Viernes, 20 de enero de 2017

| 2016/09/15 09:30

¿Por qué el Canal Uno se convirtió en la 'joya de la corona' de la TV?

La ANTV adjudicará el Canal Uno a un sólo concesionario y cacaos como Luis Carlos Sarmiento ya mostraron su interés. ¿Qué está en juego?

La ANTV adjudicará el Canal Uno a un sólo concesionario Foto: Archivo particular

La industria de la televisión en Colombia vive tiempos definitivos, tanto en lo regulatorio como en lo comercial. El tablero tendrá nuevos competidores y la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV) estableció las reglas para la llegada de un solo concesionario en el espacio de lo que hoy se conoce como el Canal Uno.

Actualmente, la parrilla de contenidos que ven los televidentes del Canal Uno está dividida entre tres programadores (Jorge Barón, NTC y CM&), mientras que el Estado controla una cuarta parte de los contenidos. Como la licencia para estos programadores concluye en el 2017, el Gobierno decidió que lo mejor para el sector era licenciarle el canal a un sólo concesionario.

Tras la decisión de la ANTV, nueve empresas han mostrado su interés por participar en la licitación. Toda una marca, si se tiene en cuenta que hasta ahora no han aparecido interesados en el tercer canal.

Hasta ahora, el interesado que más ha llamado la atención en el sector es el Grupo Sarmiento Angulo. El conglomerado, dueño de la Casa Editorial El Tiempo, arranca como el favorito para ganar la puja por un canal que entraría a competirles de frente a Caracol y RCN.

El interés del Grupo Sarmiento no es gratuito. El Canal Uno tiene varias ventajas competitivas. La primera, y acaso la más sustancial, es que el ganador de la licitación no tendría que invertir en el despliegue en infraestructura. Tan solo tendría que gastar en el desarrollo de contenidos.

En caso de que el Grupo Sarmiento se quede con el Canal Uno, tendría que devolverle al Estado el espacio de su canal local City TV, ya que por ley un mismo conglomerado no pude tener dos canales.

En segunda instancia, el Canal Uno tiene una cobertura nacional, por tanto los contenidos podrían competir a lo largo y ancho del territorio. "El mayor beneficiado será el televidente porque tendrá más opciones de contenidos nacionales en su parrilla", expresó Ángela María Mora, de la ANTV.

El proceso licitatorio no ha estado exento de polémicas. En primer término, los canales privados sienten que están en desventaja frente a un nuevo competidor porque tanto Caracol como RCN sí tuvieron que invertir en despliegue de infraestructura para llevar sus contenidos a los usuarios colombianos.

Por otra parte, desde Jorge Barón Televisión, uno de los concesionarios actuales del canal, enviaron una queja al propio ministro de las TIC, David Luna, asegurando que su empresa había solicitado la prórroga de su licencia desde el 2013, sin haber recibido respuesta.

En términos de tiempos, el cronograma es el siguiente: las ofertas se presentarán, según el cronograma, el 28 de octubre, para que la adjudicación se lleve a cabo el 22 de noviembre y las emisiones arranquen el primero de mayo del 2017.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.