Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2013/10/25 00:00

    ¡Alerta! Prohibido enfermarse

    ¿Será que con la nueva Ley de Reforma a la Salud sus defraudadores saldarán las cuentas pendientes con la Justicia?

COMPARTIR

¿Será que los delincuentes de cuello blanco, que han venido saqueando los Recursos de la Salud, como si fuese plata de su bolsillo, quedarán absueltos con la nueva Ley? Esta y muchas otras preguntas sobre tema tan delicado las debemos trasladar al Señor Ministro de Salud, y a los Organismos de Control, antes que sea sancionada. 

Sería inconcebible que la mencionada reforma, para quienes han venido causando estragos, se convierta en un pasaporte a la impunidad, es decir, que todo se quedará en el aire y las miles de víctimas causadas por semejante epidemia de corrupción administrativa en todos sus niveles, queden sepultadas con la simple lápida del olvido y sus expedientes archivados en los anaqueles polvorientos de la Justicia. 

Pero además analicemos con cabeza fría, que va a pasar con los hospitales, que en su mayoría se encuentran en quiebra, muchos de ellos desvencijados y desmantelados en sus equipos de trabajo, por culpa de los saqueos y robos a que son sometidos por sus propios administradores y dependientes.   

Existen casos tan aberrantes de funcionarios de la salud, con sueldos inferiores a los dos millones de pesos, pero que después de un mínimo tiempo de estar vinculados, amasan fortunas tan impresionantes que a simple vista saltan los delitos de: robos,  chanchullos, saqueos, peculados y contratos leoninos y amarrados.  

Por todas estas razones, querido ciudadano, aunque la nueva Ley de Reforma ya empezó su trámite en el Congreso de la República, - gracias al aumento de casi ocho millones de pesos, - por no decir soborno,- que les hiciera el Presidente Santos, contrariando un fallo del Consejo de Estado-;  antes de enfermarte piénsalo dos veces, no se te olvide que la salud en nuestro País, más que en cuidados intensivos, está colapsada desde hace mucho tiempo, y últimamente negociada por su clase dirigente, que con la tolerancia del Gobierno, no les importa que los pacientes continúen muriendo  en las puertas de los hospitales.

Fueron varios los Senadores y Representantes que desde el principio del trámite de la nueva Ley, se declararon impedidos por conflicto de intereses, puesto que, tienen parientes vinculados como altos funcionarios en las EPS, y lo más vergonzoso, muchos de ellos, son socios activos de dichas entidades o han recibido donaciones para sus campañas políticas directamente o a través de terceros.

El paseo de la muerte se volvió tan común, que los noticieros ya poco se ocupan de esta noticia. Si hacemos un recorrido por varios hospitales del País, encontramos casos desgarradores de familias que han perdido a sus seres queridos por falta de asistencia médica y hospitalaria.   

Mientras los dueños de las EPS, galopan como reyes en los potros endémicos y famélicos de las enfermedades de millones de Compatriotas, que  muchas veces luchan para conseguir una cita médica; tienen que madrugar con su enfermedad a cuestas a las tres de la mañana, para que finalmente se las programen para los treinta o sesenta días siguientes, sin importar la gravedad de su enfermedad. 

Si están muy de buenas y es medicina general, les recetan aspirinas, y otras pastillas para entretenerlos y así evitar que protesten por la pésima atención del servicio. 

Si desgraciadamente la cita es con el especialista, es algo imposible de conseguir, puesto que, este tipo de profesionales son tan maltratados por los gamonales de la salud, que se han dedicado a otros menesteres, y por tal razón se ausentaron de los hospitales y centros de salud. 
En síntesis, querido ciudadano, la salud en nuestro País, se encuentra secuestrada por la corrupción: privada y oficial. Las EPS, están hasta el tope de deudas con los hospitales, miles de ellas y después de muchas piruetas, las hacen aparecer como impagables. 

La ley de reforma a la salud, que se está tramitando en el Congreso de la República, dada la magnitud del problema, no dejará de ser paños de agua tibia y su puesta en marcha si es que esto ocurre, se demorará como mínimo dos años, así se diga que es a partir del 1º- de enero de 2014. 

Dentro de las novedades que se dice tendrá la nueva Ley, está la creación de Salud Mía, que administrará 40 billones de pesos anuales; la conversión de las EPS,  en gestoras de salud; el nombramiento de los directores de los hospitales por los Alcaldes, y el plan obligatorio de salud, el cual se hará extensivo a todos los Colombianos. 

Sin embargo, toca esperar que termine el trámite Legislativo, para que pase a sanción presidencial, luego vendrá su reglamentación y puesta en marcha, si es que no es demanda ante las Altas Cortes, por el sinnúmero de falencias, altibajos e inconveniencias que se han presentado en su trámite. 

Por lo pronto querido ciudadano, queda totalmente prohibido enfermarse, a no ser que dispongas de los millones de pesos necesarios que costará un tratamiento particular. 

Son varias organizaciones de la Salud, que se encuentran inconformes con la nueva Ley, puesto que no consulta sus intereses profesionales y por lo tanto están preparando marchas de protesta para fines del presente mes. 

urielos@tlemex.net.co 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.