Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2007/05/25 00:00

‘Soñar no cuesta nada’ es aplaudida en Cannes

Además de la película de Rodrigo Triana durante el certamen se presentaron otras tres cintas nacionales: ‘La sombra del caminante’, de Ciro Guerra; ‘Al final del espectro’, de Juan Felipe Orozco; y ‘Bluff’, de Felipe Martínez. Nunca antes la presencia de Colombia en el festival había sido tan importante

‘Soñar no cuesta nada’ es aplaudida en Cannes

El sonado caso de unos soldados colombianos que encontraron una guaca de las FARC con 46 millones de dólares en el 2003 y pensaron que podrían darse en adelante la gran vida dio lugar a la película más taquillera de los últimos 15 años en Colombia, recibió en Cannes una fuerte ovación del público.

Protagonizada por Diego Cadavid, Juan Sebastián Aragón, Manuel J. Chávez y Marlon Moreno ‘Soñar no cuesta nada’, el segundo largometraje de Rodrigo Triana, está inspirado en el escándalo militar del batallón antiguerrilla Destroyer, que en dos semanas pasó de la risa al llanto y terminó en la cárcel (aunque muchos escaparon).
“Creo que se agarró el hecho, pero tiene mucha ficción”, declaró el realizador a la AP el jueves tras su estreno en el Festival de Cine de Cannes en el día de Colombia de la muestra Tous Les Cinémas Du Monde, acompañado por la productora Clara María Ochoa, Cadavid y la actriz Verónica Orozco.

“Quisimos con esos cuatro personajes que son los que cuentan la historia reunir el espíritu de todo un batallón y de diferentes características, personalidades del colombiano”, añadió.
En el papel clave de la bailarina nudista Dayana, por la que delira uno de los soldados (y muchos espectadores), Orozco le añade una buena dosis de color y humor al relato y su presencia en pantalla tanto en esta cinta como en la comedia ‘Bluff’ de Felipe Martínez, también parte de la muestra, le arrancó risas al público en repetidas ocasiones.

“Soñar no cuesta nada” se estrenó en Colombia en agosto del 2006 tras tres años de trabajo y durante sus cinco meses en cartelera atrajo un récord de 1.200.000 de espectadores.

“A partir de eso ha sido una película que se ha marcado como el renacimiento del cine colombiano”, afirmó a la AP Ana Piñeres, productora ejecutiva de CMO Producciones, una de las principales empresas de producción cinematográfica en Colombia.

El filme fue financiado en un 15% con capital del estado, que en los últimos años ha apoyado la producción local a través de la ley de cine del 2003 y el fondo de fomento cinematográfico Proimágenes en Movimiento, y el resto a través de la coproducción con Argentina y la inversión privada.

“Trabajé mucho desde la preproducción, entonces tenía todo muy claro en el momento de rodar. Tanto que la película la grabé primero en video, casi con las mismas posiciones de cámara y ensayando con los actores sin luces, y la editaba en las noches para ver más o menos cómo me iba a quedar. O sea, la filmé casi dos veces”, indicó el hijo del también director Jorge Alí Triana. “Ahí ahorré mucha película y tiempo, que fue súper importante”.

Su función en Cannes “fue hermosísima”, manifestó con evidente satisfacción mientras algunos admiradores le tomaban fotografías. “El hecho de estar en el festival más importante del mundo es como inexplicable. Espero poder volver con otra película y estar en la selección oficial”.

Triana está trabajando en dos nuevas películas: “Línea de fuga” y “Espérame en el cielo capitán”, “que es una historia muy bonita”, también inspirada en hechos reales y basada en una novela de Jorge Enrique Botero. En el 2002 debutó en la gran pantalla con “Como el gato y el ratón”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.