Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/09/19 00:00

Sí hay evidencias sobre montajes del Ejército: Vicefiscal

Al final de un debate en la Comisión Primera del Senado, el vicefiscal Jorge Armando Otálora reconoció que hay evidencias sobre los montajes de actos terroristas que realizaron algunos miembros del Ejército.

El Vicefiscal General de la Nación Jorge Armando Otálora y el ministro del Interior Carlos Holguín Sardi, durante el debate de este martes en el Congreso. Foto: Fotos: León Darío Peláez / SEMANA

La claridad sólo llegó al final del encuentro, cuando el vicefiscal Jorge Armando Otálora reconoció que hay evidencias que comprometen a dos oficiales del Ejército que inventaron un atentado terrorista y seis incautaciones de explosivos en Bogotá. Fue este martes en el debate de la Comisión Primera del Senado al que asistió el Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, para entregar detalles sobre el supuesto montaje de atentados terroristas por parte de algunos militares.

“Yo no he visto las evidencias. El fiscal que lleva el caso las tiene, y no las conozco porque existe una figura que se llama la cadena de custodia, y es que esos indicios no pueden ser ventilados porque se pueden contaminar”, admitió el vicefiscal, quien explicó que estos deben ser analizados por los investigadores y, de encontrar mérito, capturar a los responsables.

Dice Otálora que, en efecto, sí hay videos donde aparecen unos militares, y que se está analizando un cruce de llamadas para saber de dónde venían y a quién se dirigían. En ellas, podrían estar comprometidos los uniformados.

Sobre estos hechos que son investigados por la Policía Judicial y la Fiscalía (ocurridos entre el 28 de julio y el 27 de agosto de este año), Otálora aseguró que conversó durante tres minutos con el Ministro de Defensa, el día en que dos periodistas del diario El Tiempo se acercaron a su despacho para ponerlo en conocimiento de lo que estaba pasando.

“El 7 de septiembre yo atendí a los periodistas y puse el caso en conocimiento del jefe de la Unidad Antiterrorismo de la Fiscalía (…) Mucha de esa información la Fiscalía ni siquiera la conocía (…) Yo les dije que le anunciaría al Ministro de Defensa sobre el caso y hablé con él en una reunión que no duró más de tres minutos”, añadió Otálora.

Sus declaraciones sorprendieron de inmediato a los senadores Armando Benedetti (de La U) y a Gustavo Petro (del Polo Democrático). El primero se preguntó cómo era posible que en tan sólo tres minutos se hablara de un tema tan delicado con el Mindefensa, y el segundo insistió en las contradicciones del Presidente de la República, el comandante del Ejército y el ministro Santos, que dijeron tres cosas diferentes sobre el caso, en menos de una semana.

En ese sentido, Petro dijo que el Ministro había obligado al general Mario Montoya, comandante del Ejército, a leer un comunicado con información parcial. Además, que los mecanismos de la Política de Seguridad Democrática para conseguir resultados eran cuestionables (en lo que va corrido del año se investigan las muertes de 107 personas por ejecuciones extrajudiciales por parte de la Fuerza Pública).

“Yo defiendo la política del Presidente Uribe en materia de seguridad”, le respondió Santos al congresista, y en cuanto a la salida que tuvo el Ejército cuando se conoció el escándalo de los montajes, dijo: “Yo no he obligado a nadie a decir nada. La responsabilidad es mía y sólo mía”. Pero el senador Parmenio Cuéllar, replicó minutos después: “usted no lo empujó, pero sí lo instruyó”.

Las pruebas

El debate al que estaba citado el Ministro de Defensa y su colega del Interior y de Justicia, Carlos Holguín Sardi, no concluyó. El encuentro continuará el próximo martes, día en el que los senadores citantes esperan obtener más detalles sobre las graves denuncias de montajes del Ejército para conseguir éxitos operacionales (muerte del enemigo) conocidos con el nombre de “positivos”.  Sin embargo Santos acudirá hoy a un debate similar en la Comisión Segunda del Senado, que preside la ex ministra Martha Lucía Ramírez, quien fuera su más aguerrida defensora en la sesión del martes.

Aunque lo mejor de la candente reunión estuvo al final con las declaraciones del vicefiscal, el senador Petro también le puso picante al debate al mostrar otras graves denuncias que involucraban a más militares en otros hechos irregulares que hoy son investigados por las autoridades.

Ante el repleto auditorio, el congresista reveló la interceptación de unas grabaciones entre el capitán de un batallón del Ejército que operaba en La Vega (Cundinamarca) hace tres años, con el integrante de una organización paramilitar que delinquía en la zona.

En las conversaciones, hoy en poder de la Fiscalía, se oye claramente que el militar le pide al ilegal que le ayude con indigentes para matarlos y mostrarlos como “positivos” de su batallón. “Consígame dos desechables, una changón y una subametralladora, que yo les pongo las granadas”, se oía en la grabación.

Para Petro, este es un mecanismo generalizado en las Fuerzas Militares y Policía para conseguir el ascenso de oficiales. Sus declaraciones fueron rechazadas por Santos: “Es totalmente falso lo que usted dice. Yo acabo de ser testigo del proceso de selección que hay para ascender mayores, coroneles y generales, y en ningún momento se tienen en cuenta semejantes cosas”.

En seguida, el senador del Polo reveló otro caso. Al parecer, la bicicleta bomba que el 25 de enero de 2002 estalló en el barrio Fátima de Bogotá, atribuido a la red urbana Antonio Nariño de las Farc y que le ocasionó la muerte a una niña y a seis patrulleros de la Policía, fue un montaje. Dice el congresista que la Fiscalía investiga si miembros del Ejército conocían a dos de los guerrilleros autores del atentado y que, a cambio, estos les informarían de un campamento que el grupo ilegal tenía en el Sumapaz. “Para mí, un hecho aislado y otro hecho aislado son dos hechos acompañados”, puntualizó Petro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.