Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/03/24 00:00

Tarjeta roja para alcalde de Cali

La entrega de 122.700 firmas a la Registraduría es el primer paso en firme para revocarle el mandato al alcalde Apolinar Salcedo. En dos meses se convocará a los caleños para que voten si el alcalde debe irse.

Tarjeta roja para alcalde de Cali

Es tan grande el rechazo a la gestión de Apolinar Salcedo, alcalde de Cali, que el jueves los tres grupos promotores de la revocatoria en su contra entregaron en la Registraduría 122.700 firmas, 50.400 más de las 72.300 que necesitaban para iniciar el proceso.
 
Reunidos frente a la alcaldía, decenas de personas con camisetas que decían Basta ya, levantaron sus manos en dirección a la oficina del alcalde y le sacaron tarjeta roja. “Los caleños hemos dado un gran paso para detener a los corruptos y acabar con los problemas que nos aquejan. La ciudadanía alzó su voz contra el Alcalde y las personas que lo rodean, los concejales y sus coaliciones”, dijo el abogado Luis Alfredo Gómez, líder de la manifestación.
 
Desde el despacho el alcalde Salcedo escuchaba las arengas en su contra, pero dijo estar tranquilo y concentrado en preparar su defensa.

Sobre el medio día, representantes de las tres organizaciones sociales que lideraron la recolección de firmas, Basta Ya, Huella Ciudadana y Cali Vive, se dirigieron a la Registraduría Municipal para entregarlas.
 
“Logramos romper la incredulidad de muchos. Esta es una prueba de que en Cali hay reserva moral”, indicó el politólogo Adolfo Álvarez, representante del grupo de académicos que participó en el proceso.

La revocatoria es un derecho político establecido en la Constitución que permite a los ciudadanos, por medio de una consulta, terminar el mandato de un gobernador o un alcalde. A partir de hoy la Registraduría debe verificar la validez de las firmas y tiene un plazo máximo de dos meses. Si encuentra todo en orden, el organismo abrirá, en el término de 60 días, la convocatoria para un pronunciamiento popular. Es en ese momento cuando los caleños deberán expresar si están a favor o no de la revocatoria.

La administración de Salcedo ha sido duramente cuestionada desde distintos frentes de la sociedad por los constantes escándalos en que se ha visto comprometida. (Ver artículo relacionado ¿Quién manda a quién?). La semana pasada la Procuraduría General le abrió pliego de cargos por el polémico contrato con la empresa Sí Cali, a la que se le adjudicó en concesión durante 15 años el recaudo de los impuestos del municipio. El ente de control formuló siete cargos contra el alcalde y su Secretaria de Hacienda, María del Rosario Peña.

La defensa de Apolinar

En su defensa el alcalde resalta que “durante mi gestión avanza la construcción del MIO, hemos ampliado los cupos del SISVAN, el empleo se ha incrementado y los planes de seguridad han permitido la disminución de los homicidios en la ciudad”. Salcedo confía en que con las herramientas que le brinda la ley saldrá adelante.

La suerte de Apolinar Salcedo es incierta. Puede terminar destituido por los líos con la Procuraduría o puede quedarse sin puesto antes de tiempo porque el pueblo le pase factura y revoque su mandato, ya que su gobierno es el más impopular de los últimos 10 años. Pero también es posible que termine su mandato sin mayores inconvenientes, pues suele defenderse bien y si algo le reconocen sus contradictores es su habilidad en el campo jurídico.

Sin embargo, la entrega de firmas, que casi logran doblar la cantidad mínima requerida para la revocatoria, es una clara señal de que los caleños no quieren más alcaldes cuestionados y están buscando, por todos los medios, alguien que interprete el sentir de una ciudad que necesita líderes transparentes y eficientes para seguir adelante.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.