Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/9/2010 12:00:00 AM

Estudio con altura

Un vasto número de genes controlan la estatura de los seres humanos. Entre los investigadores principales que hicieron el descubrimiento está un colombiano.<br><br>

De la talla hay que culpar principalmente a los padres y a los padres de estos, y así sucesivamente. La variación en la estatura de los humanos se debe en el 80 por ciento a factores genéticos, de los cuales la mayoría hasta ahora eran desconocidos, y en el 20 por ciento a factores ambientales, como la dieta. Encontrar estos genes ha sido, en la última década, un reto para muchos científicos, pero recientemente un grupo lo logró.

Se trata de investigadores del consorcio Giant, por sus siglas en inglés, que traduce Investigación Genética de Rasgos Antropométricos. Entre los autores principales del artículo está el médico javeriano Fernando Rivadeneira, experto en epidemiología genética del centro médico Erasmus de Rótterdam, quien junto a otros 292 especialistas en el mundo lograron identificar el número más grande de genes involucrados en una sola característica física: la estatura.

Para lograr esto, Riva-

deneira y sus colegas hicieron un metaanálisis de estudios de asociación genómica efectuados a lo largo del mundo, hasta llegar a un muestra de 185.000 adultos, y encontraron que hay al menos 180 genes influenciando esta característica. Gracias a los resultados de este estudio se pudo establecer que la estatura es un rasgo extremadamente complejo que resulta de la interacción de centenares de genes, cada uno con efectos muy pequeños. Algunos solo influyen entre uno y tres milímetros de estatura. Otros rasgos, como los grupos sanguíneos ABO, por ejemplo, son determinados por un solo gen. La estatura, por el contrario, depende de la contribución acumulada, aunque individualmente pequeña, de varios genes. Dada la importancia del hallazgo, el artículo se publicará esta semana en la edición impresa de la revista Nature, el magazín científico de mayor citación en el mundo.

La diferencia en altura entre individuos con más variantes 'altas' y aquellos con variantes 'bajas' puede ser de hasta 25 centímetros, aunque estas variantes genéticas solo explican alrededor del 10 por ciento de las diferencias en estatura. Dentro del estudio se pudo predecir que, con 500.000 personas, alrededor de 700 variantes genéticas podrían llegar a explicar hasta el 20 por ciento de las diferencias en estatura. Rivadeneira cree que "sin duda en un futuro cercano vendrán estudios genéticos que incluirán un millón de individuos".

Otro hallazgo significativo del trabajo es que varios de estos factores genéticos relacionados con estatura no influyen únicamente en trastornos del crecimiento, sino también en enfermedades comunes, como obesidad, cáncer, artritis reumatoidea, diabetes y osteoporosis. De esta manera, gracias a los estudios de estatura se conoce más sobre la manera como la biología del crecimiento se relaciona con el desarrollo de enfermedades.

Según Rivadeneira, la población mundial está creciendo debido a la mejoría en la nutrición, lo que también muestra cómo interactúan medio ambiente y genética. Durante el estudio, Rivadeneira tuvo que entrevistar gente de distintas regiones de Holanda y notó que las puertas de los antiguos molinos son extremadamente bajitas, un indicador de que esta población era mucho más bajita, y ahora, junto a los suecos, es considerada la más alta del mundo. "Se especula que la estatura de los holandeses no solo se debe al buen estado nutricional, sino también a la alta ingesta de calcio y los suplementos de vitamina D. El queso y la leche siempre están presentes en el típico almuerzo holandés -dice-. Este drástico cambio en estatura ocurrió en el último siglo, y no fueron los genes los que cambiaron sino la dieta y su interacción con estos".

La importancia del trabajo no para ahí. "Este estudio es un modelo de cómo estudiar las bases genéticas de las enfermedades comunes en cuyo origen cientos de genes intervienen con una contribución muy pequeña", dijo Rivadeneira a SEMANA. Como dato curioso, coincidencialmente se descubrió aproximadamente un gen por cada 1.000 individuos incluidos en el estudio. n
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?