Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/26/2007 12:00:00 AM

Una flotilla de aeronaves venezolanas recogerá en la selva colombiana a los tres secuestrados por las Farc

Según el presidente Hugo Chávez, “en cuestión de horas” estarán en libertad Clara Rojas, su hijo Emmanuel y la ex congresista Consuelo González. Los aparatos llevarán el emblema de la Cruz Roja Internacional. El comisionado Luis Carlos Restrepo hará parte de la “caravana aérea humanitaria”.

Tras varios años de secuestro –en lo profundo de la selva, acosados por las enfermedades y en una absoluta soledad pues los guerrilleros ni siquiera les dirigen la palabra- tres de los secuestrados por las Farc están a pocas horas de recobrar la libertad. El presidente Hugo Chávez recibió este miércoles autorización del gobierno de Colombia para lanzar una operación aérea con el fin de traerlos de vuelta a casa.
 
Previamente, Chávez expresó en una rueda de prensa que tan pronto recibiera “luz verde” del gobierno de Colombia, la entrega de los rehenes se consumaría en las “próximas horas”. Esto significa que si se dan las cosas, este mismo jueves Clara Rojas, su hijo procreado en cautiverio Emmanuel y la ex congresista Consuelo González, dejarán atrás semejante pesadilla. Rojas, de 44 años, era jefa de la campaña presidencial de Ingrid Betancourt en el 2002, cuando fueron secuestradas juntas en febrero de ese año.
 
Este miércoles, el canciller colombiano Fernando Araújo leyó un comunicado en el que avaló la operación propuesta por el gobernante venezolano y designó al comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo para acompañarla.
 
Chávez informó que su vicecanciller Rodolfo Sanz entregó una solicitud “para realizar una operación humanitaria con acompañamiento internacional que tendría como objeto recibir en territorio colombiano a este grupo de personas a ser liberadas” por las FARC. La petición también detallaba la logística de la propuesta de rescate.

El gobierno del presidente colombiano Álvaro Uribe aceptó de inmediato el proyecto tras reunirse brevemente con varios ministros.
 
Villavicencio, sede de las operaciones

Chávez expresó que Villavicencio, capital del departamento del Meta y a sólo unos 75 kilómetros al sur de Bogotá, sería el punto desde donde partirían un par de helicópteros venezolanos para recoger a los secuestrados en un lugar desconocido.

La dirección de los helicópteros “sólo se sabrá cuando arranquen de Villavicencio... es una exigencia de las FARC que entiendo como militar que soy”, señaló Chávez.
Luego de recoger a los rehenes, las aeronaves volverían a Villavicencio y de allí a algún aeropuerto venezolano, indicó.
 
Chávez llamó al operativo “Operación Transparencia”, porque “tenemos distintas opciones para una entrega clandestina pero no la queremos, sería muy riesgosa... por eso, la transparencia”.

En su propósito, Chávez vinculo a seis países más. Venezuela solicitó el apoyo de los gobiernos de Francia, Brasil, Argentina, Cuba, Ecuador y Bolivia, quienes acordaron enviar comisionados para la operación, agregó Chávez.

Presencia internacional
 
Gustavo Larrea, ex ministro del Interior del gobierno ecuatoriano y comisionado por el presidente Rafael Correa para la misión de liberación, informó que viajaría en las próximas horas a Caracas para reunirse con el resto de los delegados internacionales y luego trasladarse a Colombia.

“Aspiramos llegar al sitio de canje y poder entregar a los rehenes a sus familias en Bogotá, Colombia”, agregó Larrea.

El ex ministro manifestó que Ecuador seguirá insistiendo en que “se libere a todos los rehenes y que esto sea el inicio del proceso de paz”.

Por otra parte, el ex presidente argentino Néstor Kirchner encabezará la delegación de su país que se trasladará a Villavicencio para recibir a los tres rehenes, anunció el jefe de gabinete, Alberto Fernández.

El canciller Jorge Taiana señaló que la delegación argentina estaría partiendo este jueves para reunirse con la comisión internacional.

Chávez había advertido que si Colombia rechazaba su plan, se activaría “alguna de las fórmulas de operaciones clandestinas”.

Señaló que de resultar exitosa la operación podría lograrse una próxima liberación en la que tal vez estarían tres rehenes estadounidenses y Betancourt, quien “no está en estado de salud grave... creemos que está bien”.
 
Insiste en cita con las Farc 

El gobernante venezolano reconoció que estaba dispuesto a retomar las labores de mediación y viajar a San Vicente del Caguán para concretar el canje humanitario de rehenes por guerrilleros si el gobierno de Uribe lo autoriza. Indicó que la liberación de un segundo grupo de cautivos depende del éxito de la operación actual.

Chávez y la senadora colombiana Piedad Córdoba efectuaron un proceso de mediación con las FARC, el cual fue cancelado abruptamente por Uribe en noviembre, lo cual provocó un agudo deterioro en las relaciones diplomáticas entre ambos países. Uribe adujo que Chávez violó la condición de no tomar contacto con el jefe del Ejército colombiano.

Los tres rehenes por liberar están entre unos 46 catalogados como “canjeables” por las FARC, los cuales incluyen a Betancourt y a tres estadounidenses contratistas del Departamento de Defensa de su país.

El grupo guerrillero insiste en la necesidad de desmilitarizar los municipios de Florida y Pradera por 45 días para negociar la libertad del resto de rehenes a cambio de la de cientos de guerrilleros, incluidos dos que fueron extraditados a Estados Unidos: ‘Simón Trinidad’ y ‘Sonia’.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.