Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/14/2006 12:00:00 AM

Valle pierde representación

La votación para el Senado deja en el Valle un sabor amargo ya que su representación nacional se redujo en tres curules. En la Cámara barrió el Uribismo.

La repartija del poder político en el Valle del Cauca estuvo marcada por grandes cambios producto de la reforma política. Al menos eso es lo que se desprende al revisar los resultados de la jornada electoral para el Congreso, donde tanto a los caciques de la región como a varios debutantes, los cálculos les salieron mal. No sólo porque se quemaron, sino porque la pérdida de tres curules, pasando de nueve a seis, deja al Valle con una pobre representación nacional y asegura un revolcón en la política local.

El balance de las elecciones deja a las fuerzas uribistas fortalecidas en el departamento, con cuatro de los seis senadores y ocho de los trece representantes a la cámara baja. Al Polo democrático como la tercera votación más importante superando a Cambio Radical y el partido Liberal. El Movimiento Popular Unido, que maneja tras bambalinas el ex senador Carlos Herney Abadía, sobrevive al pasar el umbral y contar con un senador y dos representantes a la Cámara.

Entre los grandes perdedores de la región hay que mencionar al movimiento C4, de los cristianos, que perdió la curul con Jimmy Chamorro. Otros damnificados fueron el partido Liberal y Cambio Radical, que no lograron poner ni un senador. De todos el que más pierde es el liberalismo pues en las elecciones pasadas obtuvo tres escaños para el Senado.
 
Sin embargo, al detallar la buena votación obtenida por los partidos que apoyan al Presidente, se observa que la gran mayoría de los votos fueron conseguidos gracias a candidatos que en el pasado cercano militaban en el partido del trapo rojo. Tal es el caso de Dilian Francisca Toro de la U o Carlos Fernando Motoa de Cambio Radical.

En el Valle sólo acudieron a las urnas 915.003 personas de las 2.697.357 inscritas para votar y la abstención alcanzó el 66 por ciento. Esa es otra de las razones que aducen muchos de los políticos para explicar por qué se quemaron.

Duros en las urnas

Las elecciones consolidan al partido Conservador como la mayor fuerza electoral del Valle, que se convierte en el fortín de este partido al obtener la más alta votación en el país con 171.331 votos. Esto le representa dos curules para el Senado, que ocuparán el ex gobernador Germán Villegas (57.952) y Ubeimar Delgado (41.802), heredero de la curul que ocupaba Francisco Murgueitio, quien declinó su continuidad para aspirar a la gobernación del Valle el próximo año.
 
En la Cámara de Representantes los conservadores obtuvieron tres puestos con Santiago Castro (32.515) a la cabeza, quien fue la más alta votación para esta corporación en la región. Los otros dos serán ocupados por Heriberto Sanabria (24.898) y Marino Paz (15.131) (Ver lista completa de elegidos y quemados).

El éxito alcanzado por los azules se ve opacado ante la derrota de Jaime Alberto Cabal (23.096) quien aspiraba al Senado como representante de los gremios e industriales de la región, en donde es bien recibido. Se suponía que su candidatura recibiría los votos de opinión que llevaron a Claudia Blum al Senado, ya que ella no quiso repetir. Aunque es la segunda vez que se quema, Cabal es de los que cae parado. Su prestigio le asegura el regreso a la presidencia de la Asociación Hotelera de Colombia, Cotelco.

A pesar de tener la más alta votación de su partido Germán Villegas en la región no obtuvo todo lo que buscaba. Sus candidatos a la Cámara, Mario Fernández (13.535) y Tania Álvarez (12.342), también se quemaron. ¿Entonces quien ganó en realidad con esta excelente votación? Carlos Holguín es la respuesta obvia. Su trabajo disciplinado como cabeza del partido se refleja en los resultados obtenidos en el Valle y el resto del país, además, conserva una de las curules en la Cámara con Marino Paz y con seguridad su partido llegará fortalecido a las presidenciales de 2010, donde es el candidato natural después de ocho años en que no presentan candidato propio.

El otro ganador es el partido de la U que con 165.164 ocupó el segundo mejor registro en el departamento. Dilian Francisca Toro, su candidata estrella para el senado, no defraudó la confianza de Juan Manuel Santos. De tradición liberal se pasó a la U porque fue sancionada al apoyar la reelección presidencial en contra de lo dispuesto por la directiva del trapo rojo. Santos debe estar feliz de haberla recibido pues con sus 87.925 votos, se convirtió en la primera votación de la U, superando a la promocionada Gina Parody. Toro es la mujer con más alta votación del país y la senadora con más votos en el Valle. La segunda curul se la llevó el polémico ex policía Luis Elmer Arenas (31.195), quien repite período como senador.

El partido de la U, que fue criticado durante la campaña en el Valle por recibir todo tipo de apoyo, logró tres curules para la Cámara, empatando con los conservadores en esta corporación. Gracias a las votaciones que consiguieron los ex concejales de Cali Roosvelt Rodríguez (24.004) y Tyrone Carvajal (21.704), además del ex alcalde de Cartago, norte del Valle, Luis Carlos Restrepo (17.973). Por lo menos dos de los futuros parlamentarios por la U en la región, han sido cuestionados. Tyrone Carvajal se vio envuelto en los líos que llevaron a la intervención de la empresa pública de aseo de Cali, Emsirva, por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos. Por este motivo la procuraduría regional abrió investigación (Ver ‘Cali se levanta’). Al ex alcalde de Cartago, Luis Carlos Restrepo, se lo señala de representar los intereses del cartel del norte del Valle (Ver Cartago votó en calma).

El Polo Alternativo también esta de fiesta con sus resultados en el Valle, ganó una curul para el Senado con Alexander López y logró conservar su representación en la Cámara con Franklin Legro.
 
Además, se consolida como la tercera fuerza en el Valle, lo que augura buenas opciones para ganar espacio en los concejos y asambleas del departamento en las elecciones del próximo año, en especial, si Angelino Garzón se decide a optar por la alcaldía de Cali o repetir en la gobernación.

Finalmente la conclusión es que de acuerdo a la tendencia general, en Cali y el Valle ganaron los uribistas. Se perdió espacio en cuanto a la representación nacional y hubo una mediana renovación entre quienes defenderán las banderas del Valle durante los próximos cuatro años.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.