Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/7/2003 12:00:00 AM

Sergio Naranjo IV

Semna.com: ¿Qué apoyo le dará al recién creado Convention and Visitors Bureau?

S.N.: Es necesario reactivar la proyección internacional de Medellín. La ciudad abandonó en el período reciente un plan para ubicarse en el mapa mundial a través de una estrategia de posicionamiento en estos tiempos de globalización y aprovechar las grandes ventajas que de allí se derivan. Los lugares de mayor desarrollo en la historia han sido aquellos que han estado en contacto con otros pueblos.

Retomaremos las acciones de promoción en las cuales veníamos trabajando en asocio con las entidades del sector privado para que las industrias y las cadenas comerciales vuelvan a Medellín; para que nuestras misiones empresariales al exterior sean activas y realmente efectivas; y sobre todo, para que nuestra plataforma urbana, con las telecomunicaciones como punta de lanza, le ofrezca mejores condiciones a los empresarios con base de operaciones o inversiones en la ciudad o a quienes deseen instalarse en ella gracias a sus múltiples posibilidades.

Para lograr estos objetivos, se encuentra el desarrollo de entidades (como el Bureau de Convenciones, propuesto por mí anteriormente) que permitan generar empleo en la ciudad, promover la recepción de divisas y aprovechar el gran efecto económico multiplicador del turismo. Impulsaremos el proceso ya iniciado de la conformación de un este encargado de promover el turismo de convenciones y de congresos, y aglutinaremos intereses en torno a ese objetivo.

Con el Buró de Convenciones y en unión con la Secretaría de Internacionalización de Medellín podremos diseñar una política amplia y detallada para el sector de manera que se beneficie nuestra ciudad: convertiremos el esfuerzo de reactivación del Plan Estratégico de Medellín 2015, (logrado en mi anterior administración) y la reconstrucción de la visión de futuro de la ciudad en una estrategia de promoción y "citymarketing; redoblaremos esfuerzos para que el sector público y el privado trabajen aunadamente en esta dirección; adelantaremos un trabajo conjunto entre los diferentes actores del sector turístico; haremos más efectivas las relaciones con las ciudades hermanas y el proyecto cities; buscaremos apoyo internacional para la promoción de Medellín como lo han hecho otros lugares del mundo; reactivaremos los grandes eventos culturales y deportivos como espacios propicios para proyectar la nueva imagen de la ciudad ante el mundo; impulsaremos estímulos tributarios para aquellos eventos masivos promovidos por la administración municipal y el sector privado y que contribuyan a la atracción de visitantes, a la formación y al sano esparcimiento de la comunidad en general.

Semana.com: ¿Cómo piensa generar nuevos puestos de trabajo durante su administración?

S.N.: Con el sector privado y el fortalecimiento de la economía solidaria, lideraremos las siguientes estrategias: 1. Estaremos muy atentos al desarrollo de la política macroeconómica del país, sobre todo en lo concerniente al manejo fiscal por parte del Gobierno y al manejo monetario, crediticio y cambiario, responsabilidad del Banco de la República para adecuarnos rápidamente a ellos. Además, observaremos con atención los lineamientos y directrices con todo lo que tenga que ver con la reconstrucción del aparato productivo y la generación de empleo. 2. Desarrollaremos una estrategia de apoyos directos a las empresas exportadoras generadoras de empleo en la ciudad, especialmente con el fin de aprovechar las ventajas arancelarias del Atpdea y las determinaciones con respecto al Alca. Mejoraremos la plataforma de servicios y productos de la ciudad par atraer inversión extranjera. 3. Impulsaremos el desarrollo del sector terciario avanzado (generador del 70% de los empleos en países desarrollados) mediante la modernización y especialización en servicios de última generación y desarrollo tecnológico de punta. 4. Capacitaremos para el empleo productivo y la atención a las nuevas demandas del sector productivo. 5. Promoveremos la ciudad, especialmente como lugar de asentamiento de empresas con tecnología de punta y de nivel internacional. 6. Continuaremos del plan integral de desarrollo a la pequeña y a la microempresa. 7. Reactivaremos la industria de la construcción. 7. Promoveremos la ciudad para la realización de eventos, de convenciones y de negocios, de salud y de educación. 8. Posicionaremos la ciudad como destino con grandes atractivos turísticos y comerciales. 9. Incentivaremos la búsqueda de la excelencia en la producción y en los servicios con calidad internacional bajo la marca de La Gran Medellín. 10. La inversión pública y social será generadora de empleo y demandadora de bienes y servicios, lo que dinamizará el desarrollo económico. 11. Generemos empleo de choque. 12. Continuaremos los programas de ampliación de las coberturas en educación básica y media y en salud y mejoramiento de su calidad. 13. Propiciaremos que Medellín se beneficie del Plan de Empleo Nacional que se adelantará con recursos del BID. 14. Garantizaremos la participación de la ingeniería antioqueña en los proyectos de expansión de los servicios por parte de EPM, tales como Porce III y Pescadero Ituango y la planta de tratamiento de aguas residuales del norte. 15. Avanzaremos en la igualdad de oportunidades de empleo para los discapacitados. 16. Nuestro programa de nutrición y restaurantes (con ayuda internacional se incrementará a 300.000 porciones diarias) cobijará a los niños, a las madres lactantes, a las madres embarazadas, atención a la tercera edad y a otros sectores desprotegidos con el fin de implementar el objetivo de hambre cero. Esa enorme demanda de alimentos generará empleo en sectores agropecuarios, de horticultura y elaboración primaria que podrán canalizarse a través de sectores débiles como las asociaciones de madres cabeza de familia. 17. En coordinación con Corantioquia, el Área Metropolitana, EPM y el sector privado continuaremos el plan de reforestación de las laderas; cada una de ellas generará no menos de 10 puestos de trabajo directo y la producción de oxígeno originará recursos económicos con su venta para cumplir estándares mundiales de países industrializados.

