Sábado, 30 de agosto de 2014

Jhon Calson

| 2013/09/21 01:00

Abriendo la lista cerrada

por Daniel Coronell

Otro de los señalados por el prodigioso dedo es Faruk Urrutia, quien hizo el pago inicial del voto de Yidis Medina para aprobar la reelección de Uribe.

Una lista cerrada es como un cheque en blanco que firma el elector. Pegado al nombre de quien encabeza el grupo van personas a las que difícilmente elegiría la gente normal, si supiera de sus andanzas. Varios miembros de la lista del Centro Democrático tienen historias desconocidas para los votantes. Las miserias no se limitan, como algunos creen, a la presencia de José Obdulio Gaviria.


En la lista están además una antigua dirigente gremial que aprovechó su cercanía con el gobierno anterior para pasarse a vivir gratis a una bonita propiedad del Estado; uno de los ejecutores de la yidispolítica y un exfuncionario sobre el que pesan numerosas investigaciones disciplinarias y denuncias penales. Ellos no son los únicos miembros de la lista que guardan calaveras en el armario, pero por falta de espacio hay que limitarse a algunos.


Sonia Lucía Navia Mosquera, una de las escogidas para formar parte de la lista, era la presidenta de la junta nacional de Fedepapa cuando Andrés Felipe Arias era ministro de Agricultura. La buena relación de la dirigente gremial con el ministro era evidente. El Instituto Colombiano Agropecuario ICA le entregó una finca en comodato a Fedepapa. La propiedad está ubicada en Obonuco, en las inmediaciones de Pasto, Nariño.


Entregar en comodato significa que el Estado no recibe un centavo por la cesión que hace de la propiedad pública. La única exigencia que establecía el contrato era que la finca solo se podía usar para investigación científica y transferencia de tecnología.


Para doña Sonia el tal contrato no fue ningún inconveniente. Ella y su marido se pasaron a vivir a la bella hacienda Obonuco. Cuando el doctor Arias anunció su aspiración presidencial, ella inmediatamente hizo parte de los cuadros directivos de la campaña y desde la propiedad del Estado repartía propaganda proselitista de Andrés Felipe Arias.


Hasta hace unos meses, doña Sonia vivió allí por cuenta de los contribuyentes. La historia fue contada y probada por el genial periodista Ignacio Gómez. (Ver video La Acomodada)


Otro de los señalados –por el prodigioso dedo– para integrar la lista cerrada se llama Faruk Urrutia. A él le cabe el triste honor de haber efectuado el pago inicial del voto de Yidis Medina para aprobar la primera reelección de Álvaro Uribe.


La excongresista cuenta que le pidió al entonces jefe de Estado que le renovaran un contrato a un allegado suyo, llamado Eduardo Esquivel, que trabajaba como ginecólogo para la entidad que reemplazó al Seguro Social. 


El hombre al mando de la ESE Luis Carlos Galán era el médico Faruk Urrutia. Un par de minutos después de la petición, diligentemente el doctor Urrutia hizo llegar por fax el documento pedido por Yidis Medina, quien ese día era la mujer más mimada por el poder en Colombia.


El caso disciplinario contra Faruk Urrutia por estos hechos fue separado del de los otros funcionarios investigados por la yidispolítica. El procurador general Edgardo Maya, a cargo de la investigación, es tío de Faruk Urrutia. Por esa razón Maya se declaró impedido y el tema pasó al despacho del viceprocurador. Los registros electrónicos del Ministerio Público muestran que el caso está “decidido y en espera de cierre”. Así ha estado desde marzo de 2009. (Ver Procuraduría Faruk)


Mientras tanto, Faruk Urrutia fue nombrado gerente liquidador de Etesa en el gobierno de Álvaro Uribe. Y ahí empieza otra historia de la que podemos hablar después.


Otro candidatizado al Senado por la lista cerrada es el exdirector del ICA, Luis Fernando Caicedo Lince. De acuerdo con los registros públicos tiene cuatro investigaciones abiertas en la Procuraduría y ocho denuncias penales en la Fiscalía por presuntos delitos de abuso de confianza, defraudación de fluidos y falsedad ideológica de documento público, entre otros.


Ellos y otras personas con historias parecidas pueden llegar al Senado gracias a la lista cerrada del Centro Democrático.


Votar por Álvaro Uribe es también votar por ellos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×