Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/7/2017 7:48:00 PM

Las pruebas de que Di Stefano llegó al Real Madrid gracias a Millonarios

Nuevos documentos hallados en el estadio de River Plate descubren los pormenores del fichaje de unos de los mejores jugadores de la historia y el papel que desempeñó en esa transacción el club bogotano.

En 1948, cientos de jugadores argentinos iniciaron una huelga para exigir mejoras salariales por parte de sus clubes. Consideraban que existía una desproporción demasiado grande entre los ingresos de los equipos y las pagas de los atletas, además de que reivindicaban el derecho a agremiarse en el régimen del general Perón.

Ante la negativa de los dirigentes de la liga de ceder, muchos de ellos buscaron el exilio y unos cuantos aterrizaron en el incipiente campeonato profesional colombiano. Alfredo Di Stefano fue uno de esos y probablemente el mejor jugador que haya pisado el suelo nacional.

La historia es conocida en Colombia. Junto con Adolfo Pedernera y Néstor Raúl Rossi -entre otros-, la ‘Saeta Rubia’ formó el Ballet Azul de Millonarios que conquistó tres títulos nacionales entre 1949 y 1952 y dejó una marca internacional cuando venció al Real Madrid 4 por 2 en el torneo Bodas de Oro, organizado para celebrar los 50 años de la casa merengue.

Pero lo que es menos conocido es el papel que jugó el club bogotano de Millonarios en la transferencia del jugador a la Casa Blanca en la que escribiría una de las mayores páginas de la historia del fútbol europeo.

De acuerdo con la investigación del periodista Andrés Burgo de El País de España, basada en los documentos hallados por el intendente del club de River Plate en una oficina del estadio Monumental, a principio de año, en un principio, Di Stefano debió jugar en Barcelona.

Desde mayo de 1953, el club Culé concedió amplios poderes a Domingo Valls Taberner para fichar al deportista que había brillado en River Plate y en Millonarios, aprovechando la reciente afiliación del campeonato colombiano a la FIFA.

Según el acuerdo logrado con el organismo mundial, los jugadores extranjeros comprados por los clubes colombianos tenían que regresar a sus equipos de origen antes de octubre de 1954, por lo que Barcelona decidió negociar el traspaso del jugador directamente con el club argentino de River Plate. Habían incluso concertado una transacción por un monto total de 87 mil dólares pagables en cuatro tandas, -la primera mitad del pago se realizaría en efectivo el 7 de agosto de 1953 y el resto a lo largo de 1954- pero ese negocio le salió mal.

En contexto: Di Stéfano, el más grande ‘embajador’

Según se evidenció en los documentos que permanecieron ocultos durante 64 años, hubo una cláusula del contrato que estipulaba textualmente: "todo el presente convenio queda supeditado a que para antes del 26 de julio el jugador Di Stéfano se incorpore real, física, jurídica y efectivamente al Fútbol Club Barcelona, habiendo zanjado cualquier dificultad que pudiera derivarse de su actuación en Colombia. De no operar estas condiciones, el convenio queda rescindido”.

Lo cuál fue la oportunidad idónea para que el Madrid hiciera su jugada, contactando primero al equipo de Millonarios -con quien tenía todavía un año de contrato el jugador- antes de negociar con River Plate. El 28 de mayo llegaron a un acuerdo completo con el club albiazul para “ceder transferencia hasta octubre de 1954 del jugador Di Stéfano", mientras que River Plate hizo lo propio con Barcelona de quien recibió el primer adelanto prometido.

El destino habría podido dar un giro en el momento en el que "el Alemán" -como también le decían-llegó a Barcelona para esperar el resultado del acuerdo, pero frente a la complejidad del asunto, la FIFA resolvió el dilema salomónico, proponiendo una solución que no convenció al equipo catalán.

El 15 de septiembre de 1953, el organismo sugirió que Di Stefano jugara el primer año en el Real Madrid, el segundo en Barcelona y así sucesivamente hasta 1957, pero la propuesta no convenció a los culés, quienes prefirieron vender sus partes de la compra del jugador al club merengue un mes después.

El 23 de septiembre, Di Stefano debutó con el Real Madrid en un amistoso ante la escuadra francesa de Nancy, sin saber que gracias a su aporte, después de 20 años de sequía, el conjunto de la capital española cosecharía 5 copas europeas y 5 ligas nacionales entre 1953 y 1964.

Puede leer: Embajada de Colombia y Millonarios homenajean a Di Stéfano

Sin embargo, el secreto de cuál fue el verdadero punto de inflexión para que el Barca cediera en su posición probablemente se fue a la tumba junto con el jugador argentino, quien falleció en 2014 a los 88 años de edad. A menos que otro intendente descubra pronto nuevos documentos ocultos en algún estadio que revelen los secretos de la partida del mejor jugador que ha pisado el suelo colombiano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.