Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/12/2007 12:00:00 AM

"Un amigo de la Costa": El Heraldo

El periódico El Heraldo, de Barranquilla, comenta la trascendencia del ex presidente, como líder y como un hombre que se acercó a los problemas de la Costa e incentivó su desarrollo.

En la historia de todas las sociedades del mundo moderno siempre hay personalidades cuya vida y obra se convierten, por su excepcionalidad, en referentes colectivos de sucesivas generaciones.

Ya sea por sus obras de gobierno o por sus ideas y pensamiento, esos hombres marcan el rumbo histórico de la sociedad donde viven. Algunas veces por sus iniciativas, otras veces por su crítica a quienes la gobiernan.

En las democracias occidentales son pocos los estadistas cuya vigencia política perdura más allá de un breve tiempo después de su paso por el poder. Los que perduran son aquellos cuyo liderazgo trasciende su ejercicio formal.

Alfonso López Michelsen, cuya muerte hoy enluta al país, fue uno de esos pocos estadistas cuya vigencia política y liderazgo intelectual trascendió su mandato constitucional.

Con su inteligencia y su pluma pasó a ser un factor real de poder en la sociedad colombiana.

Y lo hizo, no solo desde su condición de ex presidente de la República y varias veces jefe del liberalismo, sino, ante todo, como intelectual y hombre público por excelencia.

Desde mucho antes de ejercer su primer cargo público, López Michelsen fue un estudioso a profundidad de nuestra historia y nuestras instituciones, y sus obras enriquecieron mucho el pensamiento liberal colombiano. Incluso su novela ‘Los elegidos’, única incursión en la narrativa, es un testimonio valioso de un período importante de nuestra historia.

Su gran formación humanística, su dimensión de hombre de mundo y su visión amplia de las cosas le permitieron ser uno de los intelectuales más influyentes de la Colombia de la segunda mitad del siglo XX y lo que va corrido del siglo XXI.

Por sus ancestros maternos, pero también por su talante personal, Alfonso López Michelsen fue, tanto en su vida pública como en su vida privada, un leal admirador y amigo de nuestra región Caribe.

Fue el primer gobernador del departamento del Cesar y a él se le debe, junto con la inolvidable ‘Cacica’, la creación del Festival de la Leyenda Vallenata, que tantas satisfacciones y glorias le ha dado al país.

Durante su mandato como Presidente de la República en el cuatrienio 1974-1978, la región Caribe tuvo una importante representación en su gabinete ministerial y se realizaron grandes inversiones públicas en nuestros departamentos.

Asiduo visitante de las ciudades y comarcas de la Costa, cada tanto le dedicaba su atención a nuestros problemas políticos y económicos con una lucidez poco común en otros dirigentes nacionales.

Es que quizás no ha habido ningún político del interior que haya sido tomado en nuestra región Caribe como si hubiese sido de aquí, en una forma tan natural, como lo fue en vida Alfonso López Michelsen.

Esta casa editorial siempre fue la suya, donde publicaba cumplida y religiosamente su columna dominical, en la que trataba con gran altura una gran variedad de temas internacionales, nacionales, regionales y locales.

Pensador controvertido y heterodoxo, sus ideas y planteamientos nunca pasaban inadvertidos. Por eso se decía que cada vez que se pronunciaba, en forma por lo demás escueta, sobre algún tema específico de interés nacional, ponía a pensar al país.

Como político aguerrido no estuvo, por supuesto, exento de agrios enemigos y contradictores de oficio. Así como su obra de gobierno también fue duramente cuestionada, especialmente por quienes habían sido sus compañeros de lucha en el MRL.

No obstante, cualquiera que sea el juicio que el tiempo le asigne a su Presidencia, su lugar en la historia contemporánea de Colombia lo tiene desde ya asegurado como un gran estadista e intelectual de condiciones excepcionales.

Con Alfonso López Michelsen el país ha perdido a un valioso hombre público. Y la Costa Caribe a un fiel amigo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.