Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2010/07/17 00:00

    Al borde de un ataque de nervios

    La presencia de guerrilleros en Venezuela no es nueva, pero el gobierno saliente está usando la información para crearle un hecho político al nuevo presidente.

COMPARTIR

Un calendario, símbolo de que todo tiene un final, adorna la página oficial de la Presidencia de la República. Lo pusieron en broma para marcar la cuenta regresiva de la administración mientras avanzaba a toda máquina el plan de aprobación de un tercer periodo consecutivo para Álvaro Uribe mediante un referendo tramposo, de acuerdo con la confesión de uno de sus promotores y numerosas evidencias públicas. El chiste ahora no produce risas en la Casa de Nariño.

El inexorable almanaque ya anuncia que quedan menos de 20 días para que termine la prolongada Presidencia.

El gobierno saliente empieza a mostrar síntomas de crisis nerviosa. El sucesor, elegido con evidente ayuda oficial, ya no les parece lo suficientemente uribista.

Les preocupa, por ejemplo, que haya designado como ministro de Agricultura a Juan Camilo Restrepo. Y no porque sea un izquierdista, porque evidentemente no lo es. Se trata de un conservador convencido. Lo que les causa angustia es que un hombre honesto como Restrepo revise las actuaciones de sus dos antecesores.

Por ejemplo, el programa Agro Ingreso Seguro no se desprestigió -como pretende la propaganda oficial- por la acción de diez aprovechados. Por el contrario, AIS fue diseñado para subsidiar a los más ricos y favorecer -de paso- a financiadores de las campañas políticas de Uribe, incluyendo la de la recolección de firmas para su fallida segunda reelección.

La operación de ayudas cruzadas con recursos públicos se repitió en menor escala en la campaña de Andrés Felipe Arias por la candidatura conservadora. El viernes anterior, el Fiscal General le dijo a Juan Carlos Giraldo de Noticias RCN que la justicia ya tiene evidencias de que dineros de beneficiarios de Agro Ingreso Seguro engrosaron las arcas de campañas políticas.

Pero ahí no acaban los miedos. El Ministerio de Protección, que agrupó las antiguas carteras de Trabajo y Salud, le deja el peor legado social al país. En lo que tiene que ver con trabajo, entrega el mayor índice de desempleo de América Latina. En lo relacionado con salud, la más grande crisis de la historia.

El ministro saliente, Diego Palacio, haría bien en explicar por qué tuvo que declarar la emergencia para atender los problemas de un sector que ha manejado durante siete años. ¿Por qué dejó llegar las cosas a ese estado si desde el comienzo del gobierno él estuvo vinculado a la administración y desde marzo de 2003 es titular de esa cartera? Difícil entender también el descomunal crecimiento de intermediarios como Saludcoop y sus satélites, mientras la salud en Colombia agoniza.

Tampoco está tranquilo el ya casi ex presidente con la llegada de María Ángela Holguín a la Cancillería. Tal vez porque ella renunció a la Embajada en Naciones Unidas cuando su gobierno le llenó la misión de hijos de caciques políticos.

Desde que se hizo pública la designación de la próxima Canciller, la palabra diplomacia se volvió peyorativa en el discurso del mandatario saliente. Ahora va acompañada de adjetivos como "cosmética", "babosa" e "hipócrita".

La presencia de guerrilleros colombianos en Venezuela no es nueva, pero el gobierno saliente está usando ahora la información para crearle un hecho político al nuevo Presidente que le impida la aplicación de una estrategia diplomática para manejar el asunto.

Uribe sabía de la actividad de las Farc y el ELN en Venezuela desde los albores de su gobierno. Aún así, le pidió a Chávez en 2007 que mediara para un intercambio humanitario.

Curiosamente, cuando el entonces ministro de Defensa Santos se atrevió a decir que eso le creaba un gigantesco espacio a Chávez que antes no tenía, fue desautorizado a través de comunicado de la Casa de Nariño por afectar "la dirección de las relaciones internacionales de Colombia".

El presidente Uribe quiere seguir gobernando después del 7 de agosto y siente que tiene el derecho de hacerlo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.