Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/03/20 16:34

Así va la 'novela' de Santa Fe 

En menos de 24 horas, el técnico cardenal, Gerardo Pelusso y su jugador insignia, Omar Pérez, renunciaron al equipo. ¿Qué ocurre?

Omar Pérez y Gerardo Pelusso. Foto: Archivo particular

No soplan buenos vientos en el histórico equipo capitalino Santa Fe por cuenta de peleas internas entre el técnico Gerardo Pelusso y el jugador insignia Omar Pérez.

El choque entre ellos no solo ha dejado un descontento entre la hinchada, sino que también ha generado a su alrededor un mal ambiente que podría comprometer el rendimiento del equipo cardenal.

Horas antes de que iniciara el clásico capitalino, el equipo rojo ya tenía dos bajas sensibles: la del jugador Pérez y la del técnico, este último decidió entregar su carta de renuncia. Los problemas internos llegaron a tal punto que decidió no dirigir el partido. 

Desde hace algunas semanas, varios jugadores del equipo cardenal notaron la rivalidad entre Pelusso y Pérez. Esta tuvo su momento cumbre el sábado, cuando Pérez decidió escribir una carta que publicó en sus cuentas de redes sociales en la que renunciaba al equipo. 

Las versiones no oficiales señalan que la salida del jugador se dio tras la molestia ocasionada porque no fue convocado para entrar como titular en el juego de este domingo. Es más, esas mismas fuentes señalan que en el entrenamiento del sábado en el municipio de Tenjo (Cundinamarca), el capitán cardenal habría sido enviado a hacer práctica recreativa. Ante eso, el jugador decidió salir del entrenamiento. 

La exclusión de la práctica con los jugadores titulares y suplentes fue el detonante para que Pérez redactara la carta y señalara que abandonaba el onceno capitalino ante “la falta de respeto que tienen conmigo”. 

De inmediato los hinchas se manifestaron en las redes sociales con la etiqueta #OmarNoSeVa. Incluso, varios de ellos, llegaron al hotel de la concentración para manifestar su inconformismo y señalar al técnico de ser el responsable de la incómoda situación.

La preocupación de la hinchada no es menor, ya que esa situación podría bajar la “moral” de los jugadores. Una circunstancia crítica en momentos en que el plantel pasa por un buen momento futbolístico y disputa campeonatos importantes fuera del país.

Por su parte, el presidente del cuadro cardenal, César Pastrana, confirmó la salida del técnico uruguayo y dijo que había hecho hasta lo imposible por retenerlo, pero que había fracasado en esa iniciativa. Ahora, es importante que las directivas del equipo apacigüe los ánimos en el interior del grupo para mantener el nivel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.