Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/29/2003 12:00:00 AM

A toda revolución

Mientras Juan Pablo Montoya está cerca de conseguir su primer título en la Fórmula 1, otro colombiano, Alejandro Lince, le sigue los pasos en el automovilismo mundial.

No sólo Juan Pablo Montoya hace sonar el himno de Colombia y agitar las banderas tricolor en los autódromos del mundo. El piloto bogotano Alejandro Lince, de 24 años, llegó este año a la Fórmula Ascar y ya empieza hacer de las suyas en las pistas europeas.

Cuando apenas tenía 12 años, Alejandro dio sus primeros pasos en el automovilismo. Se inició en el Kartismo pasando por todas las categorías de formación, y a los 16 años debutó en la 'Copa Twingo,' campeonato monomarca en el que cobró el subtítulo de novatos tras sumar dos victorias.

El triunfo en su debut automovilístico le indicó el camino que debía seguir. Sin abandonar sus estudios en el colegio Ciedi, continuó su aventura en las pistas y al año siguiente fue el campeón de la Fórmula Renault y del torneo de las 6 horas de Bogotá.

Su velocidad y destreza lo llevaron a traspasar fronteras y llegó a la Fórmula Vauxhall, en Inglaterra en donde obtuvo excelentes resultados. Pero la importancia de estudiar una carrera universitaria lo obligó a radicarse nuevamente en Colombia, en donde alternó su carrera de Administración de Empresas con la competición.

Sin embargo los sueños de Alejandro estaban por fuera de Colombia y Estados Unidos fue su siguiente reto. Novato del año, piloto revelación y tercer lugar en la tabla general de la 'Copa Gran Am' no dejaron duda de su talento.

La dedicación y disciplina dieron resultado y Alejandro empezó a ver como sus sueños se hacían realidad. Ray Mallok Limited, un reconocido equipo inglés vio en el piloto colombiano la mejor ficha para conformar su equipo de la Fórmula Ascar 2003.

Alex -como lo conocen en el exterior- se ubica en los primeros puestos y con el título de novato del año se ha convertido en un ídolo para las cerca de 50 000 personas que asisten a sus carreras que se realizan en Inglaterra y Alemania. "Es un piloto increíble. Estamos muy contentos con su rendimiento y estamos seguros de que va llegar muy lejos", afirma Ray MalloK dueño del equipo.

Su carrera apenas está en la grilla pero Alejandro Lince, a bordo de su Chevrolet Montecarlo, está demostrando que el automovilismo colombiano es un semillero de campeones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.