Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2007/11/08 00:00

Uribe y Moreno, por fin de acuerdo: el metro para Bogotá puede empezar a construirse en el 2010

Una coincidencia importante entre el Presidente de la República y el alcalde electo de Bogotá podría ser el gran paso de una verdadera modernización en el sistema de transporte público para la capital del país

Uribe y Moreno, por fin de acuerdo: el metro para Bogotá puede empezar a construirse en el 2010

Las vueltas y revueltas que ha dado el tema del metro en Bogotá podrían tener fin (y para bien) en la Casa de Nariño y en el Palacio Liévano de la capital del país: este jueves, el presidente Álvaro Uribe aseguró que la fórmula planteada para aportar a su financiación con vigencias futuras a partir del 2016 no significa aplazar el inicio de su construcción, sino garantizar los recursos crediticios para que “se empiece a construir cuanto antes, como lo quiere la administración entrante”.

Es decir que coincide casi plenamente con el alcalde electo Samuel Moreno Rojas, quien entre sus prioridades tiene dejar inaugurada la obra al final de su mandato, a pesar de las declaraciones del ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga, quien había advertido las dificultades para la financiación del megaproyecto con dineros de la nación.

Uribe explicó por qué el Gobierno considera que el Metro debe ser auto-sostenible ya que, según él, un Metro se tiene que construir con finanzas del Estado, pero buscar que en la parte operativa sea autosuficiente: “no sería bueno para las finanzas del Distrito o para las finanzas de la Nación, tener que subsidiar tarifas de Metro en el futuro”

La intención de Uribe es que se concluyan los proyectos del sistema de transporte masivo, razón por la que el gobierno nacional aportaría el 70 por ciento del valor del TransMilenio. Finalmente, dijo Uribe, quien define las rutas es la administración distrital y el Gobierno Nacional respeta esas decisiones.

“En mi última reunión con el señor alcalde (Luis Eduardo Garzón), me confirmó que en el mes de diciembre quedarán adjudicados los contratos de obra para construir las líneas de TransMilenio en la 26 y en la carrera décima. Y que él dejará listos los estudios para que la nueva administración distrital pueda, en el mes de mayo, emprender la contratación de la carrera séptima”, agregó el Mandatario.

Antes de partir hacia Chile para reunirse con colegas suyos en un foro social, el presidente Uribe dijo que no se opone a que el Metro se empiece a construir ya o en el 2010, como lo ha dicho Samuel Moreno. “Creo que Bogotá puede construir hoy un Metro obteniendo créditos en condiciones muy favorables y plazos no inferiores a 30 o 40 años”, agregó durante una rueda de prensa en el aeropuerto militar de Catam.

Sobre el tema, el Presidente también aclaró que contribuir la Nación con vigencias futuras que empiecen a vencerse después del 2016, permite que el Metro se empiece en el 2010 o antes.

Samuel Moreno, elegido hace tres semanas por más de 900 mil votos, había dicho que con o sin el apoyo del gobierno central, la administración distrital se metería de lleno a la construcción del Metro. Con el guiño presidencial el tema cambia, pues el proyecto de alguna manera será más fácil.

Con las declaraciones del presidente Uribe, quien dijo que la fecha de construcción no dependerá de los aportes de la Nación sino de los estudios y los diseños, queda prácticamente resuelto el dilema de la voluntad política de los gobiernos para arrancar una obra necesaria para Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.