Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/03/21 09:23

    La misma perra con distinta guasca

    El camino será largo y en vez de bravatas, se debe dar curso a la negociación de un tratado con Nicaragua abandonando la arrogancia, el clasismo y el odio que la elite le tiene al ortegachavezcastrismo, como dirían los que siempre dicen.

COMPARTIR

Estoy seguro que me dirán apátrida. Que alguno hará notar que como parte del Frente Sandinista en el 78 y 79 combatí el somocismo y quien sabe cuantas cosas más dirán, pero lo cierto es que la manera como ha asumido este Gobierno el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) es irresponsable y refleja muy bien la lógica de quienes dirigen el Estado. Igualmente es terrible ver la camada de áulicos de opinión y periodistas, que desde que inició este Gobierno no guardan epíteto para quienes huyendo de las acusaciones de la Fiscalía colombiana, reniegan del sistema que los juzga a fin de escapar de sus decisiones. Pues señoras y señores, eso es lo que esta haciendo el Gobierno de Colombia frente al mundo con sus declaraciones patrioteras, altisonantes y con su retiro de la CIJ. Puro espectáculo para salvar el cuero.

En los círculos de poder que todo lo deciden, alguien debe llamar las cosas por su nombre. Hay que ser serios y asumir. Colombia debe permanecer en la jurisdicción de la Corte porque es la instancia que aceptamos. Ante la que acreditamos un bulto de abogados vencidos hoy en el proceso, y ante la que argumentamos nuestro punto de vista soberanamente. Como el fallo no nos es favorable entonces sale el Presidente a gritar desde San Andrés, como si el rumor del mar permitiera que en la orilla Nicaraguense lo escucharan que: “la soberanía la defendemos hasta la muerte y hasta el último centímetro”. ¿Quiénes? ¿Los que llevamos 50 años y más empantanados en esta miseria de violencias mientras vendemos todo? ¿Los que brincan cada vez que se les sube el impuesto para hacer unos puentes, carreteras o dar salud a los más vulnerables?

Hay que asumir el resultado ante la CIJ e ir a defender los puntos de vista de Colombia como un estado responsable. De lo contrario nos juzgaran como a reos ausentes, es decir, como a Andrés Felipe Arias, a Luís Alfonso Hoyos y siga por ahí. Reclamamos ser un estado moderno y el gobierno dedica equipos a preparar nuestro ingreso a la OCDE. ¿Con que cara? Se podrán esconder la irregularidad laboral, camuflar por un tiempo las violaciones de DDHH en medio del proceso de fin de la guerra con las FARC. Pero, negar la jurisdicción internacional que hemos aceptado antes porque el fallo no nos gusta tendrá consecuencias indeseadas ante una comunidad internacional que reclama fiabilidad jurídica. (Ver).

 Lo que debe hacerse es simple, como un Estado serio debemos analizar el fallo, asumir la derrota y comunicarle al país los pasos a seguir. El camino será largo, y en vez de bravatas se debe dar curso a la negociación de un tratado con Nicaragua, abandonando la arrogancia, el clasismo y el odio que la elite le tiene al ortegachavezcastrismo como dirían los que siempre dicen.

Si avanzamos en la negociación con las FARC, ¿vamos a ser incapaces de hacerlo con Nicaragua, país con el que no hemos tenido guerras, ni muertos, ni viudas, ni desaparecidos, ni motoserrados, ni desplazados, ni coca, ni largos etcéteras de por medio? Estoy convencido que encontraremos un punto de acuerdo o muchos, pero se necesita menos arrogancia, más decencia y especialmente conciencia de que somos una parte en el contexto de un mundo globalizado, que cobra cada vez más cara la tontería de creernos los matoncitos de barrio como cualquier Putin. Esa pose de estar por encima de la ley es la que se nos sale por las costuras de la enfermedad uribista que vive la dirigencia dominante. Esa misma elite, que a pesar de hablar y portarse diferente frente a algunas coyunturas da la impresión de ser la misma perra con distinta guasca.

@alvarojimenezmi
ajimillan@gmail.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?