Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/13/2007 12:00:00 AM

“Un ojo tiene mejor oído que yo”

El actor Jorge Enrique Abello se quitó los tacones y respondió las preguntas de los reporteritos de Semana Jr. Entre otras cosas, les contó qué se siente pasar todo el día vestido de mujer.

Semana Jr.: ¿Con cuál de los personajes que has interpretado te identificas?
Jorge Enrique Abello: Con ninguno y con todos. Con ninguno porque cada personaje que interpreto tiene gustos, sueños y problemas distintos a los míos y con todos porque a cada uno de ellos les imprimo un poquito de mi personalidad.
Semana Jr.: ¿Y aprendes algo de ellos?
J.E.A.: Claro, crear un personaje es como comenzar una nueva vida. Es como empezar de cero, incluso uno se vuelve más tolerante con las formas de pensar de las otras personas. Eva en particular es un personaje bastante pedagógico.
Semana Jr.: ¿Y cuáles son los que más te ha gustado personificar?
J.E.A.: Me gustó mucho Tamayito en Perro amor y adoro a don Armando de Betty la fea. También disfruto mucho a Eva, me cuesta trabajo y me canso bastante, pero la amo.
Semana Jr.: ¿Qué se siente pasar tanto tiempo vestido de mujer?
J.E.A.: Hace mucho calor y los zapatos tallan mucho. Además usar peluca es lo más incómodo del mundo. Y como si fuera poco tengo que durar dos horas maquillándome.
Semana Jr.: ¿Eso significa que ya has aprendido a maquillarte?
J.E.A.: No, apenas estoy aprendiendo a desmaquillarme.
Semana Jr.: ¿Te sientes capaz de volver a interpretar a una mujer en otra novela?
J.E.A.: Pues yo creo que sí, aunque espero que no me toque, de verdad es bien difícil.
Semana Jr.: Juan Camilo, tu personaje, piensa que el amor es una ridiculez de las mujeres. ¿Estás de acuerdo con él?
J.E.A.: ¡Nooo! El amor es lo único importante en la vida, es la única razón por la que vivimos.
Semana Jr.: ¿En la vida real eres igual de mujeriego que Juan Camilo?
J.E.A.: No, Juan Camilo ya es un extremo.
Semana Jr.: ¿Te gustaría ser cantante?
J.E.A.: ¡Huy! no, más oído tiene un ojo que yo.
Semana Jr.: ¿Participarías en un reality?
J.E.A.: Los realities no están hechos para los actores. Ahí se muestra toda la parte emocional de las personas y un actor siempre debe guardar secretos. Es como si un mago revelara todos sus trucos.
Semana Jr.: ¿Te gusta ser famoso?
J.E.A.: Sí es chévere que la gente me demuestre cariño. Sin embargo, la actuación es mucho más que volverse famoso. Es una necesidad profunda de expresar todo lo que uno lleva por dentro.
Semana Jr.: ¿Te equivocas mucho durante las escenas?
J.E.A.: Eso depende mucho de la concentración y de la complejidad de la acción. Pero a veces la embarro tanto que por la noches ni siquiera puedo dormir. Me desespera saber que he podido hacer las cosas de una manera mejor, pero bueno eso hace parte de mi trabajo.
Semana Jr.: ¿Te gustaría interpretar a un villano?
J.E.A.: No me gusta interpretar al típico hombre malvado. Prefiero los personajes que no son malos porque sí, sino que cometen muchos errores que desencadenan situaciones negativas.
Semana Jr.: ¿Cómo te defines como persona?
J.E.A.: Todavía no lo sé, me gusta más sorprenderme a mí mismo, estar en constante cambio. Por eso me gusta la actuación, porque me permite ser muchas personas a la vez.
Semana Jr.: ¿Por qué escogiste ser actor?
J.E.A.: Yo no escogí la actuación, ella me escogió a mí.
Semana Jr.: ¿Desde qué edad estás actuando?
J.E.A.: Actúo desde los 8 años. Mi primer papel fue una gata.
Semana Jr.: Recomiéndanos un libro para leer.
J.E.A.: Les recomiendo dos, Un capitán de 15 años, de Julio Verne y El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez.
Semana Jr.: ¿RCN o Caracol?
J.E.A.: Sin comentarios. •

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?