Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/04/18 09:19

Ahora sí: San Andrés es Colombia

El gobierno está siendo reactivo y cree falsamente que resuelve los problemas viajando a la isla cada vez que estalla uno, o cuando desde La Haya nos muestran los dientes de Daniel Ortega y los que gobiernan Managua.

Álvaro Jiménez. Foto: Semana.com

La realidad muestra que San Andrés y su gente pertenecen a Colombia. Además de las noticias que llegan de la isla sobre narcotráfico, extorsión, Bacrim, presos y muertos, ahora vemos fotografías con quema de llantas y bloqueo de las vías como si en San Andrés hubiese paro agrario al igual que en Boyacá, las marchas de la Dignidad Cafetera en Caldas o bloqueos por la erradicación cocalera como en el bajo Cauca Antioqueño. Es decir les llegaron todos los males nacionales. (Ver: http://goo.gl/S2Q13n)

Las discusiones en la Corte de La Haya parecen una tontería y las ambiciones de Nicaragua juego de niños. Que no se llamen a engaño los Neo Sandinistas que gobiernan en Managua. Más allá de Corn Island y Corn Island Little, su bandera y su forma de gobierno, no estarán en ninguna otra isla caribeña. Como lo muestran los hechos y no las disquisiciones jurídicas, San Andrés es Colombia.

Congresistas acuciosos que ahora se sienten caribes y el viceministro del agua han viajado por estos días al aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla de la isla, para entre la brisa marina atender las protestas y los negocios: “Es importante resaltar que la operación turística no se ha visto ni se verá afectada por esta situación. En este momento, el sistema de agua garantiza la prestación del servicio al sector norte de la isla. Los hoteles, comercios y las residencias de esta zona tienen servicio normal de agua por lo que el turismo no se verá afectado de ninguna manera” afirmó el viceministro de Agua Carlos Correa en su reciente visita a San Andrés. (Ver: http://goo.gl/zW6V5t)  Las declaraciones del funcionario explican las lógicas del gobierno nacional: lo importante es la plata y el mantenimiento de los grandes negocios hoteleros. Del sur de la isla, de sus habitantes históricos y la crisis del agua en esa zona no dijo ni mu.

El Archipiélago ha sufrido y sufre de todos los abusos, muchos raizales ven a los colombianos continentales de la manera como han actuado los gobiernos: como colonizadores de potencia extranjera. Se han visto afectados por el sobre poblamiento, el maltrato y desconocimiento de la cultura y la población raizal, la sobreexplotación del recurso hídrico además por la corrupción de los politiqueros y los ‘traquetos’ del pasado y del presente. El problema viene de décadas atrás y por ello entre otras muchas razones, la opción más eficiente es entregarle autonomía a los raizales, no bastan el censo ni la tarjeta que se otorga para el ingreso al archipiélago. Aunque suene brusco, debe repatriarse familias continentales de la isla, reordenar los negocios cobrando un alto impuesto a los propietarios no isleños e incentivar los negocios en manos de raizales, hacer de San Andrés una región autónoma en materia política, administrativa con alcances de estado libre asociado. En San Andrés debe concretarse la ilusión de paz territorial si queremos impedir la destrucción del archipiélago. El gobierno está siendo reactivo y cree falsamente que resuelve los problemas viajando a la isla cada vez que estalla uno, o cuando desde La Haya nos muestran los dientes de Daniel Ortega y los que gobiernan Managua. Por lo demás, no nos preocupemos, los isleños están tan claros de su preferencia que cuando los turistas les indagan en relación con los reclamos de Nicaragua,  responden que prefieren a Colombia por ser un país más rico que el de Daniel Ortega. Más colombianos no se puede.

@alvarojimenezmi

ajimillan@gmail.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.