Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/07/31 00:00

Uribistas derrotan a uribistas, en Soledad

En las elecciones atípicas del domingo ganaron Name, Char y Maloof. Perdieron Cepeda, Gerlein y Aráujo. Soledeños fueron derrotados por la abstención.

El Representante a la Cámara, Jaime Cervantes, visiblemente molesto por las declaraciones del vicepresidente. Le reclamó por haber generalizado en sus acusaciones de corrupción.

Antonio Fernando Castillo, apoyado por los jefes políticos de Cambio Radical, el Partido de la U y Colombia Democrática, fue elegido alcalde de Soledad, derrotando a Sergio Barraza, el candidato apoyado por los conservadores y Alas Equipo Colombia. La alcaldía se la disputaron los aliados del Presidente Uribe.

Ayer triunfó en Soledad una inusual alianza, pues en estos tres lustros José Name y Fuad Char se han repelido políticamente. Char se ha considerado como un político no tradicional y Name es identificado como el gamonal y símbolo del clientelismo histórico.

Aunque fue una jornada tranquila, se presentaron varias denuncias de irregularidades y delitos electorales, como compraventa de votos y suplantación de elector. Por esas denuncias se realizaron varios allanamientos y hubo 25 personas capturadas. Los allanamientos que más llamaron la atención de las autoridades fueron realizados en la casa de los padres y el hermano del candidato Sergio Barraza.

Los soledeños presumían que iba a ser un domingo desapacible. Días antes todos los medios de comunicación informaron detalladamente sobre las cosas que venían ocurriendo en Soledad, un municipio cuyas elecciones atípicas han llamado la atención nacional por ser la novena ciudad más grande, con 456 mil habitantes, y transferencias de la Nación cercanas a los 100 mil millones al año. También por su vecindad con Barranquilla, por la penetración que han tenido las autodefensas en varios negocios de la administración y por varios casos de corrupción.

"Hasta la prensa nacional se ha ocupado de nosotros y no han sido justos, porque no todos somos bandidos. Eso es asunto de los políticos, nosotros los padecemos", dijo un señor que no quiso identificarse en las escaleras de la iglesia.

"Desde las cuatro de la mañana los helicópteros del Ejército comenzaron a sobrevolar sobre el municipio", dice Fabián Montero, un periodista que estaba apoyando el voto en blanco. Llevaban al Vicepresidente de la República y al zar anticorrupción. Paradójicamente, a la presencia masiva de Fuerza Pública atribuyeron la alta abstención, el 70 por ciento de las personas habilitadas no salió a votar.

Calurosa polémica

Minutos antes de que el alcalde encargado Modesto Aguilera declarara abierta la jornada, el Vicepresidente se dirigió a los habitantes ante una improvisada audiencia de periodistas, escoltas y paisanos.

Francisco Santos fue duro y sus palabras levantaron roncha y rencor. Los soledeños se sintieron ofendidos y sus palabras fueron comentadas todo el día. ¿Qué dijo Santos? Les dijo que la politiquería y la corrupción se habían tomado a la población, que había que vigilar el gasto público para que no se sigan robando el presupuesto, que votaran bien en ejercicio del principio cristiano que reza "ayúdate que yo te ayudare". Y eso no fue todo.

Francisco Santos dijo tener temor de girar unos recursos aprobados por la Nación por 12 mil millones de pesos para la canalización de los arroyos, pero que le daba pánico girar ese dinero de sólo pensar que se lo fueran a robar.

Esas palabras no cayeron bien. Un paisano sentado en las escalinatas de la iglesia gritó: "Haga usted mismo la vuelta" y el primero en protestar fue el representante Jaime Cervantes Varelo a quien no mencionaron protocolariamente el Vicepresidente y el gobernador en sus palabras de apertura de las elecciones.

Cervantes le exigió al Vicepresidente que respetara a los soledeños, pues no había hecho sino generalizar, como si la corrupción fuera un fenómeno exclusivo del municipio. " El Vicepresidente dice que nos compran la conciencia, pero cuando votamos por él y por el presidente Uribe no fue compra de conciencia. Vamos a demostrar que aquí hay gente honesta y transparente, que no todos somos deshonestos", gritaba airado en medio de los aplausos de quienes se encontraban a su alrededor.

El zar anticorrupción, Rodrigo Lara y el gobernador Carlos Rodado, visitaron varios puestos de votación y conversaron con los jurados. El zar prometió que durante su gestión las denuncias que existían contra los ex alcaldes y otros no se quedarían engavetadas.

Eso ocurrió con las presentadas a la antecesora de Lara, la ex viceministra de Justicia María Margarita Zuleta, que dijo que las quejas en el caso de Soledad era pura pelea política.

A las cinco de la tarde, cuando ya se sabía quien era el nuevo alcalde, un periodista le preguntó al aire a José Name qué opinión le merecían los comentarios del vicepresidente, a lo que el ex senador respondió que él, Name, "de vainas escuchaba al Presidente".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.