Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/07/21 00:00

Al fin qué: ¿Despejar sí es tan grave?

¿Qué diríamos desde Bogotá si para efectuar el intercambio humanitario, las Farc solicitaran el despeje de Chía y La Calera?

Al fin qué: ¿Despejar sí es tan grave?

Hace un mes preguntaba en una columna: ¿Presidente, despejar Pradera y Florida es tan grave?

De su parte nunca recibí respuesta a mis inquietudes, que incluían la consideración de que los 45 días que piden las Farc para el despeje de esos dos municipios con el objeto de efectuar el intercambio humanitario, no son comparables con los tres años que duró el despeje del Caguán, y la seguridad de que el Ejército, pasado ese tiempo, está en perfectas condiciones de retomar el manejo de la zona despejada.

Lectores muy conocedores de la región me citaron esta semana, mapa en mano, para plantearme unos argumentos en contra de mi tesis, y con mi columna anterior subrayada, procedieron a explicarme por qué. Aquí reproduzco sus inquietudes.

"¿Sí será cierto que despejar Florida y Pradera es tan grave"? (SEMANA, julio 2").

Sostienen que sí. Primero por su cercanía de Calí: en promedio, ambos municipios se encuentran a unos 30 kilómetros de la capital vallecaucana. En las cercanías operan el Batallón Codazzi, con sede en Palmira, y el batallón de alta montaña, con sede en La Diana, que quedarían maniatados 45 días. Ni un helicóptero podría sobrevolar cercanamente la zona sin que las Farc alegaran incumplimiento del despeje y amenazaran con abortar el intercambio. Los cosecheros de caña quedarían sin amparo. Mientras tanto, las Farc aumentarían los lazos de familiaridad con los habitantes, a quienes necesitan urgentemente como fuente de abastecimiento logístico. Y preguntan mis fuentes: ¿Qué pasaría si para entregar a los secuestrados las Farc piden el despeje de Chía y La Calera? Desde Bogotá, el despeje equivalente de Pradera y Florida importa un comino. Para Cali es gravísimo. Y además, porque la zona es un corredor que eslabona al norte y al sur de la costa Pacífica.

"El Ejército estaría en perfectas condiciones para retomar la zona". Me explican que no es cierto. La zona es de muy difícil acceso aéreo por una gruesa neblina, además de ser supremamente quebrada.

"Dicen que las Farc escogieron Pradera y Florida porque tienen enterradas unas guacas…".

Me explican que las tales guacas son inmensas plantaciones de amapola y de coca que valen una fortuna, y que precisamente por ser la zona tan quebrada, y tan densa la neblina, no son fácilmente fumigables desde el aire. Aunque se las arreglan para explotarlas, la presencia del Ejército que cuida a los cosechadores de caña no les permite andar a sus anchas.

"¿Por qué no concederles ese despeje de 45 días, a cambio de la libertad de los secuestrados?". Me explican que por las condiciones de la zona, es absolutamente imposible que por tierra las Farc puedan cumplir con la promesa de entregar en 45 días a decenas de secuestrados trasladándolos por tierra, muchos de ellos enfermos de lesmaniasis, paludismo y demás enfermedades tropicales, desde lugares geográficamente quizá muy remotos, y además arriesgándose a pasearlos en medio del Ejército por el país no despejado. Me aseguran que eso es un gran cañazo de las Farc. Habría que hacerlo en helicóptero, lo cual involucra en el famoso despeje otras zonas del país. Lo más probable es que al cabo de los 45 días se alegue la imposibilidad de efectuar ese traslado en el término pactado, alegando cualquier disculpa, y que ante el esfuerzo de haber efectuado el despeje y la presión de los países amigos presentes para el intercambio, los 45 días se vuelvan 90, y luego 120, y así sucesivamente. Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿por qué no hacer el último esfuercito de la prórroga? En eso sí que son campeonas las Farc. Son muy pocos los precedentes, para no decir nulos, de que cumplen sus promesas.

Adicionalmente, hay un dato muy curioso. Los países amigos propusieron un despeje parcial, no en el casco urbano, de 184 kilómetros cuadrados entre los dos municipios. El gobierno aceptó la propuesta y las Farc la rechazaron. Ellos quieren los municipios despejados: no les sirve una zona semidespoblada. ¿Por qué? ¿Qué es lo que hace de Pradera y Florida dos puntos de honor? Eso no puede ser solamente testarudez senil de 'Tirofijo' ni un capricho pendejo de sus estrategas. Si realmente existiera el interés del intercambio, la zona del despeje sería lo de menos.

Por lo cual la última conclusión es infalible.

Si para las Farc es tan importante obtener el despeje de Florida y Pradera, para el gobierno tiene que ser correlativamente muy grave concederlo.

ENTRETANTO… ¿Por qué, al contrario de lo que pasa cuando sube, no ha salido ni una sola persona a decir que las encuestas en las que baja el presidente Uribe están mal hechas?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.