Sábado, 21 de enero de 2017

| 2006/09/29 00:00

¿Vale la pena vender la Fábrica de Licores de Antioquia?

El gobernador del departamento, Aníbal Gaviria Correa, sorprendió con la propuesta de ofertar la empresa de licores más rentable del país. Para él, la administración pública no debe sostenerse de las cantinas. ¿Qué tan rentable puede ser este negocio?

¿Vale la pena vender la Fábrica de Licores de Antioquia?

Nadie se esperaba la noticia. En pleno acto inaugural del Fondo Departamental del Agua, el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, propuso la venta de la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA). Su principal argumento fue que producir licor y ser un Estado cantinero no es coherente con las campañas de salud pública.

El gobernador explicó que la FLA hay que venderla porque a medida que avanza la globalización estas ventajas se verán amenazadas por los tratados de libre comercio y la caída de las barreras arancelarias.

Frente al dinero que ingresa al departamento por las utilidades de la FLA manifestó que la venta no implica que se vayan a perder las transferencias que se generan para la salud y la educación. “Se conserva totalmente la parte tributaria que reciben los departamentos y la utilidad operacional que hoy tenemos la garantizaríamos igual o mayor capitalizando las Empresas Públicas de Medellín”. Gaviria se refiere a la otra parte de la propuesta. Tras la eventual venta de la FLA, la idea sería capitalizar en EPM y de esta manera garantizar no sólo la obtención de continuidad en los recursos de operación que hoy genera la FLA, sino posibles incrementos de éstos a futuro.

El anuncio fue hecho en la noche del jueves en un acto en el que también estuvo el presidente Álvaro Uribe. El jefe del Estado apoyó la propuesta y sostuvo que en una economía integrada, cada día los gobiernos que producen licor afrontan más dificultades a la hora de exportar por causa de los acuerdos internacionales: “Creo que al gobernador hay que acompañarlo en la idea de vender la FLA”, sostuvo el Presidente.

Sin embargo, las opiniones frente a la propuesta del gobernador están divididas. Muchos temen que las utilidades generadas por el licor en el Antioquia se puedan perder. Hay que recordar que la FLA pasó de aportar al departamento 202 mil millones de pesos en 2000 a 380 mil millones de pesos en 2005. Para el diputado Efraín Cardona, es contradictorio que planeen la venta de la fábrica en su mejor momento. Considera sospechoso que no se le haya advertido a la Asamblea Departamental de Antioquia sobre esta decisión y cree que es “traído de los cabellos” el argumento de que el Estado no deba vender licor para efectos de lograr la salud.

En esa misma línea se encuentra el senador antioqueño Luis Fernando Duque. Considera que la venta de la FLA es importuna y extemporánea. “El gobernador lanza una noticia importante, que genera debate y que puede perjudicar al departamento y al otro día se va de viaje por Europa”, le dijo a SEMANA.COM “además, hay que recordar que al gobernador sólo le resta un año en el poder y parece que lo único que quisiera es poner hablar al pueblo”.

Y eso es lo único cierto. Hoy en Antioquia todos hablan de la fábrica que ha emborrachado a los paisas durante 86 años. El debate se abrió y lo que viene en los próximos días es la contratación de una banca de inversiones para que haga la valorización de la FLA y comenzar a escuchar propuestas para su venta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.