Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/9/2007 12:00:00 AM

Trágico balance de Semana Santa: 50 personas perdieron la vida en accidentes de tránsito

La imprudencia de los conductores pudo más que la prevención y las intensas campañas montadas por la Policía Nacional. El número de muertos aumentó en un 127 por ciento con respecto al año anterior.

Antes de iniciar la Semana Santa, la Policía de Carreteras hizo todos los preparativos para evitar que el puente más largo del año fuera un desastre. Por eso, salieron a las carreteras del país 135 mil policías que se encargarían de hacer una vigilancia especial en zonas urbanas y rurales. Ellos debían tener suprema atención en las vías para llegar a centros de peregrinación y a sitios turísticos.

Así, los ocupantes de los más de tres millones de vehículos que se movilizaron por los 9.853 kilómetros de vías del país, notaron que a lado y lado de la carretera había uniformados. Estaban en sitios de control, con señales de tránsito y casetas de la campaña denominada Salva Vías, que se hace para recordar la responsabilidad de conductores y pasajeros en las carreteras.

Sin embargo, los operativos no dieron los resultados que se esperaban. Al contrario, el número de accidentes en esta temporada de Semana Santa se incrementó en un 127 por ciento en relación con el mismo periodo de 2006.

Los lamentables casos empezaron desde temprano. El mismo Jueves Santo se presentó un accidente en las afueras de Santa Marta. Se trató de un vehículo que transportaba carga y pasajeros desde esa ciudad hacia La Guajira.

Fue un incidente devastador. Murieron 27 personas, entre ellas, seis niños. Según reportó el general Guillermo Aranda, de la Policía de Carreteras, al vehículo se le reventó la rueda delantera. “Perdió el control y se fue contra la cuneta. Esto originó la explosión del tanque del combustible y el posterior incendio”, le dijo el oficial a la agencia de noticias Efe. Algunos de los muertos quedaron irreconocibles.
 
El estado del vehículo presentaba fallas protuberantes. Originalmente había sido un camión y después de adaptarlo para el transporte público se le hizo una adaptación casera a los tanques de gasolina. Las autoridades investigaban si estas dos características habían influido notablemente en el fatal desenlace.

Lo cierto es que con sólo este hecho, se sobrepasó el número de muertos en las carreteras durante la Semana Santa de 2006, cuando murieron 22 personas en accidentes de tránsito. Desde el primer día del puente más largo del año, la cifra se desbordó.

Mientras pasaban los días, se fueron registrando nuevos casos. Sin duda, la mayoría se pudieron evitar, pues correspondían a fallas humanas y a imprudencias. Así, 13 accidentes ocurrieron por invasión del carril; 10, por exceso de velocidad, y 4, por fallas mecánicas, entre otras causas.

La Policía reaccionó. Los controles en las vías y en las terminales de transportes se incrementaron. Los uniformados estuvieron pendientes de que los chóferes de los buses no fueran a conducir cansados y de que los vehículos estuvieran en condiciones aptas para los viajes.

Pero todo se salió de las manos. En total, se presentaron 37 accidentes que dejaron 50 muertos y 57 heridos. Nuevamente, el mal comportamiento en las vías pudo más que cualquier intento policial por salvar las vidas de los viajeros.

Además hay otro elemento a tener en cuenta. Y es la deficiente infraestructura de las carreteras de Colombia que en el mejor de los casos está atrasada varios años. Por ejemplo, la vía Bogotá-Girardot. Como la vía no da abasto las autoridades deben bloquear un carril para habilitarla en un solo sentido. Sin embargo, no hay derecho a que centenares de vehículos deban estar, entre tanto, parados a orillas de la carretera como se vio en este puente. En especial cuando se trata de carros que transportan niños. En conclusión, en materia de movilidad el país está aún en pañales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.