Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2006/02/02 00:00

"Sería como la cara del payaso"

Jueves 26. El Concejal de Bogotá César Diago critica la construcción de un peaje metropolitano en Bogotá pues considera que se trata de una propuesta que desconoce la triste situación humana en que se encuentran los habitantes de la ciudad.

"Sería como la cara del payaso"

Muchos de quienes defienden la imposición de peajes dentro de Bogotá no conocen las cifras de pobreza, desplazamiento, desempleo y marginación. Creen que lo más importante es invertir en vías y no aliviar el sufrimiento de más de la mitad de los bogotanos y de los habitantes de las regiones aledañas.
Durante la administración de Peñalosa se presentó un proyecto para cobrar peajes dentro de ciudad con el argumento de recuperar las vías y mantenerlas. Estuvo a punto de aprobarse gracias a que el alcalde empleó todas sus mañas a través de su Secretario de Gobierno sin pensar en el efecto negativo que tendría para el desarrollo de Bogotá y las regiones que la rodean.

En estos días se volvió a tocar el tema cuando el director del IDU propuso poner un peaje en la avenida Alo.  Sigo creyendo que ese proyecto es inviable por las mismas razones de hace seis años.

Es indeseable, primero que todo, por el golpe económico que representa para los ciudadanos. Hace seis años la crisis económica había afectado a la gran mayoría de ellos y no era el momento propicio para exigir más gastos. Hoy sigue sin ser un buen momento. Muchas personas que tienen un vehículo alcanzan a pagar impuestos a nivel nacional y distrital, pero el costo de vivir en esta ciudad les impediría asumir más contribuciones.

Por otro lado, el proyecto de Bogota Región que es una alternativa para la integración y el desarrollo de un sector importante del país como lo son los departamentos de  Cundinamarca, Tolima, Boyacá , y Meta amerita una concertación entre autoridades locales, un aspecto que no se ha tenido en cuenta.

En lugar de concertación, poner esos peajes podría implicar que en cada municipio se cobrara también los peajes, lo que desestimularía la generación de ingresos por turismo y haría mas costoso el desplazamiento para la recreación de muchas personas. También elevaría el costo de vida para muchas personas que tienen su residencia fuera del perímetro urbano y se desplaza todos los días a la capital para trabajar o estudiar. Además este peaje terminaría elevando los costos de la canasta familiar.

Por último creo que se está construyendo una ciudad donde el desarrollo urbano ha sido muy importante pero se dejó de lado el desarrollo humano. Tal vez si las condiciones en que vive la gran mayoría de los bogotanos fueran diferentes el peaje sería una buena idea pero esto no es así.  No es un secreto que el cobro de los peajes en esta ciudad ayudaría muchísimo a mejorar y mantener la malla vial lo que haría que la ciudad pareciera casi perfecta. Pero sería como la cara del payaso, que vive en estado de zozobra, de tristeza y de desengaño pero que sin embargo tiene que reír. A eso no le juego yo.
 
 


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.