Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/04/07 17:01

Un mundo de gordos

Por primera vez el número de obesos superó al de personas con bajo peso en el mundo. La médica Dannia Robles explica la relevancia de esta noticia para los colombianos.

Según los investigadores si la tendencia continua en el futuro cuatro de cada diez adultos en el mundo serán obesos en 9 años. Foto: Semana Sostenible

El número de obesos en el mundo pasó de ser 105 millones en 1975 a 641 millones en 2014, según un estudio publicado en The Lancet y realizado por investigadores del Imperial College London, en el que se comparó el índice de masa corporal de 20 millones de personas de 186 países durante 38 años. El autor del trabajo, Majid Ezzat, señaló que esta era una prueba más de la “severa epidemia de obesidad” que sufre el planeta. El número de personas con bajo peso ha subido a un ritmo menos acelerado, y de 330 millones pasó a 462 millones en el mismo periodo. Aunque es alentador que la gente con bajo peso haya disminuido en estas cuatro décadas, la obesidad ha alcanzado un punto crítico que obliga a los gobiernos a tomar medidas. “Sabíamos que había un problema con la obesidad en el mundo pero estamos sorprendidos por la magnitud del problema. Si la tendencia continua veremos en el futuro que cuatro de cada diez adultos en el mundo serán obesos en 9 años”, dijo James Betham, coautor del trabajo.

El informe revela que una quinta parte de estos adultos, es decir 118 millones, viven en apenas seis países de alto ingreso: Australia, Canadá, la República de Irlanda, Nueva Zelandia, el Reino Unido y Estados Unidos.  Ser de bajo peso sigue siendo un problema en países como India y Bangladesh. También encontró que ahora viven en China y en Estados Unidos más gordos que en cualquier otro país del mundo.

Para discutir acerca de la relevancia del informe, Semana.com habló con la médica Dannia Robles. Estas son sus impresiones.

SEMANA: ¿Por qué es importante el estudio?

Dannia Robles: Porque tuvo una duración de aproximadamente 39 años, e incluyó los cambios de peso que han ocurrido en la población de 186 países agrupados en 21 regiones, incluida Latinoamérica y El Caribe. Ahí se observa que el mundo pasó de ser uno en el que prevalecía el bajo peso con respecto a la obesidad, a uno en el que la obesidad supera al bajo peso.

SEMANA: ¿Qué significa que haya más gordos en el mundo?

D. R.: Con este estudio se demuestra que los cambios en los hábitos y estilos de vida del entorno en el que vivimos y que han ocurrido en estos últimos años, fomentan la mala alimentación y la escasa actividad física. Estos factores han hecho que el peso de las personas incremente y con ello los factores de riesgo asociados para enfermedades cardiovasculares (hipertensión, enfermedad coronaria, enfermedad arterial periférica, enfermedad cerebrovascular), enfermedad renal, diabetes, algunos cánceres y desórdenes musculoesqueléticos. Además, estos cambios están sucediendo cada vez más rápido y a un nivel mucho mayor y eso se observa cada día con la mayor proporción de pacientes con obesidad.

SEMANA: Cuál es la situación de Colombia en este frente?

D.R.: De acuerdo con el informe “Análisis de situación en salud Colombia 2.014”, presentado por el Ministerio de Salud,  la obesidad en las personas entre 18 y 64 años ha tenido una tendencia al incremento ya que en el año 2010 era un 20% mayor que en el año 2005. Pasamos de 13,70 a 16,50 casos por cada 100 personas; en mujeres hay un 75% más de obesidad que en hombres y en la zona urbana un 19% más que en la zona rural. A pesar de que tanto el sobrepeso como la obesidad aumentaron, cabe resaltar que hubo un aumento mayor en el porcentaje de obesos. Esta condición es más prevalente en el grupo de edad de 50 a 64 años y es mayor la obesidad en este grupo de edad que en el resto. A nivel departamental, San Andrés y Providencia, Guaviare, Guainía, Vichada y Caquetá presentan las mayores prevalencias, todas superiores al 57% de su población con exceso de peso.

SEMANA: ¿Se tienen datos de niños?

D. R.: Sí, según las cifras e indicadores de salud de ACEMI, el informe de Carga de Enfermedad en Colombia elaborado por la Universidad Javeriana, la encuesta ENSIN del Ministerio de la Protección Social, las estadísticas del Sistema de vigilancia en Salud Pública y la Encuesta Nacional en Salud realizadas por el Instituto Nacional de Salud, uno de cada 6 niños y adolescentes presenta sobrepeso u obesidad en Colombia. Esta relación aumenta a medida que se incrementa el nivel del SISBEN y el nivel educativo de la madre. El exceso de peso es mayor en el área urbana (19,2%) que en la rural (13,4%).

SEMANA: ¿Cómo afecta esta situación los presupuestos de salud de países como Colombia?

D. R.: Según las últimas cifras de la cuenta de alto costo del gasto público, el sistema de salud colombiano ha invertido un total de 25 billones de pesos en tratamientos para enfermedades crónicas no trasmisibles, de los cuales 4 billones de pesos han sido para tratamientos contra el cáncer, un billón para enfermedades renales crónicas y trasplante renal; 7 billones para enfermedad renal crónica estado 0 al 4; 5 billones en diabetes Mellitus y 6 billones en Hipertensión arterial. Los recursos totales del sistema de seguridad social, incluyendo el gasto privado, se aproximan a los 30 billones. De esas cifras cerca de 1,2 billones de pesos, es decir, el 5% se encuentran relacionados con los problemas de obesidad y sobrepeso.

SEMANA: ¿Qué recomienda hacer ante esta noticia?

D. R.: No debemos esperar a estar en sobrepeso u obesidad para realizar intervenciones que mejoren nuestro estado de salud; desde que estamos en peso normal debemos implementar cambios permanentes en estilos de vida (nutricionales y de actividad física) para mantener el peso adecuado. La gente debe consultar al médico para establecer estrategias que le ayuden a mantenerse saludable.

SEMANA: ¿Cómo controlar la alimentación para evitar el sobrepeso?

D. R.: Se debe Incrementar el consumo de frutas y verduras a cinco porciones al día y se sugiere tener en cuenta las que se encuentren en cosecha para no afectar costos familiares. Los cereales y pastas pueden consumirse con moderación, al igual que tubérculos (papa y yuca entre otros) y plátanos. Una porción de cualquiera de estos alimentos en las comidas principales es lo adecuado. Reducir la ingesta de grasas, azúcares, sal, alimentos procesados (productos de paquetes, dulces, chocolatinas, productos de pastelería, bebidas azucaradas). También ayuda aprender a interpretar las etiquetas de los alimentos para identificar sus contenidos de grasas y azucares.

SEMANA: Y en cuanto a actividad física, ¿qué recomienda?

D.R.: La actividad física debe realizarse de manera constante y debe ajustarse a cada individuo: en los niños se recomienda que hagan actividades que requieran esfuerzo físico adicional al que realizan en el ámbito educativo, y en los adultos realizar mínimo 150 minutos por semana de actividad física de intensidad moderada (por ejemplo caminar al menos tres veces por semana y durante un mínimo de media hora). Siempre se debe realizar un calentamiento previo a la actividad y estiramientos posterior a la misma e hidratarse antes, durante y después.

SEMANA: ¿Usted recomienda ir al médico si hay sobrepeso?

D. R.: Sí, él puede realizar el plan individualizado de acuerdo a las condiciones de cada paciente y apoyarse en otros profesionales para el manejo integral de esta situación. Los medicamentos en el tratamiento del sobrepeso u obesidad se deben tomar únicamente bajo prescripción médica. Se debe tener especial precaución con las “fórmulas mágicas” para bajar de peso (medicamentos, malteadas, te, suplementos) ya que pueden tener componentes conocidos o desconocidos cuyos efectos secundarios pueden incluso llegar a ser letales. Los hábitos nutricionales y de actividad física son para todos los miembros de la familia ya que son permanentes y se deben fomentar en todos los espacios (colegio, trabajo, espacios lúdicos, etc.)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.