Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/06/08 19:30

Último visto bueno a la exención de visados para Colombia

El Parlamento Europeo selló, formalmente, la eliminación del documento de viaje para ingresar a 28 países europeos.

Los eurodiputados aprobaron esta medida con 584 votos a favor, 56 en contra y 27 abstenciones. Foto: SEMANA
;
EFE

El pleno del Parlamento Europeo (PE) dio el último visto bueno formal a la exención de visados para ciudadanos de Colombia que viajen a la Unión Europea (UE) por un periodo de corta duración, que ya se aplica desde diciembre.

Los eurodiputados aprobaron esta medida con 584 votos a favor, 56 en contra y 27 abstenciones.

La liberalización de visados permite a los colombianos entrar en los países europeos, salvo Reino Unido e Irlanda, sin tener que pedir un visado para estancias de hasta 90 días, dentro de un periodo de 180 días.

Los países que sí forman parte del acuerdo son Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía y Suecia, además de Suiza y Liechtenstein. (También le puede interesar: Los pasaportes más poderosos del mundo)

En el caso de Francia y Holanda, la exención solo se aplica a su territorio continental y no a sus territorios de ultramar.

El acuerdo se firmó el pasado 2 de diciembre y se ha estado aplicando de manera formal desde esa fecha, pese a que la aprobación formal del Parlamento seguía pendiente.

De él se pueden beneficiar todos los portadores de pasaportes ordinarios, diplomáticos, de servicio y especiales y aquellas personas con pasaportes especiales que viajen a la UE para cualquier tipo de propósito, excepto llevar a cabo actividades remuneradas.

En su informe sobre la cuestión, la eurodiputada búlgara conservadora Mariya Gabriel señala que el acuerdo supone un "hito considerable para profundizar las relaciones entre la Unión Europea y Colombia".

También afirma que es "una forma adicional de intensificar las relaciones económicas y culturales" entre ambas partes, así como el diálogo político sobre diversas cuestiones, incluidos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Además, Gabriel considera que "fortalecerá la coherencia regional, dado que Colombia era uno de los pocos países latinoamericanos cuyos nacionales todavía necesitaban un visado".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.