Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/12/2017 12:10:00 AM

La encrucijada de Simón Gaviria

El director de Planeación Nacional sale del gobierno para cursar una maestría en Harvard, donde fue becado, pero su renuncia se produjo dentro del término  para no inhabilitarse en las elecciones del 2018.

El jueves en la noche, el hijo del expresidente César Gaviria, Simón Gaviria Muñoz, le presentó al presidente Juan Manuel Santos su carta de renuncia al gobierno. Desde el 29 de agosto del 2014 venía desempeñándose como director del Departamento Nacional de Planeación, y aunque su salida obedece a temas personales, pues de julio cursará una maestría en la prestigiosa universidad de Harvard, se produce a tan solo quince días de la fecha límite para no inhabilitar su nombre de cara a las elecciones del 2018.

A partir del mes de julio Simón Gaviria se instalará con su familia en Massachusetts, Estados Unidos, e iniciará la maestría en Gobierno y desarrollo de políticas económicas e internacionales, que dura dos años, circunstancia que no significa que se aparte de la política colombiana, por el contrario, la estará atendiendo de reojo, por lo menos durante el próximo semestre.

Por eso, los siguientes meses serán determinantes para su futuro más inmediato, pues tiene la posibilidad de aplazar sus estudios y retomarlos posteriormente.

Recomendado: Un delfín todopoderoso

En ese sentido, Gaviria tiene tres alternativas. Permanecer en Estados Unidos hasta terminar la maestría, en mayo del 2019, y empezar a fortalecer una aspiración presidencial para el 2022.  

La otra es posponer sus estudios y regresar al país en enero del próximo año para participar en las elecciones. Una posibilidad es como fórmula vicepresidencial, y la otra es participando de alguna campaña, no necesariamente como candidato.

Simón Gaviria lleva una meteórica carrera política, la cual inició en 2006 cuando resultó elegido representante a la Cámara con el aval de ‘Por el País que Soñamos’, movimiento que creó el actual alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa.

En el 2010 se vinculó al Liberalismo y repitió curul en la Cámara de Representantes. Allí rompió el récord de su padre como el presidente de la Cámara más joven de la historia (con 30 años), y a pesar de su corta experiencia fue elegido presidente del Partido Liberal, condición que ostentó hasta el 2014, cuando fue posesionado en la dirección de Planeación Nacional, cargo que es considerado casi que como un ministerio.

No hay duda que en solo ocho años su nombre se cotizó, y podría convertirse en carta por la alta influencia que tiene en el Partido Liberal, y por el respaldo que le han demostrado senadores y representantes del partido.

Se ha especulado que podría ser la fórmula vicepresidencial del candidato del Partido Liberal o de la posible coalición con el Partido de la U, incluso de Germán Vargas Lleras, de Cambio Radical.

Precisamente Gaviria y Vargas Lleras provocaron un auténtico tsunami político a principios de año, cuando trascendió el presunto ofrecimiento del entonces vicepresidente de la República para que el director de Planeación fuera su fórmula. Aunque Vargas Lleras negó tal ofrecimiento, Gaviria lo confirmó ante los congresistas de su partido.

Puede leer: Vargas Lleras y Gaviria provocan un tsunami político

Y aunque en los últimos tiempos la relación entre liberales y Cambio Radical (disidentes del oficialismo liberal) no fue la más armónica, Colombia se ha convertido casi que a diario en el país donde más se aplica la frase que hizo célebre el exministro Sabas Pretrelt de la Vega: “la política es dinámica”.

Y es que una alianza Vargas Lleras - Gaviria podría significar una patada al tablero, pues los dos fortalecerían una propuesta electoral más allá de los procesos de paz con las FARC (que se estará implementando durante la campaña) y con el ELN (que estará en plena negociación).

Si Vargas ha cimentado su aspiración presidencial en la construcción de viviendas y de infraestructura, Gaviria, desde Planeación, ha encabezado la ejecución de proyectos en todo el territorio nacional que se han financiado con las regalías. Sería una pareja que le apostaría al cansancio del electorado con los temas de paz.

Contexto: Vargas Lleras le habróa ofrecido a Simón Gaviria la vicepresidencia

Sin embargo, allegados a Simón Gaviria advierten que podría inclinarse más por participar en la campaña, sin ser candidato. Esta hipótesis lo ubicaría en la jefatura de debate de Humberto de la Calle, de cara a la consulta interna, circunstancia que fortalecería una eventual aspiración del negociador del gobierno con las FARC, que a pesar de haber firmado un acuerdo con esa guerrilla para poner fin al conflicto, no es un hombre que tenga maquinarias detrás.

Le puede interesar: De la Calle propone coalición sin Vargas Lleras

Este viernes, en un acto en los Montes de María (Bolívar), el presidente Juan Manuel Santos hará oficial la salida de Simón Gaviria. Desde ese momento, el hijo el expresidente César Gaviria, tendrá por lo menos cuatro meses para resolver su encrucijada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.