Jueves, 23 de febrero de 2017

| 2008/07/14 00:00

Sin noticias del mayor Yepes desde hace 14 años

Luis Demetrio Yepes Anaya desapareció el 10 de abril de 1994. Lo secuestró el Epl y al parecer se lo entregó luego a las Farc. Hasta hoy no ha habido una sóla prueba de supervivencia. De su suerte la familia sólo tiene rumores.

Sin noticias del mayor Yepes desde hace 14 años

El día que el mayor del Ejército Luis Demetrio Yepes Anaya vio a sus tres hijos por última vez, ellos tenían tres y cuatro años. Era el 10 de abril de 1994 cuando fue a visitarlos a Medellín, donde vivía su esposa Olga Viviana con sus pequeños, Juan Esteban y Juan Luis. Esa tarde, vestido de civil y desarmado, cogió carretera rumbo a Bogotá, donde trabajaba desde hacía dos años en la sede de la Brigada 20. Entre Cocorná y Santuario, en Antioquia, un retén de la guerrilla los detuvo. Hicieron bajar a Yepes y se lo llevaron.

Desde ese día hasta hoy son pocas las certezas que se tienen sobre su vida. Ni una sola prueba de supervivencia ha llegado a las manos de la familia Yepes Anaya, que vive entre la resignación y la tristeza. Por los comunicados de ese entonces, se supo que fue el frente "Elkin González" del EPL el que se lo llevó. Después se supo por rumores que este grupo guerrillero se lo entregó a las Farc a cambio de armas.

Francisco Caraballo, ex dirigente del Ejército Popular de Liberación, EPL (un pequeño grupo de disidentes del ELN), fue condenado a 29 años de cárcel por el secuestro de Yepes y de Beatriz Turbay. Caraballo ya está libre tras haber cumplido la tercera parte de su pena pero no se tienen razones de Yepes.

El mayor Yepes nació en Majagual, Sucre, hace 34 años. Cuando se lo llevaron trabajaba en el área de inteligencia. Hoy está a punto de cumplir los 50. Sus hijos Juan Esteban y Juan Luis son un par de adolescentes de 18 y 17 años y Lisette, hija de su primer matrimonio, también acaba de cumplir la mayoría de edad.

"Al comienzo nos dijeron que su cadáver lo habían botado al río Cocorná, que sus papeles habían quedado por esos lados. Lo buscamos y nunca encontramos sus restos. Después varios guerrilleros desertores nos describieron a mi hermano con pelos y señales, dijeron que lo habían visto por allá en la frontera con Venezuela, que incluso estuvo en Maracaibo", dice una de sus hermanas, quien ha tocado las puertas de todos los organismos de lucha contra el secuestro para hacer visible el caso de su hermano. El mayor Yepes no está en la lista de los llamados "canjeables" de las Farc y nunca han pedido dinero a cambio de su libertad.

Hoy el Ejército lo tiene en su lista de desaparecidos. Hasta el momento ningún organismo del Estado tiene pistas sobre su paradero y tampoco se ha ofrecido recompensa a quien dé información sobre él. Durante estos 14 años y tres meses su familia ha ido perdiendo la esperanza de tenerlo de nuevo en su seno, con vida. Incluso la de recibir sus restos mortales para enterrarlo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.