Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2015/07/24 18:44

    Universos paralelos

    Para ganar nuevos adeptos, es urgente cambiar el discurso de la Paz.

COMPARTIR

Hace unos años salió al mercado un libro de psicología que alegaba que los hombres son de Marte y las mujeres de Venus. La obra, que tuvo gran acogida en el público y se convirtió en un bestseller mundial, resaltaba las diferencias de percepción entre los géneros.  La tesis central era que por convivir en dos planetas distintos con hábitats y costumbres únicos eran previsibles las dificultades de comunicación y la tergiversación de los mensajes de lado y lado. Y que por esa razón, era fundamental adaptar tanto la forma y el fondo de lo que se transmitía para evitar malentendidos.
 
A veces parece que el gobierno y los defensores a ultranza del proceso de paz, entre ellos la llamada comunidad internacional, habitan Marte y los escépticos y críticos de las negociaciones con la guerrilla, Venus. La comprensión mutua es nula. Es como si hablaran dos idiomas diferentes. Lo que para los primeros son avances, para los segundos son concesiones a las FARC.

Esas visiones diametralmente contrarias a la realidad salieron a relucir esta semana. El gobierno, a quien corresponde recortar las distancias por ser el dueño del proceso, se muestra renuente a cambiar su discurso que es el mismo de hace tres años: la paz está cerca, nunca hemos avanzado tanto con las FARC y la comunidad internacional está con nosotros. Cualquier crítica o es por terquedad (el ex presidente Uribe) o por fanatismo (el procurador Ordóñez) o por ignorantes (el resto de nosotros). El símil con la Patria Boba es evidente.

En este universo paralelo, todo temor es infundado. El cese al fuego unilateral, una panacea sin riesgos. Olvidan que las FARC son ante todo una organización mafiosa. Como mafia gobiernan con terror y con la amenaza de imponer la lealtad por la fuerza. No necesitan actuar. Con sólo su presencia, infunden temor en las regiones apartadas. Por eso eso les favorece tanto el desescalamiento del conflicto sin concentración de sus hombres. No es gratuito que el anuncio del cese al fuego coincida con la rotación de regreso al país de 17 de sus negociadores de La Habana. Y la paz no llega.

Los seguidores del proceso destacan que en "sólo" tres años se lograron varios acuerdos interinos con las FARC. Más que nunca. Omiten tres datos claves: Colombia lleva negociando con esa guerrilla por más de una década (1982-85, 1991-92, 1999-2002, 2012-2015), las FARC dejaron salvedades en los tres primeros puntos de La Habana y finalmente, que ningún acuerdo hasta ahora afecta los intereses estratégicos de ese grupo narcoterrorista. Y la paz no llega.

Me parece bien que la comunidad internacional apoye el proceso, pero no me ilusiono. Históricamente, ese respaldo desaparece después de la foto de la firma o incluso antes. El ex presidente Uribe hizo hasta lo imposible para satisfacer la obsesión francesa por Ingrid (liberó al llamado canciller Fariano Rodrigo Granda, entregó las llaves de la paz a Hugo Chávez) y poco le sirvió a Colombia.

Existe una percepción arraigada dentro de los impulsores del diálogo con las FARC que la oposición se reduce a dos personas - Uribe y Ordóñez- y que con callarlos y atacarlos, Colombia entera vería el ansiado paraíso. Craso error confundir a los mensajeros con el mensaje que representan: la desconfianza absoluta de la sociedad en las FARC. Porque en lo único que se diferencia la guerrilla de la mafia, es que lo segundos si cumplen su palabra.

Los estudiosos de la política dicen que para ganar cualquier contienda, el apoyo de las bases no es suficiente. Más aun en un asunto tan crítico como un acuerdo con un grupo ilegal armado. Quizás sea el momento de hablarle menos a los fieles y más a sus otros compatriotas colombianos. Incluso si parecen de otro planeta.
 
En Twitter Fonzi65
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.