Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/17/2017 3:23:00 PM

América vuelve al Campín, como equipo de la A  

La última vez que los escarlatas jugaron en el templo del fútbol capitalino fueron condenados a jugar la promoción, antesala de su descenso. Este domingo visitarán a La Equidad (3:15 p.m.)

20 de noviembre del 2011. Los hinchas del América de Cali difícilmente olvidarán aquella noche de domingo. Su equipo tenía que ganarle a Millonarios en El Campín de Bogotá en la antepenúltima fecha del campeonato de primera división. De fracasar, las puertas del descenso empezarían a abrirse. Nadie se imaginaba que un equipo tan grande, con trece estrellas en su escudo, fuera condenado a la segunda división. Menos sus hinchas. Pero aquella noche los diablos rojos empezaron a escribir el peor capítulo de sus 90 años de historia, el que redactaron en el infierno de la B.

Una noche que tampoco olvidan los hinchas de Millonarios. También urgidos de la victoria, para clasificar entre los ocho. Los goles de Erik Moreno y Wilson Carpintero no solo les dieron la victoria (2-0), también el lujo de condenar a jugar la promoción a uno de sus más enconados rivales, el que lo había igualado en títulos, el que primero lo desafió desde los años 80. Es el último recuerdo que El Campín tiene del América, en la A. Fue un auténtico clásico que también se recuerda por el drama de la fractura de José Luis Tancredi, en ese entonces jugador de Millonarios, a quien Andrés Cadavid le rompió la tibia y el peroné de una de sus piernas en una fuerte entrada. Ahora Cadavid es capitán de Millonarios.

Este domingo, a las 3:15 de la tarde, la ‘mechita’, como cariñosamente le dicen sus hinchas volverá a la cancha del Campín. No será para enfrentar a Millonarios o a Santa Fe, sus habituales anfitriones. La Equidad, el tercer equipo de Bogotá, con gran olfato, pidió a la Alcaldía el préstamo del estadio de la Calle 57, a pesar de que su sede es el Metropolitano de Techo, en la Primera de Mayo. Los hinchas del América, que en Bogotá son auténtica legión, volverán a ver a su equipo tras 1.919 días, los más de cinco años que duró el purgatorio que comenzó una noche de domingo, precisamente en El Campín.

La Equidad, un club de fútbol sin afición, depende de las taquillas de los juegos contra los equipos de mayor hinchada. Los enfrentamientos contra Nacional y Millonarios, por ejemplo, el equipo asegurador suele disputarlos en El Campín, más pensando en las finanzas que en la victoria.

Para este domingo aprovecharán el retorno de los escarlatas para hacer su agosto.  En total 31.548 boletas fueron timbradas, lo particular es que solo 2.958 están destinadas para seguidores locales (en la tribuna Occidental Norte), las otras 28.590 para los visitantes. Las entradas oscilan entre $24.000 (las tribunas laterales) y $110.000 (platea de Occidental). El reto de los aficionados escarlatas será llenar el estadio. (Los boletos están disponibles en los expendios de TuBoleta).

Le recomendamos: La maldición del Garabato y otras desdichas del América de Cali

Pero el Campín no solo ha sido escenario de tardes dolorosas para los Diablos Rojos. Por el contrario ha sido testigo de páginas también gloriosas. El idilio del América y el estadio capitalino se remonta hasta la época delñ fútbol aficionado, a 1931, cuando viajó a la capital después de haber sido sancionado por un año por la Federación de Fútbol del Valle como consecuencia de protestar decisiones arbitrales después denun partido contra The Cali Football Club.

En este gira se dio la ocasión para que ‘los diablos rojos’ compitieran en la Copa Olaya Herrera y tuvieran su primer juego frente a un equipo internacional, el conjunto peruano Association Brondy, escuadra que contaba con los mejores jugadores del fútbol inca en esa época.

Pasaron más de cincuenta años para que el América volviera a tener un momento de celebración en Bogota. El 12 de diciembre de 1982 derrotó 0-1 a Millonarios y se coronó campeón, por segunda vez, del fútbol colombiano.

No ha sido la única vuelta olímpica. En diciembre de 1990, con gol de Sergio ‘Checho’ Angulo, América derrotó a Santa Fe y se coronó campeón. Fue el último título del entrenador Gabriel Ochoa Uribe.  El Campín se tiñó de rojo, y fueron miles los aficionados que se metieron a la cancha para dar la vuelta olímpica.

Más fresco en el recuerdo, la noche del 22 de diciembre de 1.999. América volvía a derrotar a Santa Fe en El Campín, esta vez por penaltis, y se coronó campeón de la Copa Merconorte. A la postre, el único título de los escarlatas que cuatro oportunidades fue finalista de la Copa Libertadores, su gran frustración.

En el Campín, ningún otro equipo del país ha jugado como en su casa, tanto que una de las ‘barras bravas’ más grandes del país es el Disturbio Rojo, conformada desde finales de los 90 por los miles de seguidores americanos residentes en Bogotá.

Puede leer: "Pude haber contratado a Ronaldinho y a Forlán": Tulio Gómez

El ‘Coloso de la 57‘ fue el escenario para uno de los episodios más funestos protagonizado por barras en Colombia. En un partido con Independiente Santa Fe, cuando un grupo de inadaptados se enfrentó en las tribunas teniendo como más triste consecuencia la muerte de un aficionado de Santa Fe, que murió apueñaleado a manos de varios seguidores del América.

La pasión por la mechita en la capital se volverá a encender este domingo en El Campín. Allí, donde empezó el lustro más tormentoso, América empezará a escribir una nueva historia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.