Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2008/05/22 00:00

Un pasito adelante, un pasito atrás

Ayer, en Ciudad de Panamá se reunieron altos mandos militares de Ecuador y Colombia para definir procedimientos de seguridad fronteriza. Es un primer paso para que se reestablezcan las relaciones entre ambos países.

Un pasito adelante, un pasito atrás

Altos mandos militares de Colombia y de Ecuador se reunieron ayer en Ciudad de Panamá donde acordaron restablecer temporalmente la Cartilla de Seguridad Fronteriza. El acuerdo se logró en medio de una reunión cordial y respetuosa auspiciada por la OEA.

Al encuentro asistieron el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, Freddy Padilla de León, y el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Ecuador, general Fabián Varela, entre otros miembros del ejército de ambos países.
 
El embajador y representante personal del secretario de la OEA en la reunión, Víctor Rico, dijo que: "A través de esta 'cartilla' es que se pueden procesar de manera ordenada los pequeños incidentes que normalmente se producen en la frontera". Rico añadió que la "cartilla" estará en vigencia "hasta tanto los gobiernos de los dos países acuerden mecanismos más amplios de cooperación en materia de seguridad" .

La cartilla contiene los procedimientos por medio de los cuales las fuerzas armadas de Ecuador y Colombia deben actuar en caso de que existan incidentes limítrofes. En el caso de Ecuador y Colombia es frecuente que militares de ambos países crucen la frontera por las características agrestes del terreno y porque no hay una barrera física que claramente divida un país de otro.

Esta cartilla de procedimientos se suspendió luego del ataque en territorio ecuatoriano al campamento de las Farc el 1 de marzo, en el que fue abatido Raúl Reyes. Dos días después, Ecuador decidió romper relaciones con Colombia.

Por solicitud de ambos países, la OEA entró a mediar para que se reestablecieran las relaciones entre ambos países. Por instrucciones del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, Víctor Rico, quien es director de Sustentabilidad Democrática y de misiones especiales de la organización, se desplazó a principios de abril a Ecuador y a Colombia, donde se reunió con las autoridades civiles y militares de ambos gobiernos para conocer sus expectativas de cooperación en materia de seguridad, defensa e inteligencia, y reevaluar qué mecanismos no estaban funcionando.

Luego de la reunión entre militares en Panamá, que fue vista como positiva y un primer paso para que se reestablezcan las relaciones entre ambos países, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, anunció que la próxima semana tendrá lugar una tercera reunión entre los vicecancilleres de Ecuador, José Valencia, y Colombia, Camilo Reyes. Los vicecancilleres se reunieron el pasado 29 de abril en Panamá y el 13 de mayo en Perú.

Relaciones condicionadas

Pero aunque los esfuerzos de cooperación en materia de seguridad y defensa en la frontera han avanzado, Ecuador anunció esta semana que para lograr el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas con su vecino país, era necesario que Colombia dejara de acusar falsamente a su gobierno de tener vínculos con las Farc y que no se vuelvan a repetir ataques no autorizados en la frontera.

El ministro de Seguridad Interna y Externa, Gustavo Larrea, afirmó ayer que Ecuador está preparando la documentación para llevar el caso de la muerte del ciudadano ecuatoriano Franklin Aisalla a la Corte Internacional. “Sin duda va a ir a la justicia internacional, la causa fue por golpes", dijo. Ecuador ha argumentado que tienen pruebas y estudios forenses que indican que Aisalla no murió como consecuencia del bombardeo al campamento, sino que fue muerto por golpes en la cabeza. La canciller María Isabel Salvador, el ministro de Justicia, Gustavo Jalkh, y un grupo de abogados, son los encargados de preparar la documentación y quienes llevarán la demanda ante uno de los organismos de justicia internacional.

Por otro lado, Colombia no se ha retractado en sus denuncias acerca de la información contenida en los computadores de Raúl Reyes que vinculan al gobierno de Rafael Correa con las Farc. El mandatario ecuatoriano se ha defendido varias veces argumentando que los contactos que su gobierno ha hecho con las Farc han sido para buscar la liberación de los secuestrados y por razones estrictamente humanitarias. A pesar de que Colombia no ha autorizado la mediación de Ecuador para realizar contactos con las Farc en los últimos meses, el presidente Correa ha insistido en que las comunicaciones de algunas personas cercanas a su gobierno con las Farc continúan hoy.

Mientras tanto, ayer fueron incautadas 8.000 minas antipersonales, material explosivo, documentos de las Farc y una tonelada de víveres a 500 metros de la frontera con Ecuador, en la desembocadura del río Churuyaco, en la zona rural de San Miguel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.