Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2006/02/12 00:00

Una Policía que sirva

Martes 08. Juanita León habló con expertos de Irlanda del Norte, España y Chile, sobre las reformas que debe adelantar la Policía para servirle al ciudadano.

Una Policía que sirva

Salvo cuando está en el ojo del huracán por un escándalo o cuando sufre algún revés en la guerra, pocas veces se habla sobre la Policía. En los pueblos que han estado bajo el control guerrillero -con excepciones, claro- la gente suele verlos como una fuerza de ocupación que a lo sumo se cuida a sí misma. En las ciudades las percepciones varían: mientras en algunos lugares son muy apreciados, en otros son vistos como poco efectivos y a veces, incluso, como corruptos.

SEMANA.COM quiso abrir un debate sobre esta institución tan importante en este país. Para ello aprovechó el II Simposio Internacional de Policía Comunitaria en Bogotá, organizado por el Consejo Británico, la Policía Nacional y la de Bogotá, la Alcaldía de Bogotá y la Universidad del Rosario, para entrevistar a los expertos internacionales sobre cómo acercar la Policía a la gente.

Juanita León habló con Franz Vandershueren, consultor de Naciones Unidas en materia de seguridad urbana y experto en la prevención de la delincuencia urbana y en reformas policiales; Brian Gormallly, quien ha estado involucrado en el proceso de paz de Irlanda del Norte, y el Superintendente Manuel Martín Fernández, jefe de la Guardia Urbana en España. Este fue el diálogo.


¿Cómo se puede acercar la Policía a la comunidad cuando en muchas zonas son muy poco apreciados?

Irlanda: Cuando existe una hostilidad hacia la Policía, es por algo. Puede ser por razones históricas o por razones actuales. ¿Ha sido la Policía represiva? ¿Le ha respondido a la comunidad? El informe Patten en Irlanda del Norte sobre la Policía admitió que las cosas se habían hecho mal y se reformó. Antes la Policía se veía como una fuerza de ocupación. Por otro lado, la comunidad tiene que cambiar. Se necesita un liderazgo para decirle a la Policía lo que se espera de ella.

España: Si tenemos que plantearnos la pregunta es porque algo anda mal. Porque los policías son ciudadanos en uniforme y por eso forman parte intrínseca de la comunidad.

Chile: La Policía es un servicio urbano. Cuando vas al médico, no te preguntas cómo hacer para que el médico se acerque a ti, porque su función es servirte. En todas partes del mundo, en la Policía tiende a existir una cultura fuertemente burocratizada. Pero eso está cambiando. Los ciudadanos quieren salir a la calle y que no los roben. Si los ciudadanos no sienten que la Policía es útil, hay que preguntarse por qué. Si ve que es útil, se vuelca hacia ellos.


En Irlanda la gente no confiaba mucho en la Policía. ¿Qué tipo de reformas hicieron para cambiar esa situación?

Irlanda: Las reformas propuestas por el informe Patten fueron claves. Se creó un grupo independiente para supervisar las reformas. Se creó una junta directiva independiente conformada por miembros de la sociedad civil, y el comandante de la Policía les responde a ellos y no al gobierno. Se cambió el juramento de honor que antes era al Estado y ahora se comprometen a respetar los derechos humanos. Las reformas son supervisadas por una comisión internacional liderada por un ex comandante de la Policía de Estados Unidos. Pero lo más importante es que hay un procedimiento independiente para tramitar las quejas de los ciudadanos sobre abusos u omisiones de la Policía. El Ombudsman de la Policía es una mujer muy valiente que cuenta con un equipo de investigadores independientes frente a la Policía que tienen la misión de investigar cada una de las quejas de los ciudadanos. En una sociedad polarizada, sólo una Policía supervisada y transparente logra la confianza de los ciudadanos.


¿Qué tan efectivas son las requisas que hace la Policía en la calle? En algunos pueblos colombianos es lo que más hacen los agentes.

España:  No es cierto que sea lo que más hacen. En todas partes lo que más hacen los uniformados es dar direcciones. Dicho esto, ese modelo de las requisas está bastante superado. El interrogatorio de calle con base en sospechas te puede arrojar ciertos indicios en casos concretos, pero en general suelen ser poco efectivos. Salvo, quizá, con menores de edad que tengan poca experiencia. Lo que pasa es que como es muy visual, sirve para dar la impresión de seguridad.

Irlanda: La Policía tiene derecho a requisar a las personas en busca de armas. La pregunta es cómo ejercen ese derecho. ¿Requisan porque hay una verdadera posibilidad de encontrar armas, o es una simple rutina? O peor, ¿lo hacen para hostilizar a la gente? ¿para mostrar que tienen el control? Y aun peor: ¿Son discriminatorias las requisas? ¿Es decir, requisan más a los pobres que a los ricos? Si es así, es un error.

