Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/17/2017 11:57:00 PM

Azul y blanco viste Bogotá

Millonarios se impuso a Santa Fe en los dos clásicos más importantes en toda la historia de ambos conjuntos. En el único enfrentamiento que ha dado un título, la estrella fue azul y blanco.

En Bogotá los contrastes no son el blanco y el negro. La capital del país se divide entre azul y rojo. Pero no azul conservador o rojo liberal. Santa Fe y Millonarios son los dos equipos tradicionales de la ciudad, los dueños de la pasión de Bogotá.

Hasta este 2017 se habían enfrentado 290 veces, son un saldo favorable a los azules, con 115 triunfos y 99 empates, mientras que en 76 encuentro Santa Fe había alzado la victoria.

Nunca antes, azules y rojos se habían visto las caras para disputar una estrella, un título. Solo hasta este 2017 los dos equipos de la capital coincidieron en la gran final.

Por eso, los clásicos 291 y 292 marcarían la historia de estos dos conjuntos y sus hinchadas, y porque no partiría en dos la historia futbolística en la capital.

Tuvieron que pasar 15 años para que el fútbol colombiano regalara una definición en un clásico capitalino. Y sucedió precisamente para una estrella de navidad. Millonarios e Independiente Santa Fe protagonizaron la final y se disputaron en El Campín el título de campeón del fútbol colombiano.

Desde el momento en que los embajadores sellaron su clasificación ante el América, los corazones azules y rojos empezaron a palpitar de otra manera. Nunca en la historia de los torneos cortos, que se disputan desde el 2002, los equipos capitalinos habían coincidido en la final. La única ciudad que había tenido el lujo de definir un título con un clásico era Medellín. Hasta este año, cuando en la cancha quedó demostrado que en Bogotá están los dos mejores equipos del país. Millonarios y Santa Fe, una final para la historia.

Cuando estos dos rivales se enfrentan se paraliza la ciudad, y esta vez para jugarse el honor ante el eterno rival. El que diera la vuelta olímpica cargaría con la cruz de esa derrota por toda la eternidad, a menos que el fútbol conceda revanchas en similares circunstancias. Si pasaron 15 años para verla por primera vez, no será fácil el desquite. 

Ya se sabe que un clásico es distinto, no hay favoritos, cualquiera lo puede ganar. Entre otras porque las estadísticas señalan que llegan igualados en todo. Por torneos cortos, Millonarios y Santa Fe han disputado 66 clásicos con un asombroso registro. Los dos equipos han ganado 22 juegos, se han registrado 22 empates, Santa Fe ha anotado 80 goles, y Millonarios 80 goles. Así que los próximos dos clásicos, el 67 y el 68 por campeonatos cortos, tendrán reservado un lugar en la historia.   

Y el clásico más importante fue para Millonarios. Había ganado el encuentro de ida con gol de Matías de los Santos. En la vuelta, Wilson Morelo de Santa Fe marcó los dos goles que igualaban la seria, pero Andrés Cadavid y Henry Rojas marcaron los goles de la igualdad, los goles del título.

Aunque Santa Fe había vivido la mejor década de su historia, con títulos en Colombia y Suramérica, el clásico del honor fuer para Millonarios. En adelante el 17 de diciembre del 2017 será recordado porque los embajadores dieron la vuelta olímpica ante la afición cardenal que abandonó el Campín a la hora de la premiación. Los rojos cargarán una pesada cruz ante sus máximos rivales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?