Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2005/01/09 00:00

Sin Polo A tierra

El criterio gerencial que prometió el alcalde Apolinar Salcedo aún está por verse. Por ahora la prioridad de 'Polo', como le dicen popularmente, parece más estar en ver cómo atiende las exigencias de la maquinaria que lo ayudó a elegir. Esto se hizo evidente, por ejemplo, en la suspensión del decreto que prohibía la venta de pólvora en la ciudad, lo que favorecía a empresarios que apoyaron su campaña. Ante las críticas, tuvo que echarse para atrás y volver a implantar la restricción. Otro contrato que despertó dudas fue la concesión para apoyar el cobro de impuestos, cuya licitación se suspendió a petición de la Procuraduría General. También se le cuestiona su falta de decisión, que se refleja en una ejecución presupuestal de apenas el 53 por ciento (a septiembre) y en la suspensión de proyectos como el que se tenía con la Gobernación para dar desayuno a más de 100.000 niños de los colegios más pobres. En materia de seguridad ciudadana, los caleños se sienten acorralados. Aunque reconocen los buenos resultados que empiezan a arrojar medidas como el toque de queda para los menores de edad, que combinadas con la ley zanahoria y la prohibición de parrilleros en las motos seguramente han contribuido a bajar el número de homicidios, no es suficiente para muchos sectores, que incluso ya han puesto a rodar la pelota de su revocatoria. Por eso para el inicio de su segundo año, Salcedo tiene pendiente demostrar que Cali no le quedó grande.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.