Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/07/29 16:33

    Salud y sostenibilidad

    En cumplimiento de la ley Estatutaria en salud, el Ministerio está preparando una propuesta que elimine el POS (y el no POS), y permita pagar solo por las tecnologías que agregan valor.

COMPARTIR

Todos los sistemas de salud, sin excepción, enfrentan problemas de sostenibilidad. Las causas son conocidas: la presión tecnológica (un tratamiento típico de cáncer colon, por ejemplo, cuesta hoy 20 veces más de lo que costaba hace 15 años), la presión demográfica (vivimos más pero pasamos mucho más tiempo enfermos) y la presión socioeconómica (las expectativas y las demandas de la población son cada vez mayores).

En Colombia estas presiones son mayores que en muchos países en desarrollo por un conjunto de razones históricas e institucionales. Primero, nuestra transición demográfica fue muy rápida, “espectacular” en opinión de los demógrafos, lo que implica, entre otras cosas, que la población está envejeciendo muy rápidamente en algunas regiones. Segundo, la (excesiva) judicialización del sistema de salud ha impedido la incorporación racional de las nuevas tecnologías: por un tiempo, por casi diez años, pagamos por todo lo nuevo a cualquier precio. Y tercero, el gasto de bolsillo es muy bajo, el menor de toda la región, lo que lleva, en algunos casos, al sobreconsumo y a abusos sistemáticos. Lo que nada nos cuesta.

Las observaciones anteriores no son especulativas. Todo lo contrario. Han tenido ya consecuencias gravosas. La incorporación desordenada de nuevos medicamentos (el no POS en la jerga del sector) causó una crisis financiera que no se ha resuelto plenamente. El crecimiento del no POS es culpable, en buena medida, de las deudas acumuladas y el deterioro patrimonial de muchas empresas del sector. No es la única causa, pero sí causa la preponderante al menos en el régimen Contributivo.

Para asegurar la sostenibilidad del sistema de salud, el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos, en cabeza del Ministerio de Salud y Protección Social, ha puesto en práctica una serie de medidas, y ha propuesto otras para la discusión y el análisis. Las medidas son de tres tipos. Primero están las medidas de control de gasto: la regulación de precios de medicamentos, la eliminación de barreras innecesarias para el registro de biosimilares, la evaluación sistemática del costo-efectividad de las nuevas tecnologías (algunas cuestan mucho y aportan poco) y, más recientemente, la simultaneidad de los procesos de registro sanitario, regulación de precios y estudios de costo-efectividad.

En segundo lugar están las medidas que tienen que ver con la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad. El Plan de Desarrollo plantea, por ejemplo, la definición de nuevos modelos de atención enfocados en la atención primaria y el fortalecimiento de la gestión de riesgo. Así mismo, el Ministerio ha propuesto gravar algunos bienes de consumo asociados a un mayor riesgo de sufrir enfermedades crónicas no transmisibles. La propuesta recoge las experiencias de varios países y tendrá que ser estudiado en un contexto más amplio, que trasciende sus efectos sobre la salud pública.

Por último, en cumplimiento de la ley Estatutaria en salud, el Ministerio está preparando una propuesta que redefina el paquete de beneficios, elimine el POS (y el no POS), y permita, al mismo tiempo, pagar solo por las tecnologías que agregan valor. Los sistemas de salud tienen que tener, por decirlo de alguna forma, capacidad de discernimiento: deben incorporar solo las tecnologías costo-efectivas, las que contribuyen decididamente a la salud y el bienestar a un precio razonable. En la medicina moderna existe, muchas veces, un divorcio entre valor y precio: muchas tecnologías cuestan mucho y aportan poco.

La sostenibilidad no es un capricho. Los sistemas de salud insostenibles son también sistemas injustos, en los cuales unos pocos reciben mucho y la mayoría recibe muy poco. En el mediano plazo, sostenibilidad es sinónimo de equidad. Con este convencimiento, el Ministerio seguirá impulsando un conjunto de medidas que buscan un único objetivo: el buen cuidado de los recursos para el bienestar y la salud de todos.

*Ministro de Salud y Protección Social
Columnista invitado
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.