Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2004/04/04 00:00

Ventana al mundo

No todo el mundo sabe dónde queda San Basilio de Palenque, pero esta pequeña población del departamento de Bolívar sí sabe del mundo gracias a la llegada de Internet.

Ventana al mundo

La pequeña población de 4.000 habitantes se encuentra revolucionada desde hace un mes, cuando fue instalada la sala de Mifono en el corregimiento de Mahates. Los más interesados son los jóvenes del Instituto Educativo Técnico Agropecuario Benkos Biojó, que hacen vaca para reunir los mil pesos que cuesta la hora de servicio.

Aunque no tienen profesor de informática, la clase es la más apetecida por los jóvenes. Como Anaís Reyes, una adolescente de 16 años, son muchos los que están comenzando a conocer las ventajas del ciberespacio. "Estoy descubriendo toda la cultura que tienen ustedes", dice en palenquero.

Rocío del Campo, gerente de Gilat en Colombia, el mayor operador de telefonía rural del país, explica que con Mifono la idea es llevar los beneficios de Internet y capacitar gente para que a su vez enseñe a la comunidad. "Cada lugar es único, por eso es necesario que vayan aprendiendo la herramienta de acuerdo con las características de cada uno". Además de ofrecer servicios de comunicación en sitios apartados, este programa también busca generar empleo, dar capacitación dependiendo de las necesidades e intereses de cada región orientada al mercadeo de productos típicos y artesanías y posibilitar la educación a distancia.

Gilat, fundada hace 18 años por ingenieros israelíes, se especializa en brindar acceso a las telecomunicaciones en zonas rurales a partir de la tecnología de redes satelitales Vsat (very small aperture terminal, por sus siglas en inglés). Con San Basilio ya son 200 los puntos que instalan en Colombia, lo que convierte el país en el primero de Latinoamérica en desarrollo de telefonía e Internet en regiones apartadas. "Es una forma de auspiciar el desarrollo y la educación", dice su presidente, Oren Most.

Otro de los objetivos de esta empresa es que una vez instaladas las líneas y puntos de Internet con equipos y conexión satelital, la comunidad los administre. De los ingresos, el 68 por ciento le corresponde al administrador y el 32 por ciento, a la compañía. A través de esta figura, Compartel y sus operadores han invertido 130.000 millones de pesos en tres años, representados en 7.415 puntos instalados en un periodo similar, con 15.836 líneas telefónicas. En junio de 2004 se esperan tener cerca de 500 centros de Mifono.

Con la llegada de la comunicación satelital, los palenqueros han encontrado una manera de comunicarse con el mundo. Para Luis Manga, profesor del Instituto, esta búsqueda refleja el interés de los jóvenes del pueblo por fortalecer su identidad, darla a conocer y explorar otras culturas. "Si nos entienden y comprenden van a ser más tolerantes con la lengua y la cultura palenquera", dice.

Ante el furor de las nuevas tecnologías, las directivas del Instituto y la secretaría de Desarrollo de Mahates planean coordinar una serie de cursos de educación virtual con universidades abiertas y a distancia. "Tenemos que aprovecharlo para aquellos alumnos que quieren entrar a la universidad y no pueden por carecer de recursos económicos", dice Julio César Escalante, rector del Instituto, para quien a falta de una biblioteca, éste se ha convertido en la principal fuente para complementar las tareas de los alumnos.

Escalante sentencia que falta mucho para que en la práctica toda esta tecnología llegue a toda la población; "solo tenemos 10 computadores para 800 alumnos". Sin embargo, este pueblo de Bolívar con una de las culturas más tradicionales y prolíficas de la región ahora tiene una nueva ventana al mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.