Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/30/2002 12:00:00 AM

Una radiografía de Colombia

Alrededor de 40 ponencias presentadas por académicos, políticos, estudiantes y periodistas, en la Universidad Alcalá de Henares, dibujaron la situación del país en términos de democracia y paz. SEMANA estuvo presente y este es el balance.

Unos cuantos kilómetros al noreste de Madrid, se alza en medio de la planicie una pequeña ciudad famosa por ser la cuna de una de las plumas más reconocidas de la literatura universal, Miguel de Cervantes, es, Alcalá de Henares. En esta ciudad que mezcla rasgos de antigüedad y modernidad, se encuentran regados a través de sus calles, los edificios de diferentes facultades que conforman la Universidad del mismo nombre. En uno de esos edificios que agrupa diariamente a los estudiantes de derecho, se llevó a cabo en días pasados una serie de discusiones de colombianos sobre el presente y futuro de Colombia.

Las aulas del claustro de estudios jurídicos dieron cabida a un recorrido de casi 40 ponencias durante jornadas maratónicas en las que se lanzaron sobre la mesa las piezas de un rompecabezas lleno de dificultades para ser armado y que tiene como figura a la Nación colombiana.

El resultado en términos generales es una radiografía preocupante de Colombia ante la cantitad y magnitud de problemas casi cancerígenos y enquistados que tienen al Estado con sus bases alteradas, y a una población llena de optimismo ante la llegada de un nuevo gobierno hace dos meses, pero arrodillada ante una realidad de sobrevivencia en medio del conflicto armado, la corrupción rampante, una economía golpeada hace varios años, y la presencia de ese "leviatán" llamado narcotráfico.

Con diferentes temáticas, desde diversas opiniones y bajo la lupa de complementarias experiencias se fueron sucediendo las exposiciones. A nombres desconocidos de colombianos que viven en el exterior y que realizan estudios sobre la violencia y el conflicto desde un abanico de miradas, aparecieron voces más conocidas y familiares para la opinión pública colombiana como Alfredo Rangel, Plinio Apuleyo Mendoza, Hernando Valencia Villa, Eduardo Posada Carbó, y Fernán González, entre otros.

Lo que se dijo

Desde el martes en que se diera inicio a las ponencias bajo el título: "Colombia: democracia y paz", con el apoyo de la Universidad de Antioquia y de la Universidad Pontificia Bolivariana, los temas desde diversas miradas confluían en el tema de la paz.

Una de las primeras ponencias la dio el joven politólogo colombiano, Javier Niño quien ha investigado los temas del conflicto desde el ángulo de los menores de edad y decía: "En el conflicto colombiano los menores de edad han sido convertidos en armas de guerra; para la guerrilla o los paramilitares contar con ellos en sus filas se vuelve muy rentable por el falso costo que generan, por la fácil capacidad para su adoctrinamiento y por ser muy agresivos a la hora de participar en combates. Lo más preocupante es que la guerra en Colombia es desarrollada por jóvenes; mientras dos millones de menores de edad no tienen posibilidades de educación, la guerra los captura fácilmente para ser sus protagonistas y víctimas".

Las discusiones y exposiciones avanzaban simulando una catarata de ideas pero generando muchas reflexiones sobre cómo poder llevarlas a la práctica en forma de políticas públicas reales y eficientes.

Nelson Molina, otro joven colombiano exiliado académico de Colombia en Barcelona manifestaba sus preocupaciones al decir: "Todos somos responsables de lo que pasa pero todos somos también responsables para que deje de pasar", y esta era una de las razones del seminario organizado por el doctor en filosofía, Alfonso Monsalve.

Uno de los debates con más autocrítica que hubo fue el referido al papel de los medios de comunicación en el conflicto. En él, tres corresponsales de medios de comunicación colombianos establecidos en Madrid coincidían en afirmar que muchos de los periodistas habían perdido su labor de educar y orientar, al presentar una información carente de contexto y análisis; un periodismo ausente de investigación y determinado por noticias que nacen y mueren con los días sin importar el rostro y el drama humano que generan muchas de esas informaciones.

Aunque se destacó el trabajo de varios comunicadores colombianos a pesar de las amenazas de los grupos armados, no existió benevolencia para adoptar una posición autocrítica por parte de los corresponsales al explicar que ser periodista en medio de un conflicto es una situación muy diferente a ser periodista en un país como Suecia o Canadá, la responsabilidad en el manejo de la información es un valor que debe recuperarse dejando de lado el síndrome de "lograr chivas" tan arraigado en los medios de comunicación de Colombia.

¿Y los colombianos emigrantes ?

El embajador de Colombia ante España, Alvaro Villegas Villegas, expuso en esta ponencia cómo la delincuencia colombiana que golpea por estos tiempos a ciudades como Madrid o Barcelona no está ligada al conflicto armado. Por el contrario, el representante del gobierno colombiano afirmó que "la mayor parte de colombianos inmigrantes en España provienen de la zona cafetera y que muchos de ellos decidieron probar suerte en España luego de la grave crisis que los golpeó primero por el terremoto de 1999 y luego por la caída de los precios de un sector tan importante como el café".

