Lunes, 23 de enero de 2017

| 2010/05/08 00:00

¡Ahora sí voto por Santos!

Estoy dispuesto, incluso, a darle varias ideas al asesor J.J. Rendón, así algunas de ellas sean legales, no importa: él sabrá darles la vuelta.

¡Ahora sí voto por Santos!

Era de los que no pensaban votar por Santos, pero después del relanzamiento de su campaña no logré resistirme y me entregué: ahora estoy con él. En realidad, lo que me molestaba de su aspiración era el eslogan y el color naranja. En las manifestaciones uno no sabía quién era seguidor y quién hacía parte de la Defensa Civil. Pero una vez resuelto este asunto de fondo, y una vez cambiado el eslogan por frases coloquiales que interpretan el sentir del uribista básico de cada región, tipo 'Mirá que es con vos', 'De una, parcero', 'Le voy a dar en la cara, marica' o 'Venite pues, gonorrea, que te quiebro', ya no tengo dudas: ahora estoy con Juan Manuel y estoy dispuesto, incluso, a darle varias ideas a J.J. Rendón, así algunas de ellas sean legales, no importa: él sabrá cómo darles la vuelta.

No nos engañemos: hay varios errores que cometió la campaña santista, como la elección de la fórmula vicepresidencial. Angelino no aportó nada. El programa 'Belfo vota belfo' fracasó y es momento de reconocerlo con grandeza. El belfo honorable, como Ricardo Henao Calderón, está con Mockus. Y ni siquiera el arquero Juan Carlos Henao quiso adherir: tras su operación maxilofacial, dijo que ya no se siente representado por Angelino, sino por Fajardo, su colega del DIM.

A los electores tampoco les ha gustado que, en plena campaña, Santos insista en su cambio de sexo. Espero no aburrirlos con mi tesis, pero la responsabilidad de un columnista es abrir los ojos de la opinión, ya que los de Juan Manuel no se pueden abrir: le quedan apenas dos rayitas mínimas que sobreviven a la creciente inflamación del párpado, y que explican su visión estrecha de las cosas. ¿Creen ustedes que esos ojos están así porque el doctor Santos es sensible y a veces llora por las víctimas de los 'falsos positivos'? ¿No se dan cuenta de que, desde Jaque, el candidato cree que las operaciones lo catapultan? En eso Juan Manuel ha sido algo inmaduro. Vive obsesionado con arrebatarle a Noemí todo lo que pueda: congresistas, momias, el voto femenino. El género.

Mientras todo eso sucede, la marea verde asciende impasible. Algunos dicen que en el debate de El Tiempo y La W a Mockus le fue mal. A mí no me parece: sobrevivió a un ataque de tos que duró dos horas, y no más por eso su balance de esa noche es positivo. Además capturó el voto tísico. Y por primera vez fue claro: todos entendimos que tenía tos. Ahora bien: ese episodio sirvió para demostrar que los demás candidatos son expertos en hablar, pero nunca pasan a los hechos: todos lanzaron teorías durante media hora sobre lo que harían con la salud en sus gobiernos, pero ninguno fue capaz de ofrecerle al profesor un Halls mientras agonizaba. ¿Quién ganó ese debate? ¿Petro? ¿Pardo? ¿Robitussin? Yo diría que Petro, a quien esta vez Venus Albeiro, su testículo izquierdo, no le molestó. Pero los invito a que nos pongamos la mano en el corazón y digamos si es viable un país en el que el candidato destacado se viste con traje beige y dice "hágamen un favor" y "tú me dijistes". ¿Cómo se iría vestido a la posesión? ¿De bocadillo? ¿Está preparado el país para algo semejante?

Pero regreso a la campaña de Santos, de la que ahora hago parte, y sigo con mi diagnóstico: a mi juicio, nos faltaba un gerente para el juego sucio. Lo mejor que habíamos logrado hasta ahora era lanzar la tesis de que Mockus extraditaría a Uribe al Ecuador, lo cual era bastante inverosímil: cualquiera sabe que Antanas no le haría eso al pueblo ecuatoriano.

La verdad es que la guerra sucia debe hacerse con mucha más seriedad. No se trata de sacarle en cara al candidato verde que vivió mucho tiempo con la mamá. Hay que ir más allá. Por eso aplaudo la contratación de J.J. Rendón, un hombre capaz de hacer un montaje con Mockus y unas prostitutas para desprestigiar a Mockus, y otro con Angelino y unas prostitutas para desprestigiar a las prostitutas.

Ahora bien: con humildad quiero ofrecer un aporte al doctor J.J., y es este: si de verdad quieren manchar la campaña verde, existe una fórmula infalible: adherirla. Unirse a ella. Llenar el Partido Verde con gente de La U. Que Peñalosa tenga que saludar a 'Noño' Elías, Fuad Rapag, José Obdulio y los hermanos Olano con la frase "tú también ayudaste", con que se identifican los mockusistas. Que Juan Manuel utilice el lápiz de la campaña como si fuera un lápiz para los ojos. Que 'el Pincher' Arias cambie el girasol por una palma de cera. Que al ejercicio de confianza que hace Lucho con Mockus, y que consiste en dejarse caer para atrás en los brazos del otro, se integre 'el Gordo' Bautista: cuando Mockus reciba esos 130 kilos de sobrepeso va a quedar aplastados en el piso, y ahí Juan Manuel puede tomarse el partido, ganar las elecciones y visitar con su equipo la bóveda del Banco de la República para bendecirla, como prometió hacerlo el mismo Antanas en el debate en que por poco se asfixia: quiero ver a Name, a Piedad

Zuccardi, a Aurelio Iragorri, al mismo J.J. entrando allá, a esa bóveda, para que todos podamos dormir tranquilos.

Me sumo, pues, al candidato de La U. Le llegó la hora a la mujer. Vote por Santos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.