Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/05/12 00:00

Una obligada opinión

Una obligada opinión

Otra tarde fatídica se metió en mi vida y en la de los colombianos: la del lunes 5 de mayo cuando llegaron las trágicas noticias. El drama continúa, es como estar en una película donde la espera de una mala noticia se convierte en la trama principal. Con el inminente peligro que corren las vidas de Ingrid Betancourt, Clara Rojas y los demás secuestrados, sus familiares vivimos una película de terror, porque estamos en estado de alerta permanentemente, esperando lo peor, ya que sus vidas son parte inseparable de las nuestras. En una situación como ésta, donde hay vidas humanas en juego, son las razones humanitarias las que en todo momento deben primar sobre las razones políticas así las llamen "SEGURIDAD DEMOCRATICA". Por esto el acuerdo humanitario debe estar por encima de cualquier operativo militar de rescate. ¿Que hacer un acuerdo humanitario es un imposible?, NO. En el pasado lo han efectuado varias veces. Cito casos: el de la embajada Dominicana, el del hermano del ex presidente César Gaviria y, hace 23 meses, junio del 2001, se acordó la liberación de 55 soldados y policías a cambio de 11 guerrilleros. Lo anterior demuestra que cuando se quiere y hay voluntad sí se puede. Que la moral al Ejército se les baje un poco por unos días, cuando existe otro ejército de 4.000 secuestrados aproximadamente que tienen la moral por el piso durante largos años, no es razón contundente para no realizar el acuerdo humanitario. Que la intervención de la ONU sea indispensable para que a este gobierno no le vuelvan a tomar del pelo, como al pasado, teniendo ahora sí un Presidente, y no uno como el anterior superficial, que sin embargo logró un acuerdo humanitario exitoso, no es tampoco razón suficiente para no realizarlo. Todas estas condiciones y otros obstáculos que se puedan presentar son los que se deben discutir en una mesa de negociación y no antes, por lo tanto el primer paso que hay que dar es reunir a los voceros del gobierno y de las Farc en una mesa. El fracasado plan de rescate por la vía militar no nos ofrece ningún tipo de garantías a nosotros los familiares de los secuestrados. Por esto la gran mayoría de los familiares de secuestrados estamos en contra de esta salida. Y se oyen voces como la de la hija de Ingrid Betancourt pidiéndoles a las autoridades que no jueguen a la ruleta rusa con la vida de su madre ni con la de ningún secuestrado, voces que deben ser tenidas en cuenta a la hora de tomar decisiones. Por el contrario, hoy con mayor razón lo rechazamos, esa no es la solución. Si la salida pacífica, civilizada, humana como el acuerdo humanitario no es viable, los secuestrados reciben una condena que no se merecen. Urge terminar con las condiciones infrahumanas que ellos y ellas sufren. Ya vimos, por los videos llegados qué mal viven en cambuches peor que los animales. Cuando un presidente recibe un mandato de poder, debe ejercerlo para proteger a la totalidad de sus gentes, pero esta vez los grandes olvidados son los miles de secuestrados. Para terminar, me solidarizo con los familiares de los oficiales y suboficiales asesinados por las Farc en Urrao en el fallido rescate militar; a la vez con las familias del gobernador de Antioquía Guillermo Gaviria y la del ex ministro de Defensa Gilberto Echeverri Mejía, para todos mi más sentida condolencia. * Esposo de la ex candidata presidencial Ingrid Batancourt, actualmente secuestrada por las Farc.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.