Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2008/03/05 00:00

Uribe no escucha consejo de Comisión Asesora

El Presidente siguió adelante con su idea de denunciar a Chávez ante la Corte Penal Internacional, a pesar de que la Comisión de Relaciones Exteriores le pidió estudiarlo.

El ex presidente César Gaviria leyó un comunicado de cuatro puntos en el que la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores mostró su apoyo a Uribe.

En la reunión de más de cinco horas de este martes, la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores le dio un contundente espaldarazo a la posición del presidente Álvaro Uribe en la crisis actual con Venezuela y Ecuador, pero varios de sus miembros le aconsejaron estudiar mejor la demanda contra su par venezolano ante la CPI.

Pero hacia el medio día de este miércoles, el gobierno dio a conocer al equipo de juristas e internacionalistas encargados de llevar la demanda a la CPI. Estará conformado por Eduardo Montealegre, Rafael Guarín, Jaime Lombana y Vicente Torrijos. Primero entregarán la información del computador de Reyes a organismos internacionales para confirmar su veracidad, y con ese peritazgo como base, construirán el expediente que soporte la denuncia ante la CPI.

Salvo en el tema de esta demanda, la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, conformada por ex presidentes, ex cancilleres y congresistas, había sentado ayer martes su respaldo decidido al presidente Uribe en cuatro puntos. Primero, “rechazamos enérgicamente el lenguaje que los gobiernos de esos países han utilizado para referirse al Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, quien encarna la unidad nacional. En este caso, los agredidos somos todos los colombianos”, dice el comunicado.

Tal posición se tomó después de que los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y Venezuela, Hugo Chávez, calificaran a Uribe como “mentiroso”, al referirse a las explicaciones que dio el gobierno colombiano sobre la intromisión de tropas en territorio ecuatoriano durante el operativo en que murió el guerrillero ‘Raúl Reyes’.

Además, después de señalar con tal calificativo a Uribe, funcionarios venezolanos utilizaron otros agravios para referirse a la estrecha relación del mandatario con Estados Unidos.

En un segundo punto, la Comisión definió que “respaldamos al Presidente Álvaro Uribe Vélez como responsable constitucional de las relaciones exteriores para superar los desafíos que enfrenta Colombia en su relación con dos países hermanos”.

Este miércoles, el ex presidente Ernesto Samper dijo que durante la reunión, la Comisión le sugirió al presidente que echara para atrás esa decisión. Para Samper, “no sería aconsejable que Colombia termine judicializando todas las diferencias internacionales que se tengan”.

Ante las observaciones de la Comisión, Uribe se mostró con “talante democrático” y se comprometió a estudiar la decisión de denunciar a Chávez, según dijo el ex presidente.

Aunque la Comisión pidió mesura en el caso de Chávez, reconoció que Colombia tiene derecho expresar su molestia por lo que el gobierno considera una actitud permisiva con el terrorismo.

En el tercer punto del comunicado, dice que “a Colombia le asiste el derecho de expresar su desacuerdo con el hecho de que países vecinos acojan grupos guerrilleros y terroristas armados y en campamentos en su territorio. En tal sentido reclamamos el respeto a la resolución 1373 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que prohíbe que los países tengan cualquier tipo de convivencia con grupos terroristas”.

Precisamente, esa resolución es la defensa que tiene el gobierno colombiano para justificar la incursión de las Fuerzas Armadas en territorio ecuatoriano durante el operativo en que murió ‘Raúl Reyes’.

En contraste, la Organización de Estados Americanos (OEA), ha rechazado la incursión de Colombia en territorio ecuatoriano.

Tras el polémico operativo militar, Ecuador decidió desplazar tropas a la frontera para evitar que grupos armados legales o ilegales entren a su país. Venezuela también lo hizo, para evitar que un operativo similar al ocurrido en Ecuador ocurra en su territorio.

Pero Colombia decidió mover tropas a ninguna de las dos fronteras. Eso lo celebra la Comisión y considera que es necesario acudir a organismos internacionales y no al enfrentamiento armado para superar la crisis con los vecinos.

“Con sujeción al derecho internacional, que siempre ha guiado la política exterior colombiana, confiamos que la actual coyuntura de nuestras relaciones con los países vecinos se resuelva por medios diplomáticos y apelando a los mecanismos de solución pacífica de controversias del sistema Interamericano”, concluye el comunicado en su cuarto punto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.