Chile: En mi país está prohibido el arresto por sospecha. Es que estas requisas conducen a estigmatizar un sector de la sociedad.


¿Qué tan efectivas son las alianzas entre la Policía y los servicios de vigilancia privada?

Chile: El sistema de seguridad privada tiende a ser un problema: los vigilantes suelen ser mal pagados, mal capacitados, no están preparados para tratar con la gente. Por ejemplo, los guardias a la entrada de los centros comerciales tienden a convertirse en un problema.

España: La tendencia de las sociedades actuales es a encerrarse en espacios protegidos. Lo que esto consigue es que se deje el espacio público como un espacio de riesgo y además se termina generando insolidaridad entre las personas.


¿Se logra reducir la inseguridad aumentando el número de policías en la calle?

Chile: En algunos casos sí, pero en general no. Cuando la gente siente miedo, su reacción inicial es 'quiero que venga mi papá y me cuide'. Los políticos caen en la tentación de decir que sí, pero eso pocas veces sirve para mejorar la seguridad.

España: Lo que sucede cuando se hace ocupación por saturación es que es muy eficaz al principio y luego se normaliza a los niveles de inseguridad de antes. A veces, incluso, empeora.


Entonces, ¿qué contribuye a una mayor seguridad en las ciudades?

España: Estudiar las causas de la inseguridad y encontrarle soluciones. Los estudios de epidemiología de la violencia ayudan.

Chile: Además de conocer el problema, ayuda una intervención multisectorial. Si el crimen en un barrio está relacionado con el consumo de droga, hay que involucrar a la secretaría de salud, a los padres, a los directores de las escuelas. La Policía es uno de los agentes, pero hay muchos otros.

Irlanda: Mi argumento es que hay muchas cosas que no deben involucrar necesariamente a la Policía. La Policía debe actuar cuando se requiere el uso de la fuerza; debe tener un servicio de emergencia las 24 horas del día; debe investigar crímenes y enfrentar el crimen organizado. Pero existe una cantidad de disputas (entre vecinos, por música ruidosa, por ofensas que no son serias) en las que terminan involucrándose sin que sea necesario que así sea. Para eso es mejor la intervención de otros organismos como los de justicia restaurativa. Eso te permite tener una política de "Cero tolerancia", como la que se tuvo en Nueva York, sin necesidad de tener que criminalizar a todos los jóvenes.


¿En qué consiste ese proyecto de justicia restaurativa?

Irlanda: El concepto se está conociendo en todo el mundo. En Colombia existe algo parecido con las Casas de la Justicia. La justicia restaurativa busca reparar el daño hecho y componer la relación dañada más que castigar una violación a la ley y un atentado al Estado. Es un lente distinto para ver esos daños. La idea es que la comunidad soluciona sus problemas, al obligar al que hizo un daño a asumir la responsabilidad y a reparar al afectado.


¿Cómo se hace en la práctica?

Irlanda: Por ejemplo, a alguien le roban el carro. Entonces va a una de estas oficinas y cuenta quién se lo robó (por lo general en los barrios la gente sabe). En esta oficina le advierten que no lo castigarán, sólo lo traerán para que hable. Cuando viene el agresor, tiene que admitir que hizo el daño y comprometerse a reparar. Si no cumple, la víctima puede ir a la Policía.


¿Tiene sentido militarizar la Policía?

Chile: Militarizar la Policía es muy  mala idea. El Ejército por definición tiene que luchar contra el enemigo externo. La Policía no tiene enemigo interior. La filosofía de ganarle al enemigo interior es fatal. Lo que requiere la Policía es mucha inteligencia.


Con el nuevo sistema acusatorio, muchos policías se quejan de que se pasan la mitad del día en los juzgados aportando pruebas judiciales. ¿Es eso normal?

España: Cuando se produjo el cambio de régimen en España, se prohibió usar el reconocimiento de culpabilidad del acusado como prueba judicial y le ordenan a la Policía buscar las pruebas de la culpabilidad. La Policía quedó desconcertada, pero tenía dos opciones: o se acababa de hundir o se profesionalizaba y se adaptaba. Hoy es una de las instituciones más respetadas después del Rey.


Su propuesta para una Policía comunitaria quizás es demasiado utópica para un lugar como Colombia donde el crimen está tan organizado...

Irlanda: Irlanda del Norte no es precisamente un sitio pacífico. Los policías tienen metralletas, revólveres. Sin embargo, la Policía se dio cuenta de que no podía seguir siendo una fuerza de ocupación, que tenía que recuperar la confianza de la gente. Pasó de ser un grupo que participaba con los paramilitares a ser la organización más supervisada y reformada y a ser una de las más respetadas. Para lograr un cambio profundo no se pueden dar pasitos, hay que dar el salto.

Chat con los lectores el próximo jueves (5 de la tarde, hora colombiana): ¿Qué tanto le sirve la Policía a los ciudadanos?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.