioquia para cancelar la deuda social que se tiene con ellos por el uso de sus territorios y de sus recursos naturales.

Así mismo, con respecto a los municipios de Antioquia que pagan un 70% de tarifas más altas, se evaluarán los componentes de las cuentas que cobran Eade y Edatel, para que guarden una justa relación con el costo de los mismos servicios en el área metropolitana. Estas metas podrán cumplirse sin perjuicio de la capitalización de la entidad y de su capacidad para generar las transferencias suficientes e indispensables para asegurar las metas de política social y de reactivación del empleo en La Gran Medellín.

Semana.com: ¿ Cuál será su táctica para impulsar la ciudad en materia de competitividad teniendo en cuenta que es apenas la número 38 en atractivo para inversión en América Latina?

S.N.: En unión con el sector privado, los gremios, la academia y la Cámara de Comercio, entre otros, lideraremos un plan de competitividad para la ciudad, con metas evaluables anualmente con el fin de recuperar para Medellín el lugar que justamente le corresponde en el contexto nacional e internacional y pasar de un cuarto lugar actual al primero con Bogotá.

Desarrollaremos este propósito colectivo con el talento y el empuje paisa que nos caracterizan. Para ello progresaremos significativamente en los nueve factores internacionales de competitividad: educación, economía, internacionalización, finanzas, infraestructura, gestión, ciencia y tecnología, gobierno y recursos humanos.

Estaremos muy atentos al desarrollo de la política macroeconómica del país, sobre todo en lo concerniente al manejo fiscal por parte del Gobierno del Presidente Álvaro Uribe y al manejo monetario, crediticio y cambiario, responsabilidad del Banco de la República. Además, observaremos con atención los lineamientos y directrices con todo lo que tenga que ver con la reconstrucción del aparato productivo y la generación de empleo.

Favoreceremos la participación de la ciudad en los beneficios del Atpdea y observaremos la evolución de las negociaciones con el tratado bilateral con Estados Unidos para ajustarnos rápidamente a él pues sus determinaciones serán muy sensibles para Medellín y el área metropolitana con respecto a los textiles, a las confecciones, a la industria del cuero y a las flores.

Haremos del Municipio de Medellín un gran modelo de apoyo y cooperación público-privada con una visión gerencial y prospectiva. Incentivaremos la búsqueda de la excelencia en la producción y en los servicios con calidad internacional bajo la marca La Gran Medellín, con el fin de posicionar muy bien en la mente del consumidor la oferta de la ciudad e incrementar la demanda por sus bienes.

Formaremos ciudadanos cada vez más profesionales y especializados, con visión mundial, mentalidad empresarial, relaciones humanas, manejo de varios idiomas, tecnología de avanzada, informática, esquemas de financiación internacional y conocimiento de los mercados.

La Gran Medellín mejorará todos sus índices de: seguridad, empleo, educación y capacitación del talento humano, salud y de nutrición, movilidad, vivienda, deporte, recreación y cultura que alcanzarán niveles óptimos; y el ingreso familiar se elevará acompañado del aumento en la calidad de vida.

En el marco de un mundo globalizado, también compiten las regiones a través de las alianzas estratégicas, los clusters, la conectividad, la inserción en los procesos de internacionalización y el desarrollo a escala humana, todos estos factores los comprende mi Programa de Gobierno, Por una Gran Medellín, que será competitiva en lo económico, equitativa en lo social y ambientalmente sana.

Continúa

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.