El embajador se mostró optimista porque la mayoría de colombianos que se encuentran en España son gente de bien, dispuesta a salir adelante y a trabajar honradamente. De todas maneras no ocultó su preocupación al manifestar que "el rango de edad de los inmigrantes colombianos en territorio español se encuentra entre los 25 y 44 años lo que concluye con que Colombia está perdiendo muchas personas en su edad económica más productiva luego de haber invertido en ellos para su formación y capacitación".

En cuanto al conflicto armado...

Aunque durante todos los días se trató el tema del conflicto que padece Colombia fue hasta el cuarto y último día cuando figuras reconocidas de la academia, la política y el periodismo plantearon algunos trazos de esa radiografía colombiana.

En primer lugar, el historiador Eduardo Posada Carbó, expuso con un tono optimista característico en él que debía valorarse la coherencia discursiva del candidato y ahora presidente Alvaro Uribe Vélez, advirtiendo de éste que en ningún momento ha cerrado las puertas a la paz. Por otra parte afirmó que "los siguientes meses de gobierno serán clave para consolidar unos espacios de seguridad dentro de la legitimidad, ya que sin seguridad no se pueden garantizar los derechos"

Luego habló el analista político Alfredo Rangel quien como un artista dibujó el escenario del conflicto colombiano de manera clara, coherente y en una síntesis para que cualquiera de los asistentes entendiera de manera fácil la complejidad de la situación política y militar que hay en Colombia actualmente.

"Con esta ruptura del proceso de paz se inicia una nueva pausa en el conflicto armado y estará determinada por un pulso de fuerzas entre las Farc y el Estado que cambiará un reinicio de las negociaciones, el cual no se daría antes de dos años", afirmó durante su ponencia Alfredo Rangel.

Además aseguró que "la distancia nunca había estado tan lejos entre las posiciones y exigencias de ambas partes. Mientras el Estado exige una desmovilización, nada de despejes, negociaciones en el exterior y cese de hostilidades; las Farc mantienen la agenda temática acordada con el gobierno Pastrana, piden dos departamentos despejados para reanudar negociaciones, y rechazan la mediación de las Naciones Unidas".

Al finalizar, Alfredo Rangel recalcó que "la estrategia de las Farc será una guerra de sabotajes a la infraestructura económica como oleoductos, torres de energía, vías, y puentes para que el Estado pierda capacidad para gastos militares, así como una urbanización del conflicto, es decir, que los atentados terroristas en las ciudades se incrementarán con el fin de desmoralizar a la población civil".

En tercer término habló el nuevo embajador de Colombia en Londres y quien participara en la mesa de negociación durante el anterior proceso de paz, Alfonso López Caballero, quien expresó: "Las Farc son una guerrilla arrogante, organizada institucionalmente, con planes estratégicos y métodos criminales para alcanzar sus objetivos".

López, además, aseguró "que las Farc siempre estuvieron interesadas en el proceso de paz, pero nunca en el logro de la paz". Pensando a futuro se atrevió a decir que "el gobierno debería esforzarse en capturar a uno de los miembros del secretariado de las Farc para ganar terreno a la hora de una futura negociación, mientras que las Farc intentarán hacer uso de su incremento en la capacidad militar para derribar una aeronave del Ejército". Finalizó con un crudo planteamiento al sugerir que "mientras persista el narcotráfico la paz es imposible conseguirla en Colombia".

Otro de los invitados a este seminario fue el periodista y escritor Plinio Apuleyo Mendoza quien se mostró pesimista ante la difícil situación por la que atraviesa Colombia. Recordó que las Farc están ganando la guerra que libran contra el establecimiento, demandó una reforma al sistema judicial colombiano plagado de anomalías e "injusticias", criticó los altos niveles de corrupción que subsisten en la clase política y mostró apoyo a las iniciativas del presidente Alvaro Uribe por dar una lucha frontal contra la guerrilla. "Mientras se utilicen todo tipo de métodos delictivos y atroces para obtener los fines que la guerrilla persigue, el Estado deberá combatirla con pulso firme".

Luego de cuatro días de ideas, ponencias, y discusiones, los estudiantes de derecho de la Universidad de Alcalá de Henares volverán a utilizar sus aulas y lugares de estudio habituales como si nada hubiera pasado. La pregunta es si después de esos cuatro días, cuando académicos, políticos, y periodistas colombianos vuelvan a sus actividades, nada habrá pasado, o si estos espacios de reflexión y debate organizados en España, Alemania, Estados Unidos o Colombia dejan algún resultado real y tangible para la sociedad colombiana, aparte de la fotografía de los asistentes.

*Corresponsal en Madrid
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.