Fondo de Inversión Social

Con el 20% de las transferencias de las Empresas Públicas de Medellín, constituiremos un Fondo de Inversión Social, con poder de apalancamiento financiero y orientado a mejorar la calidad de vida de los medellinenses y de los habitantes de la ciudad región, buscando:

Apoyo con créditos blandos, es decir, con bajas tasas de interés y a largo plazo a: la financiación para garantizar los estudios de educación superior y la capacitación a los jóvenes de los estratos 1, 2 y 3. Así mismo, y en convenio con el ICETEX, financiación de la educación superior a los jóvenes del estrato 4 que lo requieran. A iniciativas de empresas productivas viables y sostenibles presentadas por profesionales y tecnólogos desempleados que se presenten individualmente o en cualquier forma asociativa. También se aplicarán estos recursos a la creación de nuevas empresas entre estudiantes y egresados promovidos por los fondos de capital semilla de las universidades. En coordinación con el sector privado financiaremos la vivienda de interés social a través de un organismo especializado que se creará para tal fin.

Semana.com: ¿Seguirá insistiendo en diseñar una plataforma tecnológica para la ciudad? ¿Qué hará con el compromiso de los 200 mil computadores?

S.N.: Sí, seguiremos insistiendo en implementar una plataforma tecnológica para la ciudad, fundamental para incrementar el conocimiento, favorecer la productividad y hacerla más competitiva. La nueva economía, los nuevos productos y servicios, y los nuevos desarrollos, tienen que ver cada vez más con la innovación, el desarrollo tecnológico y la formación de recursos humanos avanzados. Necesitaremos los últimos avances para apoyar la internacionalización de nuestra economía. Estudiaremos fórmulas para que el plan de conectividad se diseñe acorde a la verdadera necesidad y potencial de la ciudad.

Es importante solucionar el problema de los 200.000 computadores, en vista de que su cantidad se sobredimensionó para una ciudad de dos millones de habitantes y que no se tuvo en cuenta la rápida obsolescencia de este tipo de elementos: de ellos, sólo se han vendido 25.000 y si acaso se llegará a 30.000 antes de finalizar el presente año. Si cada uno vale alrededor de $2 millones, las EPM no se pueden dar el lujo de perder $340.000 millones de pesos.

Medio ambiente

Semana.com: ¿Qué hará en torno al problema de La Pradera, el nuevo relleno sanitario que está teniendo inconvenientes con la implantación de la nueva tecnología para el tratamiento de los desechos?

S.N.: El conflicto social y ambiental debido el reciente manejo inadecuado de la disposición de las basuras en la Curva de Rodas generó múltiples controversias, acciones y decisiones que culminaron con la Resolución de la autoridad ambiental y de la Procuraduría de ordenar su cierre, lo que obligó a abandonar dicho sitio y a adecuar otro en la Vereda La Pradera, jurisdicción de Don Matías.

