Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/29/2006 12:00:00 AM

Veintiún años de cárcel para William Rodríguez

El hijo del capo del Cartel de Cali, Gilberto Rodríguez Orejuela, fue condenado este miércoles a 262 meses de cárcel por un tribunal estadounidense.

Tras admitir su culpabilidad y asegurar que declararía en contra de su padre y de su tío, William Rodríguez Abadía, hijo del capo Miguel Rodríguez Orejuela, fue sentenciado a 21 años y 10 meses de cárcel por el juez Federico Moreno del estado de la Florida, en Estados Unidos.
 
Este abogado, de 40 años de edad, se declaró culpable el pasado 8 de marzo ante el juez de la Corte del Distrito de Florida, y aseguró haber estado involucrado en tráfico de cocaína a Estados Unidos desde 1990 hasta julio de 2002.
 
“La sentencia demuestra la magnitud del liderazgo de Rodríguez Abadía en las actividades delictivas del cártel de Cali, ya desaparecido”, dijo Alexánder Acosta, fiscal federal del distrito sur de Florida.

El condenado había dicho que entregaría los bienes, empresas y activos obtenidos como producto del narcotráfico, y que cooperaría con el Gobierno de Estados Unidos. A cambio, su familia podrá vivir en ese país y, al parecer, recibiría los beneficios del plan de protección de testigos.

Rodríguez Abadía, quien sobrevive con un sólo riñón y se encuentra delicado de salud, se entregó voluntariamente a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Panamá y fue trasladado el pasado 16 de enero a una cárcel de Miami.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.