Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2012/02/08 00:00

    ¡Alerrrtaaa Colommmbiiiaaa…!

    Necesitamos gobiernos que no alerten, sino que resuelvan las alertas.

COMPARTIR

Alerrrtaaa... se oye en la Cariñosa y se escuchan, con el sonsonete de don Cristóbal Américo Rivera, noticias Rojas especialmente populares y, en muchos casos, sustraídas de los juzgados de Paloquemao o de la Modelo.

Alerrrtaaa… ¡se erizan carnitas, huesitos y musculitos!

Alerrrtaaa… capturados con la Capital en sus cuentas bancarias alias el jefe y la doctora; volvió a atacar sicópata de la bicicleta en Kennedy; paisa impUtado, con twitter en mano, Granados en bolsillo y megáfono al hombro, no contesta llamadas; en fotografía policial de bosa aparece niña que habría muerto años atrás; loquito desfachatado se pega sU corrientazo en marcha estudiantil; hasta el lunes tendrán plazo tumbados por DMG para cobrar chichiguas; en barbería bogotana lanzan acido úrico a diestra y sin… no…, ¡solo a diestra!, contra altos funcionarios públicos santistas.

¡…Qué susto mano!...

Para olvidar esta encrucijada podemos pasar a Sábados felices para ver el Noticiero Alerta Colombia, “el de la cruda realidad” -según Juan Ricardo Lozano-. Con el patrocinio de calzoncillos Vicky Dávila, para que la cosa siga moviéndose, presentamos el noticiero alertaaa… Atención: increíbleee… encontramos un barrio más peligroso… tan peligroso que allí jugaban ponchado con papas explosivas. Atención: insólitooo tan peligroso que allí no lo recibían a uno con besos y abrazos sino con severos balazos… Servicio social: el cementerio le avisa a la señora Martha que por favor pague la última cuota de la lápida de la abuela o si no van y la levantan…

¡…Qué risa mano!...

Alertas que convocan, desde la ruda realidad -sin la c que pone Lozano, el humorista-, a examinarnos para enfrentar un vocablito que arrastra en lo institucional y en lo social: fallido.

En lo institucional ya que, más allá de mantras y karmas, se demanda efectividad. Es extraño que, en medio de circunstancias sociales, políticas, económicas y naturales que desnudan nuestro tercermundismo, sea el gobierno quien alerte. Para la muestra: que manos negras amenazan desplazados que buscan recuperar tierras; que el aeropuerto El Dorado se va a inundar por los aguaceros; que los corruptos paguen escondedero pues, con todo lo robado, son objetivos de alto valor; que la reforma a la justicia no es la mejor… ¡y si resulta absolutamente mala probablemente la retiramos! Las decentes maneras deben ir acompañadas, administrativamente, de durables resultados. En la Biblioteca del Congreso reposan Memorias Gubernamentales, más literatura de ficción legal que efectividad real, en las cuales viven felices ácaros y moho. Para dar el brinquito en este charco de aguas sucias que deja el invernal contubernio corruptor ilegalidad-política-autoritarismo, necesitamos gobiernos que no alerten, sino que resuelvan las alerrrtaaasss.

En lo social porque es terrorífico, con cifras y todo. Ojo: insolidaridad ante la constante crisis humanitaria; oportunismo reactivo y esporádico frente a situaciones inhumanas; desconfianza y violencia en la convivencia ciudadana; ninguneo permanente desde arriba y sometimiento servil desde abajo; prejuicios peligrosistas dirigidos a pobres, negros, indígenas y diferentes; superstición existencial al son de novenas y Divinos Babys, pastores brasileños y posesos, brujería radial y televisiva, agüeros decembrinos, telenovelas diarias, realitys salvajes y chance popular o baloto clase media; discursos normativos de quienes no aplican; anomia frente a abundancia regulativa; excepciones normativas como regla general; mentirillas, conejos y pistola en promesas y compromisos “eternos”; banqueros leoninos muy “ejecutivos” e “hijoetutas”, caridad de billetera e indulgencias con camándulas ajenas; consumismo innecesario, medio mafioso y al fiao, ¡Apúntelo vecino! ¿A cuántas cuotas, Señor?, entre otras.

Alerrrtaaa… se pone la piel de gallina como cuando observe, boquiabierto, a las mestizas caleñas del Beverly Hills criollo con esclavas incluidas o leí la entrevista que el EXCMO. SEÑOR Yo, José Gabriel, Embajador en México, concedió a la Duzán.

*Profesor del Departamento de Ciencia Política de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Pontificia Universidad Javeriana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.