Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/10/30 22:11

"No compras con plata. Compras con el tiempo de tu vida que gastas para conseguirla"

El expresidente uruguayo Pepe Mujica conmovió a miles con unas declaraciones sobre lo verdaderamente valioso en la vida, la dulce costumbre del amor y la arrogancia del poder.

Pepe Mujíca. Foto: Fotografías de Pablo Andrés Monsalve / SEMANA

Pepe Mujica siempre sabe cómo llegarle a los latinos al alma. Su última entrevista es un gran ejemplo de esta realidad. La hizo hace un par de días al periodista argentino Alejandro Fantino en su humilde casa en Uruguay llena de pinturas de colores y decoraciones artesanales. 

“¿Quién te dijo que podés sustituir la falta de tiempo con regalos o con cosas materiales?”, dice él emocionado. "Lo más trascendente de la vida son los afectos y los afectos no lo dan las cosas, lo dan los cosos", agrega.

Aseguró que en la vida se aprende más del dolor que de la bonanza. Del dolor porque el “dolor cuando no te destruye, te hace pensar en profundidad”, mientras que la bonanza vuelve a las personas “eufóricas y arrogantes”.

Puede leer: El llamado de ‘Pepe‘ Mujica: “Hay que aprender a convivir y no pretender aplastar al que discrepa”

Describió el “triunfo” como la posibilidad de "volverse a levantar cada vez que uno cae". Y tampoco escatimó en hablar del corazón. "El amor a mi edad es una dulce costumbre", dijo sonriente.

En una larga conversación el líder uruguayo hizo reflexiones profundas sobre lo que significaba el poder. Contó que él impuso el estilo de salir sin corbata. No por lo que significaba esa prenda sino por la “libertad” de poder no usarla. “La política no es una profesión, es una pasión y como tal no debería ser una herramienta para vivir”, aseguró.

Le interesa: Pepe Mujica critica a Santos, pero también a Uribe

Mujica contó también algunos detalles de su vida como guerrillero y cómo había podido sobrevivir al conflicto y al encierro de la justicia. "No me pudieron destruir y fui construyendo mi pensamiento… yo soy hijo de la circunstancia", dijo. Como se sabe él perteneció al Movimiento de Liberación Nacional

Tupamaros, y en ese momento de su vida fue herido (recibió seis impactos de bala) y estuvo en la cárcel en cuatro oportunidades.

"Yo pasé tirado un calabozo más de diez años, totalmente aislado. Siete años sin un libro. La noche que me ponían un colchón me ponía contento. Sobreviví. No cuento esto para parecer heroico, me faltó velocidad para no caer preso. Si no hubiera tenido esa experiencia no sería lo que fui", relató.

En la entrevista también habló de política. Al presidente de Argentina, Mauricio Macri le deseó lo mejor, de Chávez dijo que era “un loco sincero que ponía todo lo que tenía" y de Cristina Kirchner aseguró que no le gustaría que fuera presa: "Lo sentiría mucho, le tengo afecto".
Y sobre Trump dijo que el problema no era él, sino que tantos miles de personas pensaran igual que él. "Loco suelto siempre ha habido, el problema es cuando el loco tiene un cardumen atrás”.

Le recomendamos: "Colombia y su pueblo pagaron un precio enorme": ‘Pepe‘ Mujica

Al final hizo algunos apuntes sobre lo que pensaba de la intromisión del Estado en los asuntos de sus ciudadanos. Sobre el aborto, explicó que había decidido legalizarlo porque su penalización solo castigaba a las mujeres pobres y las llevaba a perder su vida en procedimientos riesgosos. Aclaró que en

Uruguay la primera opción siempre era hablarles sobre conservar el bebé, pero que luego se respetaba su decisión. “El aborto existe. Lo podemos prohibir todo lo que quieras pero sigue existiendo", afirmó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.