Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/9/2006 12:00:00 AM

Sigue contrapunteo entre gobierno y guerrilla por condiciones para intercambio humanitario

Según el presidente Álvaro Uribe las Farc tienen que discutir las condiciones con el comisionado de paz. Los guerrilleros insisten en el ‘despeje’ de Pradera y Florida y dicen que irán armados.

El gobierno y las Farc comenzaron la semana con un nuevo contrapunteo respecto a las reglas de juego para el intercambio humanitario que permitiría la libertad de 58 secuestrados a cambio de unos 400 subversivos presos en las cárceles del país. Mientras el presidente Álvaro Uribe reiteró que el interlocutor del Ejecutivo para la discusión del tema es el alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo, el grupo guerrillero también reafirmó su petición de despeje de los municipios de Pradera y Florida (Valle).

Las declaraciones de lado y lado son la continuación de las aproximaciones de las últimas dos semanas, durante las cuales las partes parecen haber decidido que llegó el momento de la liberación de los 58 rehenes de las Farc, entre los que hay tres cooperantes estadounidenses y 55 policías, militares y dirigentes políticos colombianos. En los últimos quince días las partes se refirieron tanto al tema que algunos miembros de la comisión de paz del Congreso y varios familiares de los secuestrados pensaron que el gobierno anunciaría el fin de semana pasado el despeje de los dos municipios. Pero la anhelada noticia no llegó.

A cambio de ello, las Farc divulgaron este domingo un comunicado en el que le piden al gobierno la desmilitarización inmediata de la zona y se declaran listas para iniciar la verificación del desarme en los dos municipios. "Las unidades encargadas de verificar el despeje están en puesto. Solo esperan el retiro de la Fuerza Pública", señala el documento firmado por su máxima instancia, el Secretariado del Estado Mayor Central.

Contrario a la petición del gobierno, el grupo guerrillero asegura que hará presencia armada en la zona. Se trata de una garantía mínima para la guerrilla, que no sólo siente desconfianza frente a una hipotética emboscada militar, sino que requiere de un respiro ante la presión de las Fuerzas Armadas en el sur del país. Por el contrario, el gobierno piensa que la situación sería aprovechada por las Farc para rearmarse o iniciar una recuperación militar de zonas perdidas.

Las Farc también le pidieron al presidente y sus asesores que “unifiquen el lenguaje” para que la comunidad internacional sepa si el Ejecutivo está negociando con un grupo terrorista o con una agrupación alzada en armas. En este sentido, la preocupación del grupo guerrillero es más de tipo político, pues pretende que su condición de parte negociadora (así sea sólo del intercambio y no de un proceso de paz) le sirva para recuperar diplomáticamente el terreno perdido ante gobiernos como los de Europa y Estados Unidos, que no las ven como una organización sino como un grupo terrorista.

Finalmente, las Farc designaron a Fabián Ramírez, Carlos Antonio Losada y Felipe Rincón, como sus representantes para efectos del canje. Los tres alcanzaron visibilidad nacional durante el frustrado proceso de paz de San Vicente del Caguán, en el que oficiaron temporalmente como negociadores o miembros del comité temático que discutió la agenda de diálogos.

Este lunes, el presidente Álvaro Uribe respondió al grupo guerrillero y dijo que cualquier detalle sobre el intercambio debe ser discutido con el comisionado Restrepo. En diálogo con Todelar, el Jefe de Estado se limitó a reiterar que los guerrilleros cobijados por el intercambio no pueden volver al grupo armado.

En igual sentido se pronunciaron el ministro del Interior, Carlos Holguín, y el vicepresidente Francisco Santos. Ambos insistieron en la estrategia gubernamental de centralizar todo en Restrepo, quien de paso llegaría fortalecido a la mesa con las Farc como negociador único, así haya varios facilitadores de la iglesia, los sectores políticos y las familias de los secuestrados.

Holguín dijo entender la actitud de las Farc en términos de impacto mediático, pero aseguro que es necesario iniciar la discusión concreta sobre el tema de inmediato y que para ello hace falta que los guerrilleros reconozcan al comisionado Restrepo como interlocutor. La guerrilla quiere que primero se les garantice que habrá desmilitarización y que será en esos dos municipios (tema que el gobierno no ha aceptado públicamente).

Aunque ambas partes tienen razones para viabilizar de manera inmediata el intercambio, el pulso por estrategias políticas y por temor a ser engañados continúa y parece que es más lo que se habla por los medios que lo que en realidad han avanzado las discusiones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.