Para el análisis de comparativo entre los dos proyectos, hacemos las siguientes consideraciones:

El componente de recolección y transporte (CRT): al comparar los costos de la resolución 180 de la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico, CRA, en donde se tenía como relleno sanitario a la Curva de Rodas, y los nuevos costos de transporte hacia el parque ambiental la Pradera, a 57 km del Municipio de Medellín, se observa un incremento del 52%, cifra que impactará a los usuarios. Además, por la distancia se afectará negativamente el parque automotor pues su desgaste se acelera y por ende las inversiones programadas para reposición se anticiparían en el tiempo, deteriorando la posición de la tesorería de la empresa. Igualmente, la disponibilidad de los vehículos influirá en la posición de la logística de la recolección trayendo por ende mayores costos operativos.

El caso de la tecnología, la disposición final vs. el tratamiento biotecnológico: hasta mediados del 2002 se mantuvo vigente en la Curva de Rodas el método de la disposición final (enterramiento continuado) a juicio de los entendidos, la mejor estrategia desde el punto de vista técnico y económico. Sin embargo, los criterios fueron modificados precipitadamente hacia la biotecnología sin prever las posibles consecuencias sobre el sitio del trabajo y la solidez financiera de la empresa. Este tratamiento eleva los costos a niveles muy altos, sin resolver el problema de la disposición final.

Antes de aplicar la biotecnología Combeima, EEVV tenía unos costos de operación de la disposición final de $11.800/ton, pero con la nueva técnica se incrementan a $28.000/ton. La tarifa que por este componente cobra EEVV es de $19.800/ton (una tarifa ya de por sí elevada en comparación con otras del país) de esa manera, pasamos de un beneficio de $7.000/ton a una pérdida de $8.200/ton con relación a la tarifa y de $16.200/ton con relación al costo operativo inicial. Esto equivale, en términos reales, a un desajuste en las finanzas de la empresa equivalente al 137% atribuible a este componente. No hay empresa que resista un incremento de sus costos operacionales de esta magnitud, sin incrementar sus ingresos, lo que seguramente se reflejará en los estados financieros, más aún si se persiste en el tratamiento biotecnológico en La Pradera renunciando a la técnica del relleno sanitario controlado.

Los parámetros para una política adecuada son: reorientar el manejo de los residuos sólidos hacia la disposición final por ser la más recomendable desde el punto de vista técnico y económico para proteger la viabilidad de la empresa y los intereses económicos de la comunidad. El tratamiento biotecnológico (Combeima) debe iniciarse en menor escala e incrementarlo gradualmente cuando los procesos de comercialización estén maduros, pues de lo contrario se corre el riesgo de tratar para después enterrar lo que se ha tratado, incurriendo en costos irreversibles. La anterior consideración es importante porque las biotecnologías que se están adaptando en nuestro medio pueden ser eficientes y eficaces para volúmenes relativamente pequeños: sin embargo, tratándose de volúmenes apreciables como las 1.600 toneladas/día de Medellín ó 2.200 del V de A no deja de ser arriesgado incurrir en semejantes costos. Se tendrá que atender todo el proceso eficientemente para evitar el problema que en sí representa la disposición, con sus secuelas de roedores, aves indeseables, plagas, olores pestilentes y afectación de aguas, suelo y paisaje, a lo que se agrega el impacto al transporte y a las comunidades incluidas en el largo recorrido.

También, ante el aumento de los costos del 52% sobre el CRT, cobra vigencia inmediata la habilitación del sistema férreo para el transporte de los residuos sólidos hacia Pradera, disminuyendo los costos ostensiblemente y generando unos impactos positivos sobre diferentes temas: usuarios (tarifas), medio ambiente, turismo, etc. Según evaluaciones, el costo/ton/km de transportar los residuos sólidos vía terrestre es de apróx. 45 centavos de dólar; en cambio, por vía férrea es de 15 c/dólar/ton/km, un ahorro de 30 c/dólar/ton/km.

Además de La Pradera, Medellín debe contar con sitios alternos para disposición de Residuos Sólidos bajo el modelo de Relleno Sanitario; y sistemas de incineración, especialmente para residuos contaminantes y peligrosos, para rebajar el impacto del costo de tarifas y evitar depender de un solo lugar.

Semana.com: ¿Qué hará para controlar la gran incidencia de contaminación atmosférica por causa del viejo parque automotriz que circula por la ciudad? ¿Especialmente en lo que concierne al transporte público?

S.N.: Al estudiar de manera integral todo el sistema de la movilidad en Medellín y el Área Metropolitana, de manera que se incluyan el transporte público, el privado y el Metro, y se tengan en cuenta las intenciones origen-destino, se pueden rediseñar las rutas, adecuar las vías, determinar el número de vehículos y el tipo de transporte necesario para que se incremente su utilización, y haya una mayor eficiencia y una mejor calidad para favorecer a usuarios, a los propietarios y a los actores en general.

Si el transporte público es eficiente, moderno, amable, cómodo, cumplido, seguro y a precios adecuados, se desestimula el transporte privado sin tener que llegar a incómodas medidas como la del pico y placa. Nos comprometemos con la preparación de una solución responsable al problema de la sobreoferta del transporte individual y de la congelación del parque automotor público de la ciudad, por consenso metropolitano.

Si se generan incentivos por la utilización de motores de última generación y de tecnologías experimentadas para no tener problemas de mantenimiento; si se promueve el uso de combustibles menos contaminantes como el alcohol (o conversión a gas, concertadas con los transportadores); si se tiene fluidez en las vías, educación de la ciudadanía y no hay invasión del espacio público, habrá una menor utilización de las calles y por ende menos contaminación.

También buscaremos fórmulas de ayuda a los transportadores para la reposición del parque automotor y lograr el apoyo de los congresistas para definir propuestas concertadas para obtener la ayuda del Gobierno nacional en el proceso de chatarrización. Así mismo, entraremos a definir la operación de los depósitos de buses.



Violencia

Semana.com: ¿Qué propuesta tiene con respecto al tema de Convivencia Ciudadana?

S.N.: La convivencia ciudadana se inicia con la construcción de una cultura de valores, apoyada en el sistema educativo, en campañas masivas para toda la ciudadanía, en acuerdos con grupos en conflicto, en el acceso a oportunidades sociales de educación, capacitación y empleo y en una autoridad firme pero comprometida y humana.

Nadie negaría la correlación entre la violencia y la pérdida de los valores: El respeto por la vida, por el derecho del otro, por la diferencia, por el valor de la palabra, por la solidaridad social y por la honradez, son valores que hacen posible la convivencia entre los seres humanos. Rescatarlos es prioridad de nuestro programa de convivencia, de la construcción de la sociedad que queremos y para ello dedicaremos nuestros esfuerzos y capacidad de liderazgo.

Como estrategias para rescatar la convivencia nos proponemos:

1. Crear la cátedra educativa, "La Gran Medellín" dirigida a escuelas, colegios y universidades. 2. Promover una campaña pedagógica masiva con la colaboración de los medios de comunicación. 3. Implementar talleres de armonización y modernización institucional con los alcaldes, ediles, concejales, dirigentes gremiales y líderes comunales y comunitarios de los municipios integrantes del área metropolitana. 4. Crear el Programa la Violencia se Previene: con la participación de la comunidad internacional y con las entidades de educación superior. La propuesta de convivencia ciudadana se posicionará centrada en la construcción de estilos de vida y conductas no violentas en la sociedad, con un gran componente de gestión social y una metodología de proyectos. 5. El acceso a oportunidades sociales de educación, capacitación y empleo corresponde a cumplir con un deber social. Mediante el cubrimiento educativo y programas especiales de capacitación para el empleo y a través de las diferentes opciones de creación de empleo de choque y productivo se lograrán alcances muy positivos y de justicia y equidad. 6. La ciudadanía tiene que sentir que hay gobierno, autoridad, liderazgo y un objetivo que alcanzar que es el de una mejor calidad de vida para todos. Las medidas que se tomarán en este sentido devolverán la tranquilidad y la convivencia a La Gran Medellín.

Respecto a la actual administración

Semana.com: ¿Qué va a pasar con los programas que quedarán inconclusos después de terminada la administración de Luis Pérez como por ejemplo el Banco de los Pobres, las ciclovías y las rutas verdes?

S.N.: En materia de obras públicas, la premisa de mi administración es terminar lo que está iniciado porque dejar algo inconcluso significaría un enorme daño para la ciudad. Todo lo manejaré con rigurosos criterios de evaluación desde el punto de vista jurídico, técnico y ambiental con el fin de no incurrir en despilfarros innecesarios y en obras que no obedecen a las grandes necesidades de la ciudad.

Semana.com: ¿Qué programas de su antecesor piensa suspender?

S.N.: Mi Plan de Gobierno, que también tiene en cuenta los municipios integradores de la Ciudad Región, está por encima de los partidos, va más allá de intereses individuales y garantiza la prosperidad y la competitividad internacional de la Gran Medellín.

Además, es: un Programa flexible, lo que le permite adaptarse al cambiante mundo del mañana; contempla las políticas, estrategias, programas y proyectos existentes en el orden nacional, del Presidente Álvaro Uribe, departamental, subregional y local; así como los aciertos de administraciones anteriores que serán retomados de forma creativa con el fin de reconocer sus valiosos aportes a la sociedad y aprovecharlos en favor de todos.

Nunca ha sido mi política trabajar con un espejo retrovisor. Como en la oportunidad anterior, voy a recibir una ciudad con el fin de liderar la solución de cualquier tipo de problema que tenga. Después de los análisis y estudios pertinentes, continuarán todos los programas, se crearán unos nuevos y se recuperarán aquellos que favorezcan el progreso, el desarrollo, el crecimiento y una mejor calidad de vida para nuestra gente.

Respecto a su administración

Semana.com: ¿En pocas palabras, dé los puntos principales de su plan de gobierno?

S.N.: Mi Plan de Gobierno "Por una Gran Medellín", se estructura a través de TRES PROPÓSITOS COLECTIVOS que agrupan los ejes fundamentales de nuestra administración: Integración Social y Calidad de Vida, Un Nuevo Perfil de la Ciudad y Una Nueva Gobernabilidad. Mi candidatura, independiente pero integradora, logrará unir a las distintas Medellín: la del centro, la de las comunas pobres, la de El Poblado, la del rebusque y la del Área Metropolitana en La Gran Medellín, articulada en su infraestructura humana, física y productiva, competitiva en lo económico, equitativa en lo social y ambientalmente sana.

Es necesario que retomemos los hilos del Plan Estratégico de Medellín y el Área Metropolitana 2015, para proponer una nueva visión de largo aliento como la que fue liderada por nuestra administración, democrática y muy ampliamente acogida por las instituciones públicas, privadas y sociales de la ciudad. Todo este capital social acumulado durante los tres años de nuestro gobierno, todas esas horas dedicadas por instituciones y expertos de todos los matices, ajustado y actualizado, será nuevamente y también, la gran guía impulsadora del progreso y del desarrollo.

Vamos a retomar esta visión para garantizar que la ciudad metropolitana, a través de una gestión de liderazgo compartido, vuelva a ser escenario de concertación, de participación y de consenso, alrededor de sus anhelos y de sus esperanzas.

Resulta absolutamente indispensable que recobremos el manejo gerencial de la ciudad, los principios del buen gobierno, de la productividad, de la eficiencia de la empresa privada y de la lucha contra la corrupción. En forma simultánea emprenderemos el desarrollo de las obras de infraestructura que se necesitan para completar una plataforma urbana competitiva para La Gran Medellín y, desde luego, daremos el impulso a la inversión social, que siempre deberá ser el motor fundamental de las intervenciones públicas para lograr la equidad y la igualdad de oportunidades en el corto plazo.

Estamos comprometiéndonos a implementar una institucionalidad, moderna, ágil e incluyente y de amplia concertación con el sector privado, un modelo exitoso que produjo magníficos resultados para la ciudad durante mi anterior administración, que por supuesto se actualizará y ajustará a las nuevas situaciones. Perfeccionaremos las estructuras productivas y sociales y, en consecuencia, ofreceremos un espacio positivo a nuestros conciudadanos para que en unión de nuestras familias vivamos en paz.

La Gran Medellín mejorará sus índices de economía doméstica, de internacionalización, de finanzas, de infraestructura, de gestión, de gobierno, de talento humano, y de ciencia y tecnología. Así mismo, la seguridad, el empleo, la educación, la salud y la nutrición, la vivienda, el deporte, la recreación y la cultura alcanzarán niveles óptimos para el desarrollo, y el ingreso familiar se elevará. De esa manera alcanzaremos el anhelado mejoramiento de la seguridad, de las oportunidades y de la calidad de vida.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?