Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/07/16 07:49

Nairo no pierde la fe

Antes de partir en la etapa 14 del Tour de Francia, el pedalista boyacense dijo que todavía puede planearse una estrategia que lo acerque a la camisa amarilla.

Nairo no pierde la fe Foto: AFP

El colombiano Nairo Quintana, situado en la general a 2:59 del líder Chris Froome señaló "que habrá que pensar en alguna estrategia en la última semana del Tour y en las montañas que quedan" hasta el final de París del día 24.

"Pensaremos en alguna estrategia. Queda una semana y habrá lugares para intentar sorprender", declaró el corredor colombiano antes de la salida de la decimocuarta etapa de la ronda gala.

Sobre la contrarreloj de este viernes, en la que perdió cerca de dos minutos respecto a su máximo rival, Chris Froome, Quintana solo se mostró contento a medias. "Ayer la contrarreloj me salió bien dentro de lo que cabe. Fue muy difícil para mí, por mi peso y por el viento", señaló.

A pesar de la diferencia con el líder en el equipo Movistar nadie tira la toalla y su director Eusebio Unzue, apunta a que se mantienen los objetivos con la doble baza de Quintana y Alejandro Valverde.

"Me encuentro bien, con ánimos, y pienso seguir luchando hasta el final. Ahora van a llegar etapas importantes de montaña y jugaremos nuestras bazas", recalcó.

Para Unzué "la fe no se pierde". "Asumimos las diferencias que puso Froome. Fue algo lógico porque aparte de ser un gran escalador es gran contrarrelojista", dijo.

"Hay que remontar. Nos queda una semana y puede pasar de todo. Llega el calor y habrá mas castigo y desgaste para todos. A ver si podemos sorprender a Froome que cuenta con un gran equipo. No tiramos la toalla ni mucho menos", aseguró.

Froome hizo una crono de menos a más en medio del viento huracanado que marcó la jornada, y entre los favoritos fue el más próximo al holandés Tom Dumoulin –triunfador de esa etapa- en los pasos marcados en los kilómetros 7, 17,5, 28 y meta.

En el 7, Quintana ya pasó con 33 segundos de retraso sobre Froome. Diez kilómetros después era de 1.07 minutos, en el 28 aumentaba a 1.42 y en meta le cayeron al colombiano 2.04.

"El viento ha sido muy complicado para mí, sólo peso 57 kilos y es una desventaja sobre otros corredores más grandes", explicó en Meta.

Sin victoria, pero con la general más cómoda, Froome se acercará a los Alpes, donde quedará fijada la foto del Tour 2016. Se sube al carro el holandés Bauke Mollema, a 1.47 y aguanta la revelación del Tour, el joven británico Adam Yates, a 2.45. Alejandro Valverde, quinto, es el primer español a 3.17.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.