Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/10/2003 12:00:00 AM

Un museo de ocho patas

Más de 150 especies de arañas visitan los colegios del país en un proyecto educativo que pretende acercar a los jóvenes al maravilloso mundo de los arácnidos.

Hace un par de semanas los estudiantes del Colegio Pedagógico Moreno Páez tuvieron una mañana diferente a todas. Ese día los libros de biología, español y matemáticas permanecieron en las maletas sin que nadie les prestara atención.

El motivo de tanta conmoción era la visita del Museo Araneario de Colombia, un proyecto liderado por Darío Gutiérrez y Mario Pino, dos amigos que comparten desde hace 18 años una gran pasión por las arañas.

Este museo, único en el mundo, lleva cuatro años de existencia y cuenta con 150 especies de arañas recogidas en diferentes zonas del país. Para recolectarlas Darío, licenciado en ciencias biológicas de la Universidad Pedagógica, ha tenido que meterse al monte y buscarlas entre los matorrales, las ramas frescas, debajo de los troncos y en sitios húmedos cerca a las cascadas.

En nuestro país existen entre 10 mil y 14 mil especies de arañas pero sólo han sido estudiadas 700. De ahí el interés del museo porque las personas conozcan de cerca a estos curiosos animales y les pierdan el miedo. Según Darío, los niños nacen sin temores y es la televisión la que se encarga de hacerles creer cosas que son falsas.

La charla que presentan en los colegios se llama: "La araña como estrategia pedagógica para la integración de áreas" pues estos animales sirven para enseñar muchas cosas como matemáticas y astronomía ya que con una fórmula matemática es posible medir cuando la araña cambia de piel y algunas especies se guían por las estrellas.

Entre las diferentes especies que tiene el museo se encuentra la Taréntula, llamada así en honor a la ciudad de Tarento, Italia, y contrario a lo que se cree no es venenosa. Otra muy curiosa es la Argentanta, que lleva ese nombre por su color plateado. Esta araña es tejedora y toca una melodía en la telaraña para cortejar a la hembra.

También hay arañas que combaten la broca, una de las principales plagas del café y hay otras especies cuyo hilo es tan resistente que se ha usado para fabricar chalecos antibalas.

La actividad dura media mañana y los estudiantes tienen la oportunidad de interactuar con algunas arañas, ver una película y hacer preguntas. Al finalizar la charla una cosa queda clara: las arañas tienen mala fama pero en realidad no son peligrosas para el hombre.

Mayor información:

Museo Araneario de Colombia. Teléfonos: 7404998 y 3734767.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?