Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/05/24 00:00

Yo lo haría diferente: Mockus

En una carta al Presidente, Antanas Mockus le recrimina su actitud de no asistir a los debates con los otros candidatos. Y le propone fijar metas para el proceso con los paramilitares.

Yo lo haría diferente: Mockus

Con el tono pedagógico que lo caracteriza, Mockus le reprochó a Uribe su decisión de marginarse de la controversia de sus propuestas de gobierno con los demás candidatos después de que Uribe cancelara minutos antes de iniciar la transmisión su asistencia al debate con Caracol el domingo pasado. Asistió el martes en la noche, solo.

“Su actitud es una decisión personal que genera precedentes preocupantes para la democracia colombiana. La interpreto como un desaire a los demás candidatos y un desaire a la ciudadanía”, dice Mockus en su carta. “Mi campaña subraya que el camino para Colombia es educarnos y actitudes como la adoptada por usted poco ayudan a ese propósito”.

Mockus aprovecha su misiva para solicitarle al Presidente hacer públicos los acuerdos que su gobierno ha hecho con los paramilitares. “A la sociedad no le basta con saber que hay una “palabra empeñada””, concluye el candidato de la Alianza Social Indígena, que aparece de cuarto en las encuestas.

En relación con el proceso de aplicación de la Ley de Justicia y Paz, cuya constitucionalidad fue avalada por la Corte la semana pasada, Mockus le pide definir públicamente unas metas que permitan a los ciudadanos evaluar el desempeño del gobierno y de la Comisión de Reparación, encargada de velar porque los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación se cumplan.

Para ello, Mockus propone dos indicadores ‘técnicos’: un indicador que permita comparar qué tantos crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos por las autodefensas fueron esclarecidos gracias a la aplicación a la Ley de Justicia y Paz. Y otro que permita medir la cantidad de hectáreas restituidas por parte de las autodefensas frente a las que se estima que despojaron a los colombianos.

“También sería relevante formular tres metas en materia de no repetición del comportamiento delictivo, metas cuyo cumplimiento tendería a indicar que sí se logró el desmantelamiento de las correspondientes estructuras delictivas”, escribió Mockus, apelando a su fe no sólo en la pedagogía sino en la importancia de contar con parámetros objetivos sobre los cuales la ciudadanía pueda pedirle cuentas a sus gobernantes. Mockus concluye su carta diciéndole a Uribe: “La sola discusión de los indicadores propuestos arrojaría bastante luz sobre el proceso con los paramilitares, a quienes debería ayudarles a definir a qué juegan, así como también debería ayudarle a la sociedad a ejercer su pacífica presión pedagógica”.

Casa de Nariño hasta el martes en la noche no había contestado la carta, y posiblemente se abstenga de hacerlo. En todo caso, sería interesante, que más allá de la contienda electoral, el gobierno acogiera la propuesta de Mockus y fijara unos parámetros sobre los cuales hacerle seguimiento a la Ley de Justicia y Paz, de tal forma que el proceso con los paramilitares no se convierta en una frustración semejante a la del Caguán.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.