Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/31/2017 8:30:00 PM

Marcha

¿La marcha va a servir de oportunismo? ¿Quién va a recolectar todo este sentimiento que tantos tenemos? Pues unos pocos para montarse al próximo gobierno. Ah, no, así no marcho.

Por redes sociales empezó a circular una invitación a marchar en contra de la corrupción. Sin pereza y con curiosidad, empecé a ver el video. Música amable y colores cálidos. Ah, pero ahora salió el exprocurador. Admito que caí en los prejuicios que me genera oír su nombre, y la emoción del video empezó a opacarse.

Muy difícil querer salir a marchar al lado de quien cree que soy un ser antinatural y que sería feliz frustrando cualquier posibilidad de matrimonio o adopción de personas que, por fortuna, no son como él. Muy bonitos sus tirantes, una voz muy tranquila y bueno, lo que dice es cierto. ¿Será que me estoy chiflando? Yo también estoy mamado de este gobierno, yo también estoy mamado de la corrupción. Ah, ¿pero a este man no lo habían destituido por esa misma razón? 

Acto seguido sale una mujer con los mismos tirantes. Algo de onda tiene el video, chévere los dos con tirantes. Su cara me suena de algo, pero no sé de qué. Cerca del final del video dice: La familia sigue estando en peligro. Infortunadamente mi curiosidad me llevó a ver otro video de la señora que hablaba en el video. Era la diputada de Santander que tanto había peleado por la familia tradicional(que alguien me explique qué es una familia tradicional). Con su voz encantadora me hizo verla hasta el final del video. Adivinen qué volvió a salir. Ella hablando de la ideología de género. Defendiendo al pastor Arrázola, que amenazó de muerte a un periodista insinuando que eso también era libertad de expresión”. 

Qué confusión tan berraca. Yo también quiero marchar. Es suficiente con ver los últimos escándalos para ver que este gobierno no sólo ha hecho una mala gestión, sino ha estado usando el poder para enriquecerse a costa de los colombianos. Suben impuestos y suben los robos. Los cultivos ilícitos van a llegar a 200.000 hectáreas y lo peor es que pretenden que nada existe. Cómo les sirvió el cuento de la paz para distraer al país del resto de atrocidades que han cometido. Así cualquiera se monta al pajarito de la paz.

Bueno, de pronto no estoy de acuerdo con el exprocurador, pero puedo omitir ese detalle y salir a marchar. Seguramente habrá más partidos igual de bravos que van a salir a marchar. Y voy a ver, y no. ¿Por qué nadie quiso aprovechar la oportunidad de sumarse a una marcha completamente válida, en contra de un gobierno del cual la mayoría del país desaprueba? 

Cómo me gustaría ver a alguien que no fuera de filiación política hablando en contra del Gobierno y de sus atropellos a los ciudadanos. No vi nada. Entonces, ¿la marcha va a servir de oportunismo? ¿Quién va a recolectar todo este sentimiento que tantos tenemos? Pues unos pocos para montarse al próximo gobierno. Ah, no, así no marcho. 

Qué inverosímil que de las tres columnas que llevo, en dos haya hablado de movilizaciones ciudadanas y ahora esté dudando en salir a la calle. En mi casa van a marchar. Algunos amigos también. Las personas ejemplares que me han enseñado todos los valores y la educación que tengo. Los que han luchado por sus derechos y por el país desde que tengo memoria. Entonces, ¿será que estoy loco? Si marchan ellos, ¿no debería marchar yo?

La calle nos pertenece a los ciudadanos, es ahí donde se ejerce la verdadera democracia: uno se encuentra con el otro, con el que piensa distinto a uno, y eso fue lo que me enseñaron mis papás cuando en los 1990, sacaron a millones de personas a la calle. Sin ningún partido político, sino con la unión de las personas que estaban cansadas de la guerra. No me gustaría pensar que por unos pocos paga el resto, pero creo que en este caso es así. Me enorgullece que muchos de los que marchen lo hagan con convicciones firmes y sin ningún idealismo político detrás. Yo también quiero marchar. Yo también quiero mostrar mi descontento. Pero así